martes, abril 15, 2008

El dolor.

(Como que me puse nostálgica y autoreferente. La cosa es que tengo que hacer una "tarea" para una astividad que tengo y me releí para ver si me inspiro. Y se me ocurrió subir este post, que es del 23 de abril del año 2006. Pa' que cachen mi ondita hace 2 años atrás, si es que quieren, por supoto)
Ayer leí un reportaje en la revista del Mercurio sobre los paliativos del dolor en la gente que tiene cáncer o sida. Copio textual una frase terrible: "tú importas hasta el último momento de tu vida. Haremos todo lo que podamos no sólo para ayudarte a morir en paz, sino también a vivir hasta que mueras".
El reportaje lo encuentran en emol si quieren leerlo. Yo me quedo con la reflexión del dolor.
¿Se han dado cuenta que uno aprende del dolor? Qué cosa más mala, pero así es. De patúa lo digo y por toda la experiencia vivida. Tuve una niñez preciosa, jugaba, reía, lindas navidades y todo lo que un niño puede recordar con amor. Adolescencia complicada, como todas pienso. Qué cosa más fregada el cambio de la niñez al camino de la adultez. Asi que hasta los 25 años tuve una exitencia existencialista, porque me angustiaban mil cosas, pero no me había pasado nada grave. Hasta que se murió mi papá.
En septiembre se cumplen 8 años de su muerte y ahora que de verdad me siento bien no me reconozco mucho para atrás. Como quien dijera he mutado en otra y ni yo me reconozco en algunas cosas de antes. Ahora no me importa lo que digan de mi, digo las cosas que me molestan de inmediato y hasta en el trabajo saben cuando estoy enojada y me dejan tranquila un rato. No le guardo rencor a nadie pero tampoco tengo la paciencia de antes y si se enojan o "sienten" conmigo no es mi problema porque a veces soy volada o se me olvidan algunas cosas nomás. Y sobre los hombres y sus formas raras de ser (siguen siendo un misterio para mi) hago lo que pablillous me comentó: en la primera cita se sabe. La pura y santa verdad.
He conocido harta gente que lleva el dolor de la mano. Los miro, converso con ellos y cacho, más o menos, cuanto les falta para terminar el aprendizaje. Conozco un sólo caso crónico que prefiere vivir así, inspirando lástima.
Pero aunque yo pueda mirar de "lejos" y cachar al ojo cuanto les falta, cierro los ojos un minuto y me acuerdo del dolor que pasé y puta que es difícil. Cuantas decisiones erradas (incluyendo mi matrimonio), cuantos ataques de angustia, cuantos kilos de más, cuantas preguntas sin respuestas. Y ahora estoy bien, contenta con mi vida y llena de gente que quiero y que me quiere.
Vale la pena el dolor. De verdad que uno le encuentra sentido.
Un abrazo apretado para crimson y su mujer.

19 comentarios :

escorpiona dijo...

Es increible lo que el dolor te hace crecer y aprender en la vida, ¿seria diferente ahora de no haber pasado por ellos?...
Un rayito de sol para ti.

la granjEra dijo...

si es verdad, uno aprende

me quedaria con una educacion mas dulce,
pero uno no elije eso....

saludos furiOsa
un gusto leerte

El artista integral dijo...

Es brígido el dolor. Sobretodo ese que dices tú en el que uno aprende cosas. ¡Ayayayay! De puro acordarme se me aprieta la guata. Je.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Claro que tiene sentido,lo veo cotidianamente en mis pacientes que me enseñan constantemente.

The yeguas dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Pitufina dijo...

Dolor = aprendizaje

Aunque cuesta entenderlo…

Besos.

LaRomané dijo...

Aprender del dolor es lo màs duro, pero es lo que finalmente lo que màs nos enseña.

Cariños
x0x0x0x
LaRomanè

Crimson dijo...

Me parece que te equivocas al decir que has aprendido del dolor, mas bien a puesto una gran coraza en tu corazon, y eso es evidente solo hay que leerte, no creo que exista un dolor con menor o mayor intensidad, el dolor siempre es profundo, asi como el amor u otros sentimientos, lo que pasa es que uno tiende a percibir de una u otra forma, los sentimientos de otros, creo que el dolor no tiene una etapa final en que uno pueda decir estoy sanado o, este, esta mejor o peor que yo, en un caso en particular, yo a esto le doy una interpretacion religiosa, y tomo el dolor al igual que la muerte, como un misterio de la vida, del dolor lo unico que se puede aprender es a no provocarlo y eso me lo hiciste ver tu.
MUCHAS GRACIAS POR TODO

vertedero dijo...

Cuando cagai duele?

chica canifru dijo...

De alguna manera estamos viviendo cosas parecidas,yo tampoco me reconozco en varias gueas,pero es pa mejor.
El futuro no se como vendra,lo que se es que vamos a estar juntas luchando con el,aunque sigamos aprendiendo a patadas.
Un beso hermenita.

Morena dijo...

Creo q el dolor nos hace humildes y nos hace valorar lo que tenemos en ese momento.

Cariños

Pablillous dijo...

el dolor purifica , enseña, moldea, duele..pero pasa...

besos y gracias por la mencion
besos abombonados

Lluvia dijo...

El dolor nos enseña definitivamente, pero depende de cada persona como "madura" ese dolor!

Te cuento: tube una infancia muy muy bella, establemente en lo emocional y en lo economico, entrando a los 12 años la pase muy muy mal, del cielo al infierno (sin exagerar) te podría decir que pase! Se caen caretas y ves verdades! pero el dolor sufrido te enseña a ver las cosas de otra manera y dependiendo de loq ue ocurre te enseña a ver lo que en vardad importa de la vida :)

Me gusta leer tus post!

Cuidate!

Sabina Atalaski dijo...

Xuxas, socita... na que hacerle, es una Verdad (sí, así con grandúscula). Creo que la forma de avanzar en el aprendizaje, de poder intentar al menos encontrar un poco más rápido la respuesta acerca de qué debo aprender de cualquier situación es cambiar la típica interrogante "¿porqué me pasa esto a mi?" por "¿para qué me pasa esto a mi?"
Me ha resultado.
Cada día te tomo más cariño, na que hacerle.

Edge dijo...

Así es.

Ella es mi hermana.

SalU2
T.

BELMAR dijo...

No coincidimos..., a mi sí me gustan las minas...jejejej... .

RIPNE dijo...

Que sería de nosotros sin el dolor, del cuerpo, del alma...
Lo que pasa es que al final es como dices. Es como la vida que te tocó, debes aprender a ponderarlo, a ceptarlo, a remediarlo, a convivir con él.
No es fácil. Dicen que es tema de años.
Yo creo que es cosa de sentido común, de mirar un poco para el lado y verse uno mismo en el pellejo de otros.
eso te ahorra varias hojas del calendario.
Que estés bien.

Venus dijo...

no conocia tu blog en ese tiempo, pero me siento tan reflejada en lo que escribiste, creo qeu estoy en ese proceso ahora, y estoy cada vez mejor...

Saludos

elalcaravan dijo...

así se dice que con el dolor se aprende, afortunadamente no me han pasado cosas grabes.