viernes, septiembre 12, 2008

Crónicas Chuchetas XLV: El terrible cambio de jato.




Como me cambié de depto a casa hace muy poco, ando el doble de cansada y media agilá, la verdad. Es que antes tenía una rutina y funcionaba terrible de piola. Ahora no, todo cambio. Para mejor eso sí.




Los más felices son mis gatos cerdos, Jacinto y Pulgoso. Obvio que los 5 primeros días andaban cagaos de susto y si no me equivoco pasaron dos días enteros sin comer ni agua ni hacer pichí ni caca. Pero ahora andan por el pasto muertos de la sarri (Pulgoso es un resto tímido pero sigue a su hermano que se jura bacán) y estamos tratando que duerman afuera, aunque igual nos golpean la ventana para entrar.

Lo malo es que Jacinto se ha convertido en el típico gato regalón mega mal enseñado: entra a la casa en la mañana, me maulla a todo hocico, le hago cariño, le doy agua en el lavamanos como le gusta, le rasco la guata, le doy más comida, le abro la puerta, y nada, sigue maullando a todo hocico. Al final nos da la hora de irnos y se va de patá en la raja pa fuera nomás.

Antes me levantaba tipo 7 y cuarto pasaito y si no juera por la autopista jamás hubiesemos llegado a la hora. Ahora me levanto 6 y media y no lo puedo creer que veo el inicio de "En boca de todos".

Claro que por otro lado tengo harto pasto, cielo azul, árboles, ciclovías, gente piola... y arañas. Antes les tenía terror, ahora como que me digo: igual se come otros bichos peores. Asi que si veo una enana no la mato como antes.

Debe ser que como cambió mi rutina en forma tan drástica que he andado cansada y no he visitado a nadie, porque me da lata y no posteo y que tanto. Suena terrible de feo, pero si posteo puras gueas prefiero no hacerlo. Estoy esperando este feriado largo del 18 pa' andar harto en bici, reirme, sacarme fotos, estar con mi familia, terminar de ordenar lo poco que queda y volver a estar como nueva.

También (lo que es entero obvio) tuve que cambiar mi plantilla porque la otra nose que guea le pasó. Y como soy entera agilá pal html, usé una típica y mi contador de visitas de cero.

Vayan a leer a The Yeguas, que están con nuevos columnistas.

El gato de la izquierda es Jacinto, y el de la derecha Pulgoso.

Yao los vemos.

6 comentarios :

Laura Virtual dijo...

Hermosos tus cuchos... y como gatera profesional que soy, te aconsejo que les pongas unas gotitas de aceite en las patas para que no te pierdan... Así lo he hecho cada vez que me he cambiado de casa.
Yo no los forzaría a dormir fuera después del cambio, sino que se acostumbren de a poco y ellos elijan donde quieran estar, siempre y cuando no jodan con sus agudos miaus.
Suerte con el cambio.
Laura

Daniel dijo...

Si a ti te estresó el cambio de casa, imaginate a tus felinos, ellos recién están reconociendo su nuevo territorio. Ah, y mis padres tienen en la casa 2 gatas que son ultra hiper mega regalonas, asi que entiendo lo que pasa con tu gato.
Saludos

PD: Hoy en el Deportero (http://eldeporterochile.blogspot.com) podrás conocer un poco de la historía de la Dimayor.

Venus dijo...

Oye y porque los gatos ahora van afuera? si ellos se criaron adentro y regalones pu! se van a deprimir! pobresitos!!!! acaso vas a tener un bebe que ya no los quieres cerca?

:o)

Saludos!

Mary Rogers dijo...

Me muero de envidia!!! (ya sabes...la envidia sana no existe) Quiero casa otra vez!!!! Llevo menos de un año en el depto y estoy absolutamente apestada.
Los togas ya se acostumbraron a estas alturas, si no se habrían ido así es que no te preocupes.

Disfruta de tus plantitas, tu sol, tus gatos mamones- todos- y nunca vuelvas al "campamento en altura" como dice una de mis vecinas.
Abrazos

Ah...y ¡escribe!

Sabina Atalaski dijo...

Ya ni me acuerdo lo que se siente vivir en casa, hace como 20 años que vivo en depto... una mierda, lo sé.

No seai mala onda con el Jacinto y el Pulgoso... si están acostumbrados adentro, dudo que se acostumbren aJuera...

Teníh que cachar que ahora van a empezar a vivir la ley de la selva y más de alguna vez van a llegar pa la cagá por haberse agarrado por ahí por alguna gata... no les cortíh más las uñas (asumiendo que lo haciai cuando viviai en la cajita). Ahora les van a servir.

Ptas... igual me dieron ganas de vivir "al aire libre", oiga... se oye chori, aunque estíh medio desorientá. Cosa de tiempo no más.

Muchas congratuleichons, la dura. Y saludos pal patrón del fundo.

Selma dijo...

Felicitaciones por el cambio!! vivir en casa es bkn, uno está menos apretada, tenis espacio y todo eso, pero pucha que es pega!!
Te fuiste fuera de Stgo?
Sobre los cuchos, se acostumbran, las mias pasaron de un depto e-na-no a la casa con patio,techos y vecinos y fue fuerte, eso si, les fuimos dando libertad de a poquito... pa que se acostumbren y eso, pero por ningun motivo los dejo dormir afuera, que salgan en el dia pero en la noche no, porque hay gente mala q los envenena... ya me ha pasado y si los tuyos son nuevos y medio patudos mejor los cuidas
nos vimos!