lunes, octubre 11, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXXXXIX: Renuncia.

Sinceramente, no me imagino la vida sin mi hija. Incluso me pregunto cómo antes tuve tanto tiempo libre y no me di cuenta. O que iba a trabajar, llegaba a mi casa, al otro día me levantaba, iba a trabajar y así día tras día y sin sentido. Porque con ella toda la vida tiene sentido y todo vale la pena. Así de juerte es.



Los que me leen de antes ya cachan, la maternidad está hecha de contradicciones. Y de renuncias. Tal como las mujeres que deciden no tener hijos. Claro que ellas renuncian a otras cosas. (No estoy haciendo un juicio de valor, cada mujer es libre de tener o no tener hijos, por siaca, sobre todo para los que tienen problemas con la comprensión de lectura).



Y gueno, estas dos últimas semanas me he sentido frustrada a cagarse.



Ocurre que el Gato tiene una pega que viaja harto harto. Por pocos días, dentro de Chile o a Argentina. Pero justo ahora se jue a un curso a USA. Y puta, cagué con el taller literario durante dos sábados. Chucha, las únicas 3 horas para MI en la semana que soy mamá, dueña de casa y parezco mono tití haciendo miles de gueas. Se preguntarán si no tengo a nadie que me cuide a la mostra por 3 horas. Sí tengo, mi madre. Le paso la mostra a mi mamá y me voy tranquila donde sea, ni la llamo. Pero coincidió con cosas que ella tenía que hacer, onda toda la mala cuea junta. Tampoco pude ir a una cena de ex alumnos, 20 años después de salir del colegio se celebraban. Personalmente no estoy ni ahí con la mayoría de esos gueones, lo único en común que tenemos es haber estado en el mismo colegio, pero justo caché que era la oportunidad de ver a algunas personas que hace tiempo no veo, y estaba reentusiasmada.



Me sentí frustrá a cagarse. En serio, onda amargá y la onda. Pero no como muchos de ustedes -supongo- se amargarán: solos en sus dormitorios sin que nadie los guevee. No poh, amargá y todo tengo que mudar, entretener, dar de comer. Hasta que me dije: mala raja, pa la otra será. Y se me pasó. Igual fue como 1 hora de tener esa sensación asquerosa.



Pa pior el Gato me llamó directo de las Cataratas del Niágara, más feliz que la chucha. Tuve que ponerme feliz por él, porque si justo tuvo la cuea de ir a un curso que le permite conocer lugares que uno como turista no le alcanza ni cagando, bacán. En todo caso llegó con pulentos regalos.



Entonces me di cuenta de todas las renuncias que hacemos las madres. Y todas esas frustraciones una se las mete por la raja por el amor que nos dan nuestros hijos. Pero están allí, latentes.



No sólo renuncié a mi pega (que ni extraño), sino que a miles de cosas. Y como que recién me estoy dando cuenta.



Cosas de la maternidá, supongo.



Yao los vemos.

20 comentarios :

Sandra dijo...

Asi no más es poh niña..
¡¡La de carretes que me he perdido!!. Quiero ir a un gym, quiero volver a estudiar, quiero, quiero, quiero.. Pero mis monas me necesitan, asi que, por ahora, es lo que ellas quieren lo que cuenta. Uno debe dejarse de lado. No siempre eh!!. La prioridad son ellas por el momento..

Saludos!!

escorpiona dijo...

La vida te da un cambio grandote al ser mamá, cambian las prioridades, los tiempos, las horas de sueño, todo, pero cuando ves esos ojitos y esa sonrisa, todo lo vale...
Saludos desde el norte
Chau

Voy y vuelvo dijo...

creo que si querias tomar la bandera de las pobres y abnegadas mamitas sin vida, te guateaste pesado. por todo lo que he leido en tu blog, creo que la responsabilidad de tu hija la asumiste tu, y aunque no creo que asumir el cuidado de los hijos es responsabilidad pura de las mujeres, millones de madres prefieren quedarse en casa con los hijos mientras el marido trabaja. eso fue lo que tu y tu marido decidieron, no? Segundo, talves el gato tiene mas tiempo para divertirse que tu, pero en este momento el cabro esta parando la olla (perdon si suena machista la huea) Son los pros y los contras de ese "sacrificio" de ser padres.

Yo cacho que andai en tus dias y queris alguien que te añoñe, pero seguro que cuando tu marido regrese te contara esas espectaculares aventuras en el Niagara y despues te hara cariñito y vaciara todo el amor que ha acumulado por ti durante este viaje y tu vai a andar con una sonrisa que no te la quitai ni comiendo limon jajaja. Mal que mal, solo a los empleados bacanes los mandan a cursos en IUESEI. Lo mandaron pa Connecticut? que lastima que yo este al otro lado si no lo invitaba a tomarnos unos buenos copetes.

Ahora, me pregunto porque las minas ansian traer crios a este mundo y joden con las bondades del asunto, y despues se angustian cuando no tienen quien se los vea para poder tomarse su tiempo libre? Es medio contradictoria la huea. Aca esa clase de minas abundan y ya siento que estas hueonas planean sobrepoblar el planeta tierra pa puro cagarle la existencia a los demas dejandole el cachito. O sea, si quieren tener vida, no se prenen. Si se prenan, asuman. (esta corre para hombres y mujeres por igual) Por eso concuerdo con escorpiona. Y si quieren ir al gym, llevense al crio con ellas. Aca mucha gente lo hace. Ve? hay solucion para todo.

Medio incendiario mi comentario.

Saludos desde el mas alla.

Voy y vuelvo dijo...

ahh por siaca, se aceptan improperios.

Claudia Canifru dijo...

Voy y vuelvo: si no quisiera saber la opinión de nadie, dejaría el blog pa puro leer y sin comentarios poh.

Y sobre tu opinión, nada que decir. Si es lo que tú pensai poh. Con mucho no estoy de acuerdo (primero que na porque no teni hijos, obvio) y gueno, estoy un resto chata de no tener vida nomás. Me cuesta la maternidad. La diferencia con muchas minas es que lo digo y no me hago la gil, yo cacho.

Y siempre son bienvenidos tus comentarios. Los de todos, la verdad.

Atrapada dijo...

Tenis todo el derecho del mundo a sentirte como el forro de cuando en cuando, nadie dijo que criar hijos era facil, a veces una quisiera salir y "respirar" pero no siempre se puede y hay que aguantarse no mas, ya se podra. Son los contra de decidir quedarse en la casa.
Creo que todos pueden opinar, pero cuando tenis una idea lejana de lo que estay hablando mmm... como dice mi abuela, otra cosa es con guitarra, porque la dura es que las que tiene hijos saben lo que se siente, el resto "se lo imagina".

No te amargues mas, todo tiene su recompenza, paciencia que ya llegara. Saludos a la familia gatuna.

karim dijo...

la verdad te leo desde que comentaste en otro blog que estabas embarzada y yo estaba en las mismas, te segui desde ahi pero hay muchas cosas que no comparto contigo ya que alomejor estoy mal en la compresion de lectura como tu dices... pero te leo como con cierta infelicidad no por ser madre si no por lo que dejaste de hacer, el ser mamá no siginifica que dejes de vivir por ti, yo cuide a mi hija durante su primer año y feliz jamas me canse o reclamé y por ella decidí trabajar para darle una buena educacion ademas seria injusto cargarle toda la responsabilidad economica a mi pareja y para eso estudié y quise ser profesional ahora con mayor razon que tengo una hija por quien luchar y quiero darle un futuro seguro, eso no me hace una mala madre al contrario estoy con ella la atiendo la amo le dedico mi tiempo la cuido, le cocino.. la amo con todo mi corazon es mi luz y me alegria! pero soy feliz y no me quejo no me siento frustrada en lo absoluto.
creo que deberias dedicarte mas un tiempo para ti y que ese tiempo sea respetado y con eso no dejaras ser la buena madre que eres.. me llama la atencion que siempre que abro tu blog al costado en tuiter aparezca cansada, chata.. etc y finalices siempre con cosas de la maternidad... hay que darse un tiempo para una como profesional, como amiga, como mujer... no solo como mamá

AvenidaCero dijo...

Chuta... lo que vives ahora lo vivió mi madre hace treinta y tantos años. Hay cosas que al parecer nunca cambian.

Saludos!

gradista dijo...

Supongo que ser mami cambia el chip 100%. Pero hay que recordar que toda elección trae renuncias, unas más grandes que otras pero renuncias al fin y al cabo.

Bueno todos tenemos derecho a amargarnos un rato y a tener la mañosa. Por experiencia propia doy fe que estar en la casa aumenta la capacidad de pasarse rollos y de ver el lado malo de las cosas, generalmente viene del aburrimiento de la rutina (con o sin cosas que hacer).

Aguante no más!

Voy y vuelvo dijo...

Estimada Claudia:

hasta ahora nadie ha venido a exigirme pruebas de ADN, pero dejame contarte que ya crie una desde el dia que nacio y ahora tiene 16. tambien tengo otra adoptada que ya esta grande e intenta formar su propia vida y la mama esta de muerte pq quiere irse de la casa. asi que podria decir que tengo mas experiencia que tu en esto de criar pendejos, o al menos de resolver forros de hijos desde la posicion de papa. (yo se que es levantarse a la hora del loly pa llevarla al medico porque no para de llorar, entre otras tantas cosas)

entiendo que te choree ser mama y ver que tu marido, en este momento, este gozando sin ti. no le voy a llamar egoismo pq esa palabra me parece demasiado abstracta, pero hay que mirar las cosas desde otra perspectiva. lo que tu marido esta haciendo finalmente les reportara beneficios a los tres. imaginate que el cabro pierda la pega? el taller literario no deja plata (creo) asi que como te sentirias si tienes que salir a trabajar y dejar a tu hija con otra persona? O ponte en el caso actual del gato. Imaginate montada en el barco ese que te pasea por el Niagara mientras tu marido esta solo en casa con tu hija. La respuesta se cae sola: no disfrutariai ni una huea porque andariai como la llorona penando porque queris ver a tu hija.

Asi es la puta vida en este mundo cabron, como dice la cancion. Asi que pa que lamentarse tanto de la vida tragica que nos toco. Mejor buscamos la manera de pasarlo bien con lo poco que tenemos, por muy opus dei que suene esta huea.


Saludos desde el primer mundo.

Voy y vuelvo dijo...

shuaa. escribi la media respuesta y se perdio.

PAOLA dijo...

estoy de acuerdo con voy y vuelvo, no en todo porque es refacil opinar de afuera sin ser padre, pero si en lo ultimo....hay que adaptarse no mas, yo no voy al gym, pero si quiero ir a la piscina voy con la guagua, si quiero ir al mall idem, si voy a carretear a la casa de alguna amiga llevo el coche y la acuesto, y si no me resulta organizo algo en mi casa, etc.......obviamente no se pueden hacer tooodas las cosas que hacias antes, pero de todas maneras SI se puede tener vida propia, yo se que cuesta al principio desligaras de las mil y una huevas de la casa pero te aseguro que el mundo sigue girando aun si un día,o por ultimo una tarde, te tiras a floja y haces algo a tu pinta....animo!!!! Muchos saludos

Voy y vuelvo dijo...

escribi esto en un comentario anterior pero por algun motivo se perdio.

decia que hasta hoy nadie ha venido a exigirme pruebas de ADN, pero yo crie desde el dia que nacio a una pendeja que ahora tiene 16 y me la paso puro peleando con ella. Y por si fuera poco, soy el padre adoptivo desde hace 12 años de otra pendejilla que ya esta grande y tiene a la mama con ataque porque quiere irse a vivir sola. asi que me atreveria a decir que tengo mas experiencia que muchas de ustedes.

y para resumir, yo propuse invertir la situacion, con claudia hueveando en el Niagara (el nombre de la catarata me recuerda a un motel de medio pelo donde perdi la virginidad) y el gato con la bebe en casa, nuestra estimada escritora andaria como la llorona penando por su hija y no disfrutaria ni una huea.

Eso seria.

Atrapada dijo...

Chuta, igual tiene razon Voy y vuelvo en el ultimo parrafo del comentario de arriba... igual si uno cria 100% en algun momento renegamos de no tener tiempo y a la inversa cuando podemos hacer algo, muchas veces nos come la culpa y parecemos lloronas... No hay como achuntarle a la weaita, las mujeres somos "culposas" por excelencia.
Ojala se te haya pasado la rabia socia, saludos.

celeste dijo...

Para ser madre 100% feliz y plena, hay que no tener vida desde siempre.
Lo mejor es 50% (de tiempo eso si) porque siempre hay que dar tiempo de CALIDAD y no de CANTIDAD, es mejor una madre feliz de estar con los hijos un rato, que una que esta todo el dia medio frustrada.

bellota_b dijo...

Yo la maternidad la viví bastante plena y eso que ogro no pescaba mucho cuando raja lloraba un hijo en la noche(grr).
Ahora quiero hacer muchas cosas y no he hecho nada,yo si debería tar' tremednamente frustradaaaaa!
eso,ya haré un post donde vomitaré mi weona vida...por que quiero nomás.

Sabina Atalaski dijo...

Varias diríamos... "te lo dije" jajaja.

Ná, son weás del rato no más. Si al final igual la vida - al menos pa mi - vale más la pena con los pendejos.

Cabréate, putea y llora si queríh, Xuxetis. Total, el desahogo es un derecho humano.

Me cagué de la risa con el Boy&Güervo... siempre asertivo, siempre ácido.

Un abrazo y pa la otra me pegai la llamá y te cuido a la enana.

elalcaravan dijo...

toda opción en la vida tiene sus pro y sus contras, si no fuese así, viviríamos en el paraíso, por eso cuando se elije una opción se debe analizar las ventajas y desventajas y evaluar.

Scarlet O´Hara dijo...

perdón que meta la cuchara tan tarde, pero es que sólo quiero decirle una cosa a Karim, con todo respeto dama, puta la hueona MENTIROSA!!! "´cuidé a mi hija durante un año y NUNCA ME CANSÉ, jamás reclamé..."
nunca me cansé?????? jajajajajajajajja
casi me meo de la risa, hay que ser muy cara de raja.
O sea mira, si no quieres reconocer que eres humana ante ti misma, dale, pero no vengai con hueás pa acá no veí que el resto estamos tratando de conversar en serio poh! ya gracias por hacerme reir en todo caso, nunca falta.
con todo respeto sí, dama, repito.

Mary Rogers dijo...

Sigo creyendo- ingenua yo- que cuando uno conversa con alguien (o lee a alguien, en este caso) puede disentir pero nunca llegar a la agresividad. Con los agresivos, shao no más. El hecho de que publiques cosas que sientes no le da derecho a esa gente a decir cualquier cosa o de cualquier manera. No creo en el protocolo, pero existe uno de sensibilidad y me empelota cuando se pasa a llevar. Son weones que canalizan sus propias frustraciones.
Si uno cacha que la persona escribió para que la contengan, hay dos opciones: o contener y no comentar. Eso, no más.