miércoles, febrero 02, 2011

Crónicas Chuchetas CCXXII: Me perdí en el metro.

Antes del asqueroso transantiago, era fan del metro. De hecho, lo tomaba todos los días para trabajar. Y me ubicaba rebien. Gueno, andaba en la pura línea 1, asi que cero atao.


Después nos fuimos a vivir relativamente cerca de la pega y usábamos el puro auto. Asi que sacando cuentas, no he usado el metro en forma diaria ni obligatoria cerca de cuatro años. Más o menos.


Toda esta paja pa darles un contexto, obvio. Porque pal curso de guión que estoy tomando, me voy en metro.


Ocurre que La Toma (donde voy al curso) queda en la estación Santa Isabel. Al principio estaba terrible de complicá en como irme, porque no tengo ninguna micro directa, ni estación de metro, ni tienen estacionamiento pal carro. El primer día me fui en taxi, me agarré cuarquier taco y pa' más recuea llegué cuando todos se habían presentado y ni caché que cosa hacía o es cada uno. Claro que con los días me he dado cuenta que la mayoría están más ligados al mundo del cine que el de la literatura, y también he cachado que he visto cuarquier película guena. Es que para mi ver una película guena es como leer un buen libro. En fin. Mucha paja. La cosa es que decidí irme en metro y darme la meeeedia vuelta. Porque tengo que hacer dos combinaciones.


Primero, me subo en la línea 4 dirección Tobalaba (vivo en Ñuñoa, pal sapo). Como en la tarde nadie pa va Providencia, los carros vienen vacíos y hasta me voy sentada leyendo. Luego viene el primer trasbordo: a la línea 1. Y como siempre salgo justo a la hora de mi casa, ando corriendo. El primer día obvio la gente me chocó y yo toda torpe miraba pa todos lados pa cachar donde cresta está la línea 1. Un asco el famoso pasillo con esos ventiladores con agua. Me dan asco, como ese calor húmedo de tanta gente, guácala.


Ilusa de mi, no pude leer. Va terrible de lleno de Tobalaba hasta Baquedano. REPLETO. Mucho calor, gente enojá. Esta línea la tomo alrededor de las 7 de la tarde. Y me voy con el libro abrazado, esa onda.


La primera vez que me bajé en la línea 1 pa ir a la línea 5 me perdí, obvio. Claro, porque iba apurá y la señalética o: no es muy buena; o no está hecha para gente acelerá. Le pregunté a un guardia (al fondo a la izquierda, me explicó), rajé palla y me subí a un carro, feliz la tonta gueona porque, según yo, llegaba a la hora a la clase. El problema es que me subí al carro color rojo, el que me dejó una estación más lejos. Asi que tuve que cambiar de andén y devolverme. Ya aprendí que tengo que mirar arriba de los carros, y que si tiene luz verde, me subo.


Lo que no cacho es porque en la línea 5 usan de esos carros terribles de viejos. Porque va caleta de gente, están repletos. Es decir, si yo encuentro que van llenos - contando que faltan los escolares y universitarios-, me imagino en marzo. Supongo que la razón es que los ejecutivos prefieren seguir ganando plata cagándose al usuario, como siempre nomás.


De vuelta la única vez que dudé fue en cómo devolverme pa la estación Baquedano. Porque decía "dirección Pudahuel". ¿Dirección Pudahuel? ¿Cuándo el metro comenzó a llegar tan relejos?


También me pregunto cómo una se mete en la vida de Santiago y se acostumbra a todo: a andar apretado, a andar en tacos, al estrés en general. A la agresividad, a andar cuidándose de los robos. Claro, yo vengo de mi casita y sólo los lunes y miércoles tomo el metro pa moverme, pero cresta, ¿si fuera todos los días pa ir a trabajar?


Hoy termina el curso de guión. Ya les contaré que onda.


Yao los vemos.


7 comentarios :

danieLa® dijo...

hola!!! tantas lunas :)
por todo lo que cuentas del estrés de viajar en metro, fue que decidí irme a vivir cerca del trabajo en el centro. Tengo claro que en algún momento me cambiaré de pega y hasta ahí no más me va a llegar el relajo, pero al menos por ahora disfruto el no viajar como sardina todos los días, sumándole además que en verano los olores son mil veces peores (aparte lo caro que cuesta el pasaje).

Me pasa que cuando me traslado a lugares no habituales ando igual que la Carmela, y cada cierto tiempo ahora están cambiando en el andén respectivo el destino (antes era dirección Pudahuel la línea 5, ahora entiendo que desde esta tarde llega a la plaza de Maipú, cuec).

Eso, el último tiempo me venía a la pega en micro mejor en la mañana (antes de independizarme), pero las últimas veces iba súper perseguida por los cumejas que andaban arriba con cara de "pásame la cartera".

Saludos!! te leo siempre por google reader, por eso que sólo sapeo y no comento.

escorpiona dijo...

Yo he andado en metro, pero siempre en onda "turista"...estoy convencida de que no sirvo para vivir en una ciudad grande, yo me voy caminando al trabajo :)...

Saludos desde el norte

Chau

Voy y vuelvo dijo...

hace caleta de años deje de andar en metro. el ultimo que anduve no me gusto mucho (tengo un post por ahi, una cuidad que el nombre termina en York y no tiene nada de nuevo) En fin. Mirate este programita. Creo que te va a interesar. Lo use cuando filme mi segundo corto. Se llama Celtx. (http://celtx.com/) Esta en español, aunque igual, en Chile todos se agringaron. You got it?

Saludos desde el gelido norte.

Selma dijo...

es que no pos lola, el metro no era la opcion pos. Asi a vuelo de pajaro me tinca que te convenia harto mas llegar a Pza Egaña y tomar la cromi que te deja justo en Vicuña con Sta. Isabel. De todas maneras en la misma pag del transantiago que linkeaste hay una aplicacion que te da varias opciones de combinaciones si pones direccion de salida y llegada...

celeste dijo...

Y si te das la vuelta por el otro lado??
Esta ciudad es apestosa si tienes que andar en metro, y yo no se como hay gente que se para cerca de esos ventiladores, son asquerosos, pami que tiran el sudor que corre por las canaletas del metro.

Que bueno que te arreglaron el compu, así podremos ver algo en el pc rosado, o no?

PAOLA dijo...

que bueno que volviste ;)
acá sufrimos con los tacos cerca de 6 meses (con un solo puente habilitado concepción-san Pedro) y fue realmente asqueroso vivir con los tacos como parte del día a día, yo me muero en Santiago...además que mi cuota para toa la vida de horas perdidas arriba de las micros la ocupe durante colegio + universidad, cuando vivía a la chucha del mundo, casi 20 anios viajando cerca de 3 horas diarias!!! No mas tacos ni micros para mi, fue suficiente...ahora que la pega me queda bastante mas cerca de la casa que antes, me voy a lo new rich en taxi todos los días y realmente son las Lucas mejor gastadas, tengo como media hora extra pa' besuquear a mi guagua en las mañanas...

PAOLA dijo...

Pucha se me publico antes de terminar...me imagino que mis viajes en micro en días de taco son lo mas cercano a la experiencia del metro que tu cuentas, aunque nunca he andado en metro post transantiago, debe ser lo mas desagradable de la life...saludos