miércoles, julio 25, 2007

Crónicas Chuchetas XV: La miusic.

La última vez que anduve caminando con las orejas llenas de música fue a mediados de los 90, y se llamaba "personal estéreo". Me acuerdo que me encantaba caminar por la ciudad, tomar metro, ir a clases, con el personal a todo chancho. Hasta que mi gato me regaló un pulento mp3 a fines del año pasado.

A mi me daba como lo mesmo como sonara y la resolución y la gueá, pero él dale con que hace la diferencia y me compró uno megapulento. Caben como 892348 canciones y se escucha terrible de juerte. Asi es que volví a sentir el placer de la música mientras toda la gente anda con cara de apestá. Y me di cuenta que somos muchos que andamos en la mesma: lolitos con el reflaitón a lo que más da, rockeros, románticas, pachangeros y demases. A todos les miro las piernas, y no importa como anden vestidos, siempre las mueven a su ritmo.

Puta que cambia el ánimo la música, es que la cagó. Si quieren que yo la pase mal en una fiesta donde quiero puro bailar, pongan harto reflaitón o arjona o montaner o metal y me voy a la casa más enojá que la chucha. O si amanezco triste y justo tocan una canción que sube el ánimo, se me pasa. Bueno, a veces, no siempre. Mientras escribo esto escucho el temazo: Rock the Casbah de The Clash, y tengo que escucharla a todo chancho, porque hay canciones que no puedo escuchar despacio.

Hoy día vi la hermosa película "Los Coristas" y me quedó dando vuelta la magia de la música, de lo que nos pasa con ella.

Que gueno que salió el sol, aunque haga más frio que la chucha.

Yao los vemos.

8 comentarios :

Antonia Katz dijo...

Creo que la Sol disfrutará mucho este post y como ya sabes mi banda sonora se ha nutrido, extendido, ampliado en miles de espirales. Y Los Coristas es un film para nada pretencioso, que habla de una cosa que quizás muchos pedagogos les hace en falta: vocación. El canto de los niños/jóvenes es bello y escuchar la música, luego de ver la peli nos transporta inevitablemente a ciertas escenas.

Un abrazo

escorpiona dijo...

Siempre he pensado que hay una música especial para cada etapa de tu vida, canciones que te traen recuerdos lindos o que te acompañaron en tus días grises. En Los Coristas, se postula la idea de que la enseñanza con amor, con vocación pueda cambiar vidas, esa es también mi idea y por eso le pongo el hombro todos los días con mis enanos...
Un saludo sita
Chau

Mini2008... dijo...

q wenos efectos hace el sol por estos lados no?, qué te digo... es que la música me encanta, los pies se me van solitos cuando escucho un buen tema, de hecho anima y dan ganas de hacer miles de cosas, se vive en un mundo de colores disfrutando de las melodías...te sigo visitando un abrazo...

RAHM dijo...

" por orden del profeta prohibimos el boogie.." puede ser ?

el futuro es fiesta de solo audifonos..


saludos

Lady K...!!! dijo...

Haz dicho la verdad..
la música es un motor súper importante..
Mis mejores años.. los pasé cuando trabajaba en Música..
Me encanta, aunque no tengo un Mp3 aun..
estoy todo el día con mis audífonos puestos..

Y concuerdo plenamente contigo..
Si querís echarme de algún lugar..
Reggeatón.. o Sound.. y salgo volando!!

Saludos.

kotto dijo...

somos varios los que andamos en las mismas.. moviendo una patita al ritmo de la música...
(ojo! no es lo mismo que se te quede la patita ehhhh)

cariños sita juriosa

propenso dijo...

Por un estupido trueque con mi hermana, le preste mi mp3 y ella su discman...pero me queo con el m p3.
la musica justa y la que me gusta...
la llea.

AteNea dijo...

Yo no me despego de mi mp3.. y sin música no funciono.. y soy bastante tolerante con los estilos desde reggeatón hasta electrónica..

bye.