viernes, junio 06, 2008

Crónicas Chuchetas LXIX: Recordándome.

Algunas veces, casi nunca la verdad, hago el ejercicio de egocentrismo de leerme a mi misma cuando era otra, porque la verdad es que encuentro que he cambiado harto. Me refiero a mi antiguo blog.

Y puta que me he entretenido leyéndome a mi misma y leyendo los comentarios. Y les copiaré aquí un post entero trastornao que escribí el 7 de noviembre del 2005. Pueden leerlo en este link si lo desean, también. (Es terrible de largo, por siaca):

"Explicación de la pregunta que interroga por el sentido del ser. (Martín Heidegger).

Cuando una vive sola puede hacer lo que quiera. Hoy no tengo muchas ganas de estudiar inglés, entonces me puse a buscar libros en mi pequeña biblioteca, para releer o encontrar algo interesante. Esta biblioteca (no tengo idea cuántos libros tengo, pero son hartos, aunque ya quisiera más) tiene historia. Los libros que habían en mi casa, a medida que fui creciendo, los traía para mi dormitorio y cuando alguien de mi familia quería buscar algo en algún diccionario, tenía que ir a mi pieza. Luego empecé a comprarme libros, a veces me regalaban (¡nadie sabe qué libro regalarme!) y cuando me casé me traje todos los libros conmigo. Aparte de literatura universal, tengo libros de filosofía (de fines de los 60, ya que mi padre estudió esa carrera), algunos de administración de personal, tres enciclopedias, la historia de Chile por Encina y Castedo (son dos señores, no un apellido compuesto),entre otros. Así fue como encontré “El ser y el tiempo”, de Martín Heidegger. Me puse a hojearlo y busqué su biografía en mi enciclopedia y supe que este filósofo alemán es uno de los principales exponentes del existencialismo.

El libro no es fácil de entender. Tuve que leer algunas páginas en completo silencio, y releer algunas frases.” Ser es el más universal y vacío de los conceptos. En cuanto tal, resiste todo intento de definición. Éste, de los conceptos el más universal, y, por ende, indefinible, tampoco ha menester de definición. (dogma desarrollado en la antigua Grecia)” (sic). Yo cachaba que Jean Paul Sartre es existencialista, y eso nomás sabía. Y me puse a reflexionar que siempre he pensado que esta cosa de andar preguntándose a cada rato por el sentido de la vida es un poco agotador y, por lo tanto, debo informarme. No puedo ser “existencialista” porque me lo dice mi siquiatra, sino que debo saber más sobre el tema. Jamás he estudiado filosofía (aparte del colegio), pero he hecho un esfuerzo para entender.

Volví a mis enciclopedias (de los años 70, pero igual me sirven) y encontré lo siguiente: “Existencialismo filosófico, que pone de relieve la responsabilidad que incumbe al individuo de haber llegado a ser lo que es. Sus principales exponentes son Kierkegaard (1813-1885), Martín Heidegger, Karl Jasper y Jean –Paul Sartre. Esta teoría representa una protesta contra la indiferencia hacia la individualidad contingente y libre que sustenta tanto el intelectualismo como el empirismo determinista. En ella se analizan y describen: el libre albedrío, la muerte, el sufrimiento, la culpabilidad, la memoria, el tiempo, etc.” (sic).

Yo creo que me gusta José Saramago porque sus libros son un poco filosofía, en el sentido del cuestionamiento. Son críticas terribles y descarnadas al mundo de hoy, pero encubiertas en grandes novelas. Así me gustaría escribir algún día. Pero vuelvo a lo mío. El existencialismo. Todavía no llego a ninguna conclusión, ni mi vida cambió con las pocas páginas que leí, pero aquí tengo a uno de sus grandes representantes, esperándome, y haciéndome sentir acompañada en el duro camino de la “pregunta que interroga por el sentido del ser”.

He notado que muchos de los que me leen les gustan mis post más alegres y optimistas, pero les aviso que, aunque ya tengo los cimientos de esta nueva vida que estoy empezando, siempre me estoy preguntando cosas, y muchas veces yo escribo con mucha tristeza y todos lo entienden como un post alegre; lo contrario no me ha pasado. Es raro esto del blog. Como ya conozco a algunos blogeros, los siento como amigos de toda la vida. Y con algunos blogeros que no conozco ni jamás he visto, me pasa lo mismo. Extraño a Jaime que estuvo en Honk Kong y ahora que está en Chilito tiene botado su blog. Y es extraño que nos conozcamos por el computador, leyéndonos, y que nos nombremos por nuestros blogs. Yo a propenso lo llamo así, no por su nombre de pila, igual a garganta (y eso que me sé sus nombres y apellidos).

No sé si algún día entenderé esto del “ser”. Eso es lo malo de no creer en lo que nos enseñaron a los católicos. No me resigno con “es una prueba del Señor”. No me basta con eso y envidio a la gente que con eso y su inmensa fe camina tranquila. No creo en los santos, pero admiro al Padre Hurtado por lo que hizo, porque fue un reformador social. La santa Teresita sólo se encerró a rezar y con eso no me pasa nada. Yo me he encerrado a llorar o hacer el amor por varios días y sigo igual preguntándome cosas. Me pregunto, por ejemplo, porqué el pueblo tiene tan mala memoria y los políticos son tan cara de raja. Lavín habla a destajo de la delincuencia, pero se hace el gil con los altos índices que dejó en la comuna de Stgo cuando fue alcalde. Eso es manejo político, y el pueblo le cree. Yo me pregunto: cuando llega a su casa, se acuesta en su cama, se dirá: puta que soy mentiroso, o ¿habré obrado bien hoy, Señor? (ya que él es Opus Dei). O Tomás Hirsh, que con su discurso setentero ha subido puntos, pero yo estoy 100% segura que él sabe que no puede cumplir con lo que promete. ¿Se acuerdan que alguna vez botó la Constitución a la basura, porque representaba a la dictadura? El pueblo lo encontró “valiente”, pero él sabe que la Constitución, con todas las reformas que ha tenido, ya no es ni la sombra de la ideada por Jaime Guzmán. Se preguntará don Tomás en la noche, o en el baño: puta que soy bueno pa’ esto, o ¿si salgo elegido Presidente cómo cresta hago realidad lo de “alternativa al modelo neoliberal”? Bachelet y Piñera, por su parte, no se salvan mucho, pero a lo que voy es porqué al pueblo se le olvidan cosas tan importantes y los políticos son tan ambiciosos y si alguna vez se harán un examen de conciencia. De lo contrario, deben tener “El Príncipe” de Maquiavelo subrayado tal como Napoleón y tantos otros lo hicieron según cuenta la historia.

Vuelvo a mi vida: ¿busco pega como lo que más me carga hacer, termino mis estudios de traducción o vendo todo y me voy a vivir al lado del mar y escribo y leo? No quiero ser millonaria, no quiero comprarme un auto (me da terror conducir), sólo quiero hacer lo que mi “yo interno” me dicta. No quiero ser parte del torbellino de esta sociedad actual, y para esto se pueden remitir a la película “Se Arrienda” de Fuguet. No quiero estar en la lucha de tener cosas por tenerlas, ni trabajar de sol a sol porque quiero ser la Presidenta de la Junta de Directorio más joven de toda la humanidad conocida. Sólo quiero vivir al lado del mar, con los perritos que recoja y los gatos que lleguen a mi casa, buena música, leer, escribir y eso. Es mi sueño. ¿Sigo en esta vida o hago lo que siempre he querido hacer? La única que tiene la respuesta soy yo. Y este mes y tantos días separada me han servido para alimentar mi humildad y mi pensamientos acerca de mi misma.

Cuenta una antigua fábula india que había un ratón que estaba siempre angustiado, porque tenía miedo del gato. Un mago se compadeció de él y lo convirtió... en un gato.

Pero entonces empezó a sentir miedo del perro. De modo que el mago lo convirtió en perro. Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera. Con lo cual comenzó a temer al cazador.

Llegado a este punto, el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole: “Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón.

Yao nos vemos.

6 comentarios :

bellota_b dijo...

Tus extensas letras, las vi mas como un dialogo hacia nosotros, que hablándote a ti misma.
Hablas sobre la existencia de ser y hacer en esta vida. Hay un poeta francés (Paúl Éluard) que habla e invita a la reflexión de ella misma. Donde permite que hay otros mundos, mas vida, pero que están precisamente en esta... o sea, si queremos lograr algo, debe ser aquí y ahora mismo. Un mundo mejor para ti y los tuyos, depende de nuestras acciones. Tenemos en nuestras manos mil formas de encontrar una felicidad completa para sentirse, plena, quien no la busca…jamás dirá: La busqué(la felicidad),me costó, pero aquí la tengo…fue largo el camino, pero valió la pena.
Sobre el ejemplo del ratón, siento que las especies (incluyéndonos) estamos en constantes miedos, pero el miedo se trata como algo negativo, diría mas bien que es un sentimiento de lo mas normal. Estamos adaptados a el, desde la era paleolítica. Creo mas bien que el gato era un inseguro y se escuda en su tamaño para ocultar su verdad. Eso indica que todo lo negativo ,lo podemos transformar en positivo.
Me gustó aprender otras cosas puntuales que expusiste, además de conocerte otro tanto mas.
Ahh echaré una miradita a tu antiguo blossss …sobre política no hablo mucho ,los vagos (políticos ,por su inoperancia ante los pobres de verdad)del poder no hacen otra cosa que hablar bonito, para perturbar al ignorante pueblo.

Cariñuuuuuuuuuuuuuuus!!! Si quieres llenarte de perritos y respirar junto al mar, sería increíble junto al hombre que amas.;),pero esa opción se toma de acuerdo a las necesidades de la vida lamentablemente.

Sabina Atalaski dijo...

Mi Xuxis... leí completito su post y... no sé qué decirte! Me reconocí en tantos cuestionamientos, en la volá filosófica (en mi caso pseudo-filosófica), en el finalmente encontrarme y encontrar el sentido del "ser". Cacho que si no lo lograron giles harto más bacanes que yo, ni cagando lo voy a lograr, pero ahí sigo en el trabajo diario... aunque sé que por mucho que avance, nunca llegaré.
Mi niña, yo te siento super cercana y al leer este post (taaaan antiguo, bueno, ni tanto ¿no?) lo sentí aún más.
Definitivamente, tenemos que conocernos en persona.
Te mando un abrazo gigante y voy a ir a leer tu "ex-blog".

gonzalo dijo...

es que dejaste de estar furiosa.

eat-desserts dijo...

interesante! hice lo mismo el sabado, de releerme y más encima pude contestar las preguntas q me hacía.
Creo q ese es el poder del tiempo no más.

saludos

escorpiona dijo...

Es bueno mirar atrás y pensar "puchas que he pasado agua bajo el puente y ahora estoy mejor"...
Saludos sita
Chau

 kotto dijo...

Me alegro saber que hoy ya no eres la "juriosa de antes" hoy miras pal' lado y estiras el brazo en la mañana y sabes que no estas sola, hay un "gatito" ahí y en tu corazón, hoy teni' una pega buena y disfrutas y vives el presente ...

Lo malos momentos pasan, las etapas de confusiones tambien...

(Aunque los político siguen siendo los mismos jajajaja)


Un beso "socita"