martes, junio 17, 2008

Crónicas Chuchetas LXXIII: No me gustan los hombres buenos.

Creo que mi problema, mi gran problema, es que los hombres buenos me aburren. Y los buenos trabajólicos, peor. ¿Se acuerda de mi primer marido? Qué hombre más latero, trabajando todo el día, estudiando el famoso MBA. Claro que gracias a él tengo el auto y el departamento. Y aunque yo ya andaba con Juan Antonio, igual me dolió saber que él tenía otra. Es decir, yo no lo quería ni tampoco me tocaba hace como dos meses, ¿Se acuerda cuando venía toda enredada si dejarlo o no? Pero jamás pensé que iba a andar con esa fea del trabajo, aunque igual lo entiendo porque son tal para cual. Claro que la tontona tenía la pura cara de pava, porque era súper caliente, ¿Se acuerda que los pillé gracias a un dato de la María Ester, mi amiga que era secretaria de mi ex? Igual ya no la veo tanto, pero por ese dato siempre le hago buenos regalos.

Igual con Francisco, mi segundo marido por si se le olvidó, me casé enamorada. O como yo entiendo al amor, supongo. Además que Juan Antonio se había ido en esos viajes eternos y se anduvo medio enamorando de una china fea (qué mujeres más horrorosas, ¿no encuentra?) y supuse que se quedaría por esas tierras. Y usted sabe, la soledad nunca ha sido una buena compañera. Nunca nunca, fíjese. Desde que comencé a pololear, jamás estuve sola. Siempre tenía a alguien a mi lado, y el que yo quería. Igual que ahora, supongo.

La cosa es que Francisco es más bueno que el pelotudo de mi primer marido. Si hasta se le nota que me ama. Debe ser que llevamos apenas y año y medio de casados, y además quiere tener hijos. Yo le dije que sí, por supuesto, pero me tomo las pastillas escondidas. ¿Cómo se le ocurre que voy a tener hijos? No quiero. No tendría la libertad que tengo hoy en día, ya no podría salir donde yo quisiera, me pondría gorda, con las pechugas gigantes… no gracias. Todavía no.

En fin, ¿Dónde iba? Ah, Francisco. Bueno como el pan. Me cambió el auto por ese jeep espectacular que le conté hace tiempo, ¿Se acuerda? Hasta escogí el color (un plateado espectacular). La lata es que tuve que esperar un mes a que llegara, y en ese tiempo anduve en su auto. Tenía que ir a dejar a Francisco temprano en la mañana al trabajo, pero aproveché para inscribirme en clases de yoga a primera hora. Y como me aburro en el departamento el resto del día, no me voy a poner a chatear como adolescente, ¿no cree?, en el mismo lugar donde hacen yoga vi un anuncio de clases de bonsái. Un poco caro e inútil, pero me puse cariñosa con Francisco y me inscribí.

Mire, si las estrellas cuando quieren que las cosas sean de una manera, no hay como torcer el destino. Estoy segura de eso. Porque no sabe con quien me encontré en ese instituto chino o japonés, da lo mismo: Juan Antonio Soriano Camino. Y haciendo clases el perla, de un tipo de kárate milenario, o algo por el estilo.

El reencuentro fue igual que en las películas: me estaba comprando un té de jazmín en la cafetería, cuando siento una mano en mi cintura. Y no me va a creer, pero supe de inmediato que era él. Claro que está mucho más buenmozo, si se parece más que nunca al vocalista de INXS, el que se murió. Mire: es alto, delgado pero musculoso, la diferencia es que el pelo lo tiene liso en vez de con rulos, y rubio eso sí, pero esa cosa sexy que tenía ese vocalista, que me encantaba cuando yo estaba en el colegio, es casi igual. Como que toda su persona exuda sensualidad.

Nos pusimos a conversar y me contó que estuvo viviendo con la china fea, aprendiendo el “arte milenario” de no sé que cosa. Hacía tres meses que había llegado, y cuando le pregunté que porqué no me buscó, me contestó que había visto la foto de mi matrimonio en las sociales, por internet. Y de nuevo no me va a creer, pero cuando salió publicada la foto, le juro que yo pensé que Juan Antonio, estuviera donde estuviera, la iba a ver.


(Entrega por etapas)

Yao los vemos.

20 comentarios :

Alvaro dijo...

Chuta, en un principio pensé que eras tú y me dije, en que momento se casó y separó... Por suerte seguí leyendo.

Me gustó esa forma de narrar, me recordó a gente mayor y buena pa la copucha...

Un abrazo.

Alvaro dijo...

o si?... me quedé con la duda...parece que tienes un matri a cuestas? Si.

Huevona Codependiente-Afectiva dijo...

jaja si esa huevá es verdad.
A nosotras las mujercitas nos encanta revolcarnos en el barro.

Si aparece un macabeo, sobre todo si es Chilensis, nos aburrimos y mandamos a un lugar bien lejano llamado chucha.


Saludos!

Blood dijo...

Buen relato, convincente. Le doy 3 merendinas...

Saludos sangrientos

Blood
PS: definitivamente se me cayó el carné

escorpiona dijo...

Por que sera que nos atraen los malitos eh, ese poco de masoquista que llevamos dentro, creo yo...espero la segunda entrega...
Saludos
Chau

Negrita dijo...

Que buen relato.. Al principio tb creí que hablabas de ti y me dije uhmm la cabra esta se las trae jajaja
Igual harto suertuda la chiquilla, ojalá encontrara de esos hombres buenos que te dejan el auto y el depa y te dan de todo aunque te aburras como una ostra jajajaa
Que materialista soné!
Es que quiero que me apapachen!

Mary Rogers dijo...

tay escribiendo muy bien, cauritaaaaaaaa...me gustó mucho!!!!
Está muy bueno, déle no más.

abrazos

Sara dijo...

mmmmm no se ... por lo general nada es lo que parece y asi como dicen que los calladitos son los peores derepente los "chicos malos" resultan ser mas buenos que el pan ... ahora habria que definir que es ser un "hombre bueno" ... derepente no es igual a ser un hombre fome o cien por ciento predecible ... ahora tambien depende que es lo que queramos.

salu2

Lluvia dijo...

Que buen relato... me enganche enseguida y te dire que la curiosidad me mata... te comento que nunca puedo para de leer un libro .... siempre quiero saber que sigue!!!.... Asi que no me dejes sufriendodo por mucho tiempo:)

Cada vez me gusta mas leerte!

Cuidate!

piteate un cuico dijo...

shiaaaaaaaaa

SHIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

POR ELA HAMOR DE DIO

Faracita dijo...

Jjajaja!

Juan Antonio Camino... la continuación!!

A una le gustan los malos porque tienen onda y la hacen sufrir su resto... hasta q se enamoran de una y se ponen todoos lindos y una a veces se enamora de vuelta y todo bien, pero por lo general cuando una ta BIEN loca... los deja porque se ponen buenos...

mejor operarse de la tontera... no?
o no?
jaajaja!

Viento Negro dijo...

maaaaasss!!!! quiero máaas
jajajaja

oye lo cuático que he conocido locas así, locos así y parejas así tb.

q el pulento te vendiga la caecita y los deitos q escriben tanta cosa no.

PD: cumplo 30 en agosto...pero no lo celebrare en mi depto, viste q llegan los pacos.

bellota_b dijo...

Ahora voy entendiendo que tus historias son el contraste tuyo.Me gustan,estan amenas y fácil digestión.Lo del bonsai,ufff una lata,ante eran muy rentable venderlos,ahora creo que pasaron de moda,según un amigo que tenía tienda...en fin.
Ahora me pregunto,las segundas oportunidades como serán?...me da escalofrío saber.Toing!

Cariñuus!

 kotto dijo...

jajaja ta weno ... pero ya poh quiero más ... quiero másss!!

cariños so-ci-TA!!!

propenso dijo...

Igual yo he ido cachando que a algunas minas les gusta que las traten mal.
Esas son las mías. Saludos
Pero me cagan cuando me tratan mal a mi ...jaja

Barbaraza dijo...

Jajaja caí como los otros... yme dije.. la sita juriosa se ha casado mas de una vez.... wuaaaaaa
Ufff.. que susto.. (jajaja)
Ya ohhh los leimos...
Abrazototes

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Jjajajaj soy bueno y trabajolico,tendré que cuidarme jajajaj

Juan Carlos Araya A dijo...

Claudia
Buenísimo relato, me acordé de un principio que mi hija sostiene, que hoy las gordas y las feas "la llevan", bonito tema para un futuro blog, ¿Que tienen ellas que nosotras desconocemos?
Saludos
J Carlos

Ipnauj dijo...

Pura observación del infinito material que nos rodea. felicitaciones.

Un gran saludo.

gonzalo dijo...

agudo relato, aunque extrañé las chuchadas.

tu gremio se va a molestar.