lunes, enero 12, 2009

Crónicas Chuchetas LXXI: Hoy día tengo control.


Estoy harto ansiosa, la verdad. Porque me he sentido mal, angustiada, con ganas de llorar, cansada. En general, rara. No lo puedo explicar de otra manera. Y por más que me dicen que es normal, no deja de preocuparme.

Es que es como si yo fuera otra mujer. No soy para nada bipolar, más bien alegre, pero ahora estoy lenteja, cansada y enojada o angustiada y con ganas de llorar, que es pior.

Lo malo sigue siendo la pega. El sábado en el cumple de mi hermana conversaba con otra embarazada (tiene 4 semanas más que yo) y la cueua no trabaja. Es decir, duerme siestas, no tiene estrés por otras personas y por gueas que no te importan en lo más mínimo, y sólo se preocupa de estar tranquila. Puta que me dieron ganas de estar en su lugar. Aunque ahora ando entera relajada y si queda alguna cagá no me estreso nica (hasta yo me asombro de mi misma) y listo. El otro día recibí una llamada de una gueona entera prepotente que no quería mandar un correo electrónico a una dirección que yo le estaba dando, y era parte de su pega (una guea tan pajera como avisar un pago de una factura). Le pregunté si era mucha la molestia mandar un correo electrónico, y como me dijo que sí, me despedí y le corté. Pero sino hubiera estado preñá, le pido de una su nombre y hablar con su jefe. Pa eso tengo mis jinetas también. Como que la lola se levantó de maleta y se quería desquitar con alguien. Clásico de gueona amargá.

También voy a ir donde un nutriólogo porque conociéndome como lo hago, voy a terminar como ballena, y no es la idea. Aunque me he fijado que siempre al lado de una embarazada entera guatona hay un hombre idem. Como que se juntan pa chanchear y los dos suben 30 kilos juntos.

Toy entera fomeque; lo sé. Es que no me encuentro en toda esta cagá hormonal que tengo. Ayer me puse a escribir un post pero amanecí tan pero tan remal que me daban ganas de llorar, y show en la pega no hago nicagando.

En fin, se supone que a los tres meses se pasa todo y una anda cagá de la risa. Todavía me falta saber si tengo o no anemia, si toy cagá con la toxoplasmosis, si mi hijo está creciendo sano y juerte… tantas cosas. Y la pega. Que me cansa y estresa.

Yao los vemos

1 comentario :

Sandrita dijo...

Pide licencia niña!!!!

Yo haré eso hoy. La pega me tiene muy mal.

Por ahora el bipolar de mi jefe no está, pero llega mañana y pretendo no estar.

Es una lata, pero si uno no se siente bien, no te queda de otra. El bb está primero y tu salud mental también.

Saludos

Sandra