martes, enero 06, 2009

Crónicas Chuchetas LXVIII: Trabajar embarazada es como el hoyo.

No cacho si a todas las que han estado embarazadas y que me leen les pasó (y se agradecen los consejos y comentarios) pero puta que es penca trabajar cuando una se siente mal.
Ya sé que estoy entera reclamona, pero quiero escribir la pulenta de las pulentas para acordarme cuando nazca mi mostro y ande babosa y ni me acuerde de todo esto.
Si hago memoria desde que escribí el último post hasta el día de hoy tengo que decir que me he acostumbrado a los síntomas “normales” del embarazo y ya no me da na si en la mañana me da su resto de asco o si siento la sensación de mareo o si tengo que caminar entero lento. Ya es parte de mí. Y en honor a la verdad me siento como un milagro vivo, porque si lo pienso con los ojos cerrados llevo dentro de mí a mi hijo, fruto del amor del Gato y mío, esperado y recontra amado de antes, entonces soy entera pulenta por ese puro hecho. Y todas los somos. Incluso las que adoptan.

En fin, vuelvo a lo que iba: me acostumbré a sentirme mal la gran parte del día, a tener menos energía, a no ser la de antes en ese sentido. Pero trabajar así es como el hoyo.

Sipoh, porque hay noches en que duermo súper bien y amanezco como lechuga y no tengo rollos con ir a trabajar. Pero si duermo mal (hasta he tenido pesadillas, cosa que hace siglos que no me pasaba) amanezco peor y vengo arrastrando las patas a la pega, con los ojos medios rojos y mi jefe que nunca ha estado embarazado (obvio) y es entero acelerao, me pide lo mismo de antes pero yo me canso casi arturo. Asi es que a las 12:30 ya estoy raja y me quiero puro ir a acostar a dormir una siesta eterna. Pero no puedo. Y como soy secretaria tengo que estar siempre con buena cara, buena voz y buena disposición. Y no siempre tengo ganas.

Es que estar embarazada por primera vez es harto gueviao, porque una no cacha nada de nada. Naita. Y el cuerpo comienza a cambiar y tu ánimo y te empezai a preguntar mil cosas y todo por primera vez. Y pa’ peor te dicen que es normal y que tení que esperar hasta el tercer mes para sentirte bien.

Incluso con el Gato nos estábamos acordando que los otros veranos siempre andábamos patiperreando en las tardes de verano, a ver alguna obra de teatro, alguna callejera, concierto gratinas, tomándonos una cerveza, pero ahora nada porque yo paso acostada y sintiéndome a veces bien, a veces mal. A veces lloro, a veces me río.

Por eso venir a trabajar con todas las hormonas haciendo fiesta con una y llena de dudas y con asco y mareos y cansancio no es rico. Es como el hoyo.

Yao los vemos.

7 comentarios :

Vero Adolescente dijo...

Sin cachar mucho de medicina pero con dos herederos a cuestas me atrevería a decir que estás con un poco de anemia, muy normal en las embarazadas. Pídele al doc que te de algunas vitaminas y te sentirás mucho mejor. Este tiempo es rico para que te enguates comiendo frutas. Cuando yo me sentía como el loly igual que tu , me chantaba un kilo de nísperos, naranjas o chirimoyas... y pta' que me hacían bien.


Besos.

Sabina Atalaski dijo...

Na poh... a puro apechugar, amiga. Qué consejos te voy a dar si yo me sentía igual como el loly con mi Gabito y pa más re cachas en cama...

Descansa lo más que podai y piensa que ya se vienen las vacaciones... y puta, agradece que a una le da amnesia después de tener guagua (si no, una tendría un puro mostro no más)

Se le quiere, oiga. Más ahora, que eríh más real que antes.

Alvaro dijo...

Hola Furiosa, no había cachado que estabas embarazada, enhorabuena. Sorry, pero he estado medio alejado de la lectura, que por cierto, falta me hace.

Felicidades por tu embarazao y a cuidarse no más.

Abrazos y besos para los tres.

Artefacto dijo...

Fuerza Canifrù!!!, ànimo amiga y harta buena onda, muchas vibras positivas para los tres, para las hormonas nada como el yoga...

tarotista dijo...

Cuando yo estuve embarazada me compre un libro terrible de chanta como de a luca que se llamaba yoga para la embarazada,( yoga nunca hice,) pero si daba consejos super bueno como dejar una galleta o algo de cereal en el velador para comer antes de incorporarse y evitar la nausea matutina, formas de descansar en la silla para evitar la presion en la espalda, etc. Vas a tener un sueño mortal como por un mes mas, porque tu cuerpo tiene que generar como un litro extra de sangre, y eso el cuerpo lo hace solo mientras duermes, asi que apenas puedas descansa, y yo que me preocupaba de no engordar en exceso, tenia siempre en la cartera pasas o frutas secas para darme mini dosis de azucar cuando me faltaba el ánimo.
No te recomiendo en exceso la sandia en este tiempo porque una se hinsha como globo
Saludos

TIA K dijo...

Trabajar emabarazada y sentirse como las weas debe ser terrible.Yo estaba en tercer año en la U cuando quede embarazada de mi BEBE.(ahhh le digo bebe porque la polola le dice asi y lo agarramos para la palanca ..que mala ).
Y tuve que congelar el año porque simplemente el cuero no me daba para nada y eso que soy más aperra que la cresta ,pero no pude.
Despues retome la U y me gradue.

Ahora si estubiera embarazada y me sintiera igual, licencia no más.Ya que el cabro chico nececita sentir a su madre tranquila desde siempre.

Sandrita dijo...

Niña.. Que no te imaginas como te entiendo... Quiero puro estar en mi casita haciendo nada...

A parte que me lo he llorado todo y ando con mucha angustia...

Por ahí leí que a una le da amnesia después de tener a tu primer hijo... Y es la pura verdad!!! No recordaba que se pasaba tan remal!!!

Haré algo que nunca pensé que haría, por que lo encuentro entero feo... pediré al doc que me de licencia...

Saludos

Sandra