sábado, noviembre 21, 2009

Crónicas Chuchetas CXLV: Nuestro Hogar.

Ahora que mi hija guatonita está más grande cada día y expresiva, he estado pensando en como me gustaría que sea nuestro hogar.



No es que antes los dos solos no formáramos un hogar, pero con hijos cambia la cosa. Y harto. Obvio.

Lo que trato de hacer ahora es entregarle harto amor, harto harto. Porque quiero que crezca como una niña segura, que se sabe amada, que en este despelote de libros, guitarras, quenas, música, está su Hogar. Así con mayúscula.

Es que tengo una teoría personal media siquiatrica al peo, si quieren: la niñez nos marca a fuego, y las cosas y trancas y dolores y alegrías que pasamos en esa etapa, nos hacen ser adultos buenos, malos, envidiosos, trancaos, cagaos, tristes, alegres, guena onda, entre otras miles de custiones más que ustedes pueden agregar. Entonces, dentro de las cagaitas que me mandaré con mi hija sin querer queriendo, trataré que ella se sienta amada y protegida en esta casa que le tocó vivir.

Y lo hago desde ahora. En forma consciente y de adrede.

Abrazo a mi chancha cuando se despierta, le doy miles y miles de besos, si estamos con más gente y se despierta le hablo y la miro para que se sienta segura (es regaloncita y lotra vez en el súper una tipa amorosa le encantó, no me creía los tres meses porque la encontró gigante, y le habló y mi cerdita se puso a llorar porque desconoció), le hablo, le canto, le cuento lo que estoy haciendo, le digo al Gato que haga lo mesmo.

Es que quiero que ella crezca como una niña segura y amada. Que sabe que llegando a esta casa (o cualquiera que vivamos) encontrará amor, comida calientita, su ropa limpiecita, un abrazo, un beso, palabras de amor. Ella y su hermana o hermano, porque la pulenta que quiero otro hijo. O sea con el Gato querimos otro. Por supoto que recién paría le dije al Gato que ni cagando tendría otro y que mi chancha sería hija única, pero con el paso de estos meses me he dado cuenta que me siento muy realizada como mujer siendo mamá, que amo a mi hija con toda mi alma y mi ser y de una manera tan especial, que a pesar que no tengo vida propia, que tengo las manos pa la cagá, que estoy guatona, que no puedo leer ni escribir como me gustaría, soy muy muy mega feliz como madre.

Claro que no quiero quedar preñá arturo, ni tan agilá. Porque quiero volver a ser toc model (sueña!) y que la chanchi esté un resto más grande.

Me acuerdo que cuando estaba embarazada me imaginaba a la chanchita en medio de nosotros, mirando sus manitos y su carita. Ahora es realidad. Y me imagino con mis dos hijas (se me imagina que será mujer mi próxima hija, pero si es hombre estaré feliz igual), cocinándoles, peinándolas, abrazándolas (tantas esdrújulas, la cagué), mimándolas, para que crezcan seguras, llenas de amor, para que el día de mañana sean buenas personas, respetuosas, felices, y que me hagan aguelita y tener una familia hermosa.

Así quiero que sea nuestro Hogar.

Con puro amor se logra. Terrible de papa.

Yao los vemos.

16 comentarios :

Laura Virtual dijo...

Re lindo... con amor como principal materia prima... seguro que será así.

Julio dijo...

jeje lo mejor es la foto...me los imagino. que bonito eso..espero llegar a formar un hogar asi.
saludos

Atrapada dijo...

Pensamos muy parecido, yo hago cualquier cosa por mi hijo, quiero que sea feliz, que se sienta seguro y no pase por lo mismo que yo en la infancia, por eso me pongo las pilas. Lo mejor que me ha pasado en la vida es tener a mi perrito chico y se lo hago saber a cada rato, de cualquier forma, hablandole, dandole besitos, abrazandolo, etc, y resulta por que mi hijo me dice que es muy feliz y que le encanta estar en su casa con su familia, ahi me doy por pagada, no importa no poder salir de carrete ni tener tiempo pa na.

Seguro algun dia tu chanchita te sale con una frase pal bronce como mi hijo, vai a ver que todo vale la pena. Un abrazo.

celeste dijo...

Que lindo, tenis toda la razon, yo a mi hija la mimo mas que la cresta, porque una vez una vieja sabia me dijo, la infancia es pa ser feliz y mado, pa penurias esta la adolescencia y la adultes (que arto que se sufre) ais que pa que achacarles a ellos cosas de las que no son responzables, ahhh??
lo otro que digo es que cuando este a punto de dormirse y recien dormida, le hables de sus logros en el dia, como que les queda gabadisimo que te interesa mas lo bueno que lo malo que puedan hacer.

Saludos para tu familia.

Sabina Atalaski dijo...

Ptas, pásame los pañuelos desechables, porque la cagaste pa linda la entrá.

Cuando xuxas voy a ir a conocer a la Heredera tuya? Todavía puedo ir, verdad?

Dale un beso de mi parte.

 kotto dijo...

Yo creo que se puede... todas las cosas que dijiste se pueden lograr... con harto amorsh, con harto aguante... creete el cuento que lo podi lograr...

Olivia dijo...

Muy lindo...
Yo antes de tener a mi hijita no podía comprender cuando las personas hablaban del amor hacia los hijos, pero ahora que la tengo comprendo que no hay nada que no haría por ella y que mi vida gira en torno a mi gordita.

Leslie Miranda dijo...

Toda la razón. Harto amor, y lo más más más importante, harta comunicación, que diga lo que sienta, que se exprese, nunca jamás le enseñes el silencio (no confundir con respeto), eso si que genera trancas.

La volaíta autorreferente shaaa.

Un abrazo grande.
(Vi las fotos de tu hija, que sapa, pero es hermoooosa)

bellota_b dijo...

Me gusta que dentro de tus proyectos incluyas mas hijos,por que yo era una egoista y cuando me enteré del segundo hijo sin programación incluida me quería morir.Lloré un rato en el baño con el test pack en la mano y mi mamá me dio un sermón del cual sacó todo mi egoismo.
Hoy se llama Tomás y es el ser mas sencible que existe,es mi mejor amigo...te dai'cuenta? mi mejor amigo.uff!

Sigue feliz con tu chanchis beia!

Ipnauj dijo...

Hasta las yeguas sientan cabeza.

Un gran saludo.

elalcaravan dijo...

ojalá sea como dices, es cierto que la vida de una persona queda marcada por lo que ha vivido en su infancia

Mary Rogers dijo...

Preciosssssso el texto oiga...sólo que AGUELITA???? no será musho adelantarnos...pobre guatonita, ni camina y ya tiene hijos!
besos, oye

escorpiona dijo...

Es re importante conversarles y estimularlos desde chicos a los enanos, eso les hace re bien...

Saludos para los tres

Chau

yamapy83 dijo...

jajaja, me encanto lo que escribiste. Te salio del alma. Felicidades por tu chanchi y que juntas sigan siendo tan felices.

Yazmina

Víctor Hugo dijo...

jejejeje muy entrete tu crónica como siempre... pucha que cambia la vida con los hijos.... desde el asombro que significa traerlos al mundo hasta el amor que nos brota por ellos..

Una amiga (la Vere) es de tu mista teoría... un niño amado y feliz será un adulto feliz

saludos
VH

Venus dijo...

Que hermosos deseos! y que bueno que seas tan consciente de ello y que lo puedan compartir en pareja!!