viernes, noviembre 13, 2009

Crónicas Chuchetas CXLIV: Ser mamá es la raja.

Como casi siempre escribo de la realidad de la maternidad y del embarazo, según yo eso sí, ahora quisiera contarles lo bacán que es ser mamá. O lo bueno que ha sido para mí este proceso con mi hija hermosa.

Lo bueno del embarazo es que una anda en otra y es como la preparación para lo que se viene, que es el nacimiento, obvio. O quizás estoy hablando en forma demasiado personal, porque no cacho cómo será ser más pendeja y tener hijos y tener ganas de carretear y andar gueviando con toda libertad. Porque yo todo eso ya lo hice, y harto. Anegüei, a mi el embarazo me sirvió para cambiar de onda, como quien dijera. Me pasé el invierno encerrada con tanto resfrío y porcina y limpiando el refri con cloro como loca, por la listeriosis. Pero vi cuarquier película, terminé 2666, seguí escribiendo en mipcrosado, cociné harto, le escribí a mi chancha. Pero no extraño mi cagando estar preñá. Sobretodo porque sigo guatona.

Las dos primeras semanas todo raro y la cagá con las hormonas y cachando a mi chancha, durmiendo poco, su resto adolorida por la cesárea, organizando la nueva vida que una tiene. Pero a medida que pasa el tiempo, y la hija o hijo de una crece, una se va organizando y disfrutando. En serio.

Por ejemplo mi hija cerdita. (En su último control la pediatra dijo que si no fuera porque es gordita por pecho sería obesa, si pesa casi 7 kilos, por eso el trato de "cerdita"). Ahora que tiene tres meses, interactúa caleta conmigo. Se despierta feliz, sonriendo, hablando en su idioma guaguno, dije agú, le canto y se ríe, la lleno de besos, es lo más exquisito que hay.

Lotra vez tomé un taxi y conversando, de pronto dije: tengo una hija. Primera vez que lo decía de esa manera, y me sentí tan importante, tan bacán.

A pesar de todo lo pesado que es, de las preocupaciones que trae aparejado, que la vida de una queda en segundo plano, es lo mejor que me ha pasado, tener a mi cerdita, que ya está gritando a mi lado.

Yao los vemos.

8 comentarios :

elalcaravan dijo...

un poco la antítesis del pos anterior, ser madre, como toda cosa debe tener sus ventajas y desventajas, meimagino que son mayores las ventajas

TIA K dijo...

Los hijos son exquisitos y uno se enamora de ellos de una.
Yo si no ubiese tenido esa caga de embarazo como las weas los 9 meses tendría un par más ,pero tan valiente no soy .

escorpiona dijo...

Que rico leerte y ver que la "experiencia maternal" tiene su lado alegre...

Saludos a tu chanchita

Chau

Olivia dijo...

Nuevamente concuerdo 100% contigo...mi gordita recien está empezando a reirse y cada vez que lo hace se me olvida todo...
A proposito que hoy es el debate de anatel recorde que en tu blog anterior hacias unos post muy interesantes de tu visión acerca de los debates presidenciales anteriores...supongo que ya no tienes mucho tiempo para verlos, pero si lo ves sería interesante leerte comentado ese tema.

Cariños para ti y tu cerdita.

Selma dijo...

Te leo y me imagino a mi misma en pocos dias mas. Mi primogenito salió mas porfiado que okupa y no quiere salir aunque estamos en la semana 41.
Que lindo leerte, y cachar todos los lados de la maternidad, el lindo y el no tanto.

Laura Virtual dijo...

Gracias por contarlo tan sinceramente.
Ahora cacho que todas las ideas que podis hacerte al respecto a la hora de los quibos son pura paja, porque el amor madre hijo es irracional -como todos los amores- y mas intenso que ninguno, porque es un vínculo hasta el fin de nuestros días.

Felicidades y me alegro que disfrutes tu nuevo status :)

Mary Rogers dijo...

me encanta que se refleje tanto sentimiento.
besos para tí, la cerdita y el minino

karim dijo...

hola una curiosidad ya que tb tengo una hija de 3 meses hasta cuando piensas estar con ella antes de volver a trabajar ?? y con quien la dejaras cuando eso ocurra?
saludos