martes, diciembre 15, 2009

Crónicas Chuchetas CXLVIII: Como va mi cerderismo.

Cuando una queda preñá y es guena pal diente, engorda caleta. Así como yo. Por si no se acuerdan el post que escribí sobre lo guatona que estaba, lo pueden volver a leer acato.

Ya ha pasado más de un mes. Y por primera vez en mi vida, he adelgazado sin esfuerzo ni dietas. Esa onda.

Claro que no estoy desnutría ni mina ni nada. Pero desde el post aquel que les contaba cómo estaba de guatona hasta ahora, hartos kilos he perdido. Lo que pasa es que no me he pesado, porque me pasa que si lo hago y cacho que los kilos son caleta, como que me deprimo y como más. Entonces cacho por la ropa nomás.

Por ejemplo unos jeans que se me salían como chorromil rollos y apenas me cabían, ahora que quedan bien. Lotro día me compré unos tolonpas talla 44 y me quedaron la raja. Obvio que lo ideal para mí será llegar a usar la talla 42, pero paciencia nomás.

Lo que no me ha bajado ha sido la guata. Es que la tengo rara. Me quedó así después del parto, una guata que desconozco. Pero como mi cerdita tiene 4 meses nomás, me consuelo. Porque si tuviera un año y yo tuviera esta guata, me deprimiría.

¿Y cómo lo ha hecho? Se preguntarán ustedes. Les cuento: en la comida trato de no cerdear. Si voy al supermercado, compramos lo necesario nomás. Nada de chocolates, ni helados ni nada. Cuando voy a comprar pan a la panadería que hacen puros pasteles ricos, compro puro pan. Harta ensalada, pero también le hago al arroz, fideos, papas. Como de todo la verdad, porque como estoy dando pecho, no puedo hacer dieta estricta. Y el único ejercicio que hago es caminar, más o menos como una hora con la chancha. A ella le encanta, salió entera patiperra, y yo pienso y miro y me venteo también.

Por eso he pensado que cuando tenga mi otro hijo o hija, adelgazaré primero antes de quedar preñá. Porque puta que es frustrante ponerte un pantalón y que se te salgan todos los rollos o que no te suba por las piernas. Es repenca. Me acuerdo que como por septiembre me compré unas poleras talla M y me quedaban a presión, la pulenta que parecía prieta, pero me dije a mi misma que me debían quedar buenas. Y ahora me quedan la raja.

Así con la cosa. Por eso les digo a las lolas que aún no se preñan pero que quieren, adelgancen antes. No engorden como cerdas en el embarazo. Porque si le sumai la cagá hormonal después del parto más parecer ballena, te doy firmao que te deprimí. No sean como yo que soy cerda. Si después cuesta caleta adelgazar. La pulenta que sí.

Yao los vemos.

11 comentarios :

Laura Virtual dijo...

si sin embarazo es tema pa' nosotras... con embarazo mas que te urgís por el peso.

Mary Rogers dijo...

no te preocupes, chica, porque vas a bajar...el tema es después del segundo...(yo sin guagua, 16 años después estoy pesando lo que pesaba cuando los iba a tener....guaaaaaaaaaa...tremendo)
Yap, besos

Olivia dijo...

Puta que es penca verse como embarazada y no estarlo, me acuerdo que unas semanas despues de tener a mi gordita me subí a un taxi el conductor me pregunto "cuantos meses tiene?".
Ahora que tiene 2 meses ya no me veo como en ese momento pero sigo gorda, aún no me caben mis pantalones pre-embarazo y es la dura que la guata queda muy rara, la mia esta suelta y gelatinosa...espero que algún día vuelva a ser la misma guata de antes...

Que weno que tu has bajado de peso, yo creo que las caminatas te ayudan ene y tb el no comer golosinas...a mi me cuesta ene porque me dan ganas de comer puras cosas dulces, onda chocolates y helados...habrá que hacer un sacrifico si se quiere ser bella...como dicen para ser bella hay que ver estrellas...

Thamara Elizabeth dijo...

Hola cabra!

mi tia tuvo un bebé tiene como 2 meses la Vania y lo mismo, bueno, es su 3 bebé ya y se fajó altiro e hizo una dieta, en la cual puedes perder entre 4-6 kilos por semana y al contrario de lo que piensas.... hay que comer más que la cresta pero puras cosas sanas, la hice con ella y sí sirve y no quedai con hambre y no te dan ganas de chanchear


Cuidate mujer y de apoco se puede

Muacks!

Voy y vuelvo dijo...

mire, despues de los treinta y parida no puede esperar a tener la misma figura que tenia en aquella foto donde sale en bikini toda regia al lado de la sobrina. deberias preguntarle a tu marido que piensa. seguro que todavia se le paraliza todo cuando te ve saliendo de la ducha.

ahh que rico es comer...

Venus dijo...

Hola! buenos consejos, lo que es yo, tengopleado el otro año iral gym un par de meses y mantenerme lo mejor que puedo para cuando quede embarazada que no he decidido cuando será todavía...

Hasta cuando tienes post natal?

Saludos!! que estes super!

p.d. escribi una cosita en mi blogsss :o)

Julio dijo...

No cacho muy bien del cuento...pero por lo que he visto esa guata marciana baja y llegaras al 42...recuerda que una buena dieta es...la DEL LAGARTO!!! y ahora en verano con calor...ufff 10 kilos jajajaja
saludos

Ipnauj dijo...

Juéguese unas pichanguitas todos los domingos.

Un gran saludo.

Sabina Atalaski dijo...

Chaaaah, yo toy como la Mary... ahora peso más que cuando estaba a punto de parir a la Heredera (claro que me embaracé con 52 kilos, así que...)

Todo mal con los kilos culecos. Estoy chata de tratar de bajarlos comiendo chorrillanas y completos.

Cacho que la dieta no es pa mí.

Aaaaaaaaaaaaaaaaanimo!!!!

bellota_b dijo...

Sipo' si eso de frustrarse antes de tiempo es solo para las que suben 25 kilos.Todo lo que sube tiene que bajar ,en este caso los rollos (:D).
La guata queda rara,hasta cuando uno está embarazada se forma una linea vertical en la panza,un tono mas oscuro de la misma.Pero al término de embarazo y pasar del tiempo,esa misma línea desaparece....raro,no tengo idea a que se atribuye cientificamente,pero yo la apreciaba todos los días,hasta creía que mientras mas bajaba por mi vientre,menos me faltaba para parir.
Que monga,si ya sé :D

cariñusssss!...

ahh, me acordaba de un pantalón negro de satin pitillo que usaba,al contrario tuyo,nunca mas me lo pude poner...las patas me adelgazaron mucho y me veía ridix :D

Kala dijo...

vas a bajar! una amiga me contó que sólo por el hecho de amamantar es normal que bajes muchos kilos porque casi todo lo que comes se lo lleva tu bebé... ella había subido como 30 kilos con su embarazo y los bajó súper rápido... al par de meses nadie creía que había tenido guagua...