miércoles, febrero 17, 2010

Crónicas Chuchetas CLVIII: En el trome con la chanchi.

Enveces me pregunto si algún lolito del extranjero me leerá. Probablemente no, porque obviamente si uno no es chileno no cacha nada, cosa de mirar el título que le puse a esta entrada.

Eso de hablar al revés las palabras mi papá lo hacía desde yo era niña: él iba al ñoba (baño pa' los no vivos), decía "alverre" en vez de al revés, y un montón de palabras que no me acuerdo. De ahí mi facilidad pa' dar guerta las palabras, aunque ahora sea típico de los chorizos y flaites.

También me pregunto si alguno de los que me lee y no me conoce en vivo y en diresto piensa que hablo así, medio flaitonga y con puras chuchás. Les respondo: sí y no.

La cosa es que hoy partimos al control de los 6 meses de la chanchi: ta terrible de sanita, gorda y hermosa. Y comienza a almorzar, cosa que les contaré en otro post. El Gato no pudo acompañarme porque no logró escaparse antes de la pega, y como igual me aburro en la casa y la chancha se porta bien cuando andamos en la calle (salió entera callejera), partí a Independencia a comprar 5 metros de tela que necesito para tapizar un sillón que le tengo harto cariño, además que tengo un vecino que es maestro tapicero y me cobra barato por la pega. Súmenle que como soy entera avispá el finde compramos un coche paraguas (el otro es entero bacán pero no puedo andar sola con la chanchi) porque quiero andar pa todos laos, en micro, taxi y metro, que tanto.

De la pediatra caminé hasta el metro Santa Lucía. Cuando una camina no cacha las escaleras, pero vagínense (bah, estoy como The Yeguas) imagínense con el coche. Mientras miraba y miraba la chorrera de escalones y trataba de pensar una manera de bajarlos sin sacar a la guatona del coche (porque si lo hago agarra papa con los brazos y después la siento y llora como si la estuvieran matando y la gente me mira como si fuera mala mamá, aunque no me debería importar, pero la gente es entera sapa), un lolo me ayuda a bajar. Después trato de pasar por el torniquete famoso con el coche y llega un guardia y entre que me reta y me dice que está una puerta para que la gente con coche o en silla de ruedas pase, porque yo le reclamé que el metro es pa gente con dos pies nomás. Pasé por la famosa puerta y me encontré con la chorrera de escalones de nuevo. Y como soy entera pulenta, agarré el coche con la chancha adentro y los bajé. De pasaita les cuento que mi hija hermosa está pesando 8 kilos 350 gramos, nada menos.

Por la hora (alrededor de las 5 de la tarde) y por ser febrero (Santiago cuasi pelao) el metro estaba bastante decente, como antes del Transantiago. Me bajé en Los Héroes y para hacer el transbordo a la línea 2 me ayudó otro hombre. Las minas ni pescan, lo que me parece raro si nosotras somos las que nos embarazamos y parimos y criamos. En fin. Por suerte las líneas nuevas del metro tienen ascensores (que usan harto las viejas guatonas balsas; deberían caminar las cerdas), lo que me hizo el resto del viaje más agradable.

Claro que de la estación Patronato hasta la calle Independencia son alrededor de 4 cuadras, donde vi harta pobreza, perritos tristes, malos olores... otro Santiago. Lo gueno es que encontré una tela preciosa y barata, después el Gato nos pasó a buscar en el tocomocho y listo.

Por eso ahora estoy raja. Lo que pasa es que en las mañanas me levanto temprano y camino como dos horas (mientras mi cerdita habla en su idioma guaguno y duerme y se despierta feliz), entonces como que me voy al chancho con la actividá.

Yao los vemos.

5 comentarios :

Sandra dijo...

Yo prefiero salir con la cabra chica en esos "portabebés" si voy a andar en metro o micro... Mi espalda queda pa la historia pero es menos complicado que andar tomando guagua, cerrando coche, bajando escalas,abriendo coche, sentando guagua y asi.. etc, etc.. Me agota!!!

Saludos!!!

Voy y vuelvo dijo...

claudia, eris tirriule flaite. pa que andamos con guas.

saluos.

Laura Virtual dijo...

Sabis que a mi me pasa algo como a ti en la forma de expresarme...
La verdad es que si estoy en un ambiente serio, conservador o cuico me censuro un resto... En general con mis amigos soy super xuxeta y wena pal webeo... pero cuando escribo parezco re seria porque aflora mi formación de periodista (si lo fui, antes de cambiarme de rubro)...
En fin, igual cuatico andar con guagua... es como volver del super a pata, cacho yo.
Un abrazo

Karina dijo...

Es lo mejor salir a pasear con la guaguas, a las mias el puro aire las relaja y se van piolita durmiendo. Sobre lo que ayudan son los hombres, es total veldá...es cosas de acordarse la indiferencia de las minas en metro y micros y colas del banco,etc cuando una estuvo embarazada, eran de lujo las lolitas como se hacian las ciegas y no daban el asiento...una vez en el Jumbo tuve que dejar un reclamo porque la caja "preferencia" para embarzadas estaba llena de viejas weonas q no eran ni embarazadas, ni 3ra edad ni discapacitadas (salvo discapacitadas sociales por cierto)

bellota_b dijo...

En casa también hay un solo auto y como me gusta patiperrear sola y comerme todas las tiendas con la mirada cuando tengo poca plata y solo me alcanza pa' un helado ,uso solo metro.Sin contar el día que no sabía de los colores del metro para unos ciertos horarios y di jugo por un buen rato grrr.
Yo amo patronato y sé de esa parte media penca cerca de las telas(ogro pasa metido ahí por las telas también),y me diste buena idea...quiero cambiar la tela de las sillas del comedor por que aún tan buenas,pero flojera me dá ir.

yap...subiendo...