viernes, abril 16, 2010

Directo desde Buenos Aires:

La pulenta que parezco perro con pulgas: estoy mega feliz acá. Aprovecho que la chanchi duerme y que el Gato me dejó el computador para escribir.

El viaje estuvo repiola, la chanchi durmió todo el viaje. Claro que cuando despegó el avión como que nos miraba rara, pero nosotros le hablábamos puras gueas con los poquitos juguetes que le trajimos. Después tomó un poco de teta, y listo, zeta.

Llegamos en la noche por acato. Acá hay una hora más, de hecho ahora son las 8:30 de la mañana, seguro muchos de ustedes van hacia la pega o se están levantando recién. El aeropuerto es terrible de viejo (por lo menos la parte internacional) pero lo bueno que con la chanchi pasamos rajaos por todos lados. Lo único penca fue que al bajarnos del avión tuvimos que subirnos a un bus!!!! Y yo juraba que había manga, asi es que tuve que abrigar más a la chanchi. Cambiamos moneas (de dólares a pesos argentinos) y tomamos el remis (como le dicen acá) y llegamos al hotel. Yo miraba lo que más podía, pero ya eran cerca de las 12 de la noche y la ciudad dormía.

Lo malo fue en Chilito: había la meeeedia fila para las maletas, y preguntamos por una fila preferencial. Nos pusimos en ésta, y no avanzaba NADA. Cáchense que había una señora de 80 años y una embarazada antes que nosotros, y la fila normal era más rápida. Pésimo LanChile. El Gato atinó y se puso en la cola normal, y entonces pudimos pasar las maletas. La otra fila, la "preferencial", estaba igual.

El hotel este es la raja, nos pusieron una cunita corral para la chanchi, que es recómoda para mí porque la pongo adentro con sus juguetes y yo puedo estar tranquila. La cama es king, asi es que mejor aún.

Lo gueno es que estamos a dos cuadras de la calle o avenida "Florida", que es peatonal y llena de tiendas, también hay un centro comercial que se llama "Galerías Pacífico" y es hermoso el techo, una cúpula con pinturas.

Ayer estaba tan raja que me desperté apenas, me di una ducha rápida y la chanchi seguía durmiendo y ya se acercaba la hora del término del desayuno. El día estaba nublado y húmedo, por lo que ya me había hecho la idea de tener que esperar unas horas antes de poder salir. Es que acá el viento la cagó, de hecho cuando hablé por fono con un tío que vive acá hace chorromil años, me dijo que me alejara de los árboles que se caen por el viento, y después en las noticias mostraron un árbol gigante que se había caído arriba de dos autos en luz roja!!!

La cuestión es que agarré a la chanchi dormida, la puse en el coche, la tapé con un chal que le tejió mi hermana (que me ha salvado caleta) y partí al comedor a desayunar. Comí "facturas" con dulce de leche (manjar pa mi) y otras cuestiones más, y volví a la habitación a vestir a mi chanchi. Alrededor de las 12 del día la abrigué bien y salí.

Una como santiaguina igual cacha la onda de los robos y la cosa pelúa de la delincuencia. Entonces estaba en la disyuntiva: o sapeaba cual Carmela TODO (los edificios, la gente caminar, lo que venden) o me hago la dueña de casa porteña que salió a vitrinear con su guagua. O nena, como dicen acá. Porque ando con una cartera gigante que me trajo el Gato de cuando jue a Sao Paulo, en la que me cabe de todo (juguetes, pañales, pañitos húmedos, ropa, mis documentos, etc) y no quiero llamar la atención.

¿Qué les puedo contar de lo que he visto? Porque he visto poco, ayer había mucho viento y no quiero exponer a mi chanchi a nada, aunque le traje todos sus remedios por siaca, y mucha ropa también. Las calles son bonitas, por los edificios antiguos, la gente es súper individualista, en el sentido que no se preocupan si tu pasas primero o no, seguro como somos los santiaguinos en un día ajetreado. El ceda el paso o paso de zebra se lo pasan por la raja como nosotros, y los garzones, botones del hotel, el viejo que vende diarios en la esquina, todos te tutean, como si te conocieran de siglos, terribles de relajaos.

Ayer en la mañana vitrinié harto pero no compré nada, porque la ropa es cara y este sector es pa turistas y obvio que es más caro. El Gato tiene un jefe de acá que cada vez que va a Chile compra algo para sus hijos, porque de pronto encuentra más barato stgo que Buenos Aires, pa' que cachen. Igual me aburre el vitrineo, porque son las mismas tiendas que tenemos nosotros.

Acá en el hotel le di el almuerzo a la chanchi (traje colados desde allá) y cosa rara, almorzó casi todo!!!! Porque mi hermosa es media mañosa para la comida, es seca pa los postres. Gueno, me fui a comer una pizza y de postre pedí un flan con dulce de leche y le pusieron caleta!!!! Con la chanchi los comimos juntas.

Estaba tan raja que me vine a dormir, y mientras hacía zaping extrañaba la teleserie brasileña que veo: "India, una historia de amor". Y la cueita que la están dando acá también, quizás un capítulo más avanzada, asi que vi la teleserie y me dormí hasta que llegó el Gato de su curso.

Como el Gato no había visto nada, partimos a caminar. Juimos a la librería Ateneo que está en Florida, tiene dos pisos, ascensor, cafetería, sala de lectura... entera bacán!!!!! Y los libros baratos. Fuimos a la parte de los niños y le compramos varios libros a la chanchi, de esos de tela y plásticos, y también uno de regalo para mi sobrino. Después caminamos hasta que llegamos a la calle Corrientes, gigante avenida, y como ya eran cerca de las 8 de la noche, en el medio de la calle Florida, se llenó de vendedores ambulantes. Vendían de todo: poleras con letreros divertidos, calzoncillos (tienen a Maradona con "que la chupen", le celebran todo al guatón decadente), pa' tomar mate, y los típicos peruanos y bolivianos que vemos en Santiago. De hecho uno me ofreció "camperitas para la nena", y yo le dije: chaqueta le decimos nosotros. Fue divertido escuchar un peruano hablando como argentino.

Después, obviamente, nos juimos a comer carnita. El restorante no era muy grande y además que andamos con el coche atómico (compramos uno paraguas rebarato, pero preferimos traer el grande para acá, por el ofri). Pero lo bueno, no como en Chile, es que no nos pusieron cara de poto porque el coche puro incomoda. Nada de nada.

Parece que me alargué su resto, gracias a los que leyeron hasta acá. Quizás a la noche siga, o si no, la guelta en Chilito.

Yao los vemos.

15 comentarios :

Katty dijo...

Yo nunca he ido a BA pero he leído y escuchado comentarios de que es una ciudad para padres, que los locos van hasta a carretear con los niños, que en todos lados te reciben con los coches y tienen lugares habilitados para los nenes, viste.

Pasalo increible y pasea por todos lados, dicen q es re lindo alla.

celeste dijo...

Que rico, apenas nazca el nuevo miembro de mi familia, me voy de viaje, es chorisimo como en otros paises las guaguas no molestan en ninguna parte, lo que mas me impresiono en disney es que todos andaban con la guagua pa toos lados.

Pasalo chancho con tu chanchi y tu gato.

Natalia dijo...

hola clau, te escribe super nat o nata, estuvo rico conocerte el otro día, q bkn tu viaje, estuve pensando en la idea de hacer un blog con tanta guea q me pasa.
hasta cuando te quedai?????
besos!

karim dijo...

que bacan nunca he salido de Chile y con mi bebe viajamos a la serena en avion en el verano y se porto pesimo los 45 minutos que duro el viaje !!
que bueno que allá respetan y no te ponen caras feas por los coches por acá pucha que da rabia ademas que no tienes acceso a nada con los coches siempre cuando ando en la calle y me topo con mil escaleras y ningun acceso pienso en los minusvalidos en sus sillas de ruedas.
suerte y abriga harto a tu peque.

Voy y vuelvo dijo...

tenis que mandarme los datos del hotel, restaurant, y sitios de interes para visitar pq mi mina quiere ir a la argentina a visitar algunas amistades y ya me clavo con que para el sgte viaje a chile tenemos que cruzar "la cordishera"

no te mojes tanto.

Atrapada dijo...

Ejaleeee!!!! Aproveche el viaje y que la chanchi se porta bien, sapee harto y coma todo lo rico que encuentre. Bien merecido que se tiene el paseito. Saludos

Aída dijo...

Hola!
Siempre leo tu blog!
Pero nunca me habia atrevido a comentar. Aunque siempre hay una primera vez =)
Estuve en Baires en febrero y fue agradable leer y pensar por un momento que estaba alli nuevamente.
Aprovecha al maximo la ciudad junto a tu bebita.

Sabina Atalaski dijo...

Yo he ido caleta de veces (como 8) a Buenos Aires y jamás me aburro... ptas que amo esa ciudad... viviría feliz un par de años allá.

Claro que los argentinos tienen sus weás también, pa que andamos con cosas.

Teníh que ir a la otra Ateneo, Xuxetis... ahí sí te vai de raja... yo fui la última vez y me encontré con que Quino estaba firmando libros... la cagó. Es como de cuento esa weá de librería.

Me alegra mucho que lo estíh disfrutando. Yo siempre me quedo en el Marriot al frente de la Plaza San Martín, casi en la esquina de Florida... cacho perfecto donde estai... así que más entrete aún leer tu entrada.

Páselo chancho y ya sabe... nos vemos a la vuelta!!!

SRTA TEMPLARIA dijo...

Quée genial!!! leí con cuidadito paar imaginarme hasta ese viento frío!! que rico que lo estén pasando super!!! abriguense bien !

Un abrazote
PAU

Julio dijo...

ahhhh que ciudad mas entretenida.
aunque ¿Qué ciudad no es entretenida cuando uno es visitante?
Maravilloso que lo estés pasando tan bien por allá, aprovéchalo al máximo.
salud!

Constanza... dijo...

que genial se te lee tan contento, al fin su merecido descanso.

Selma dijo...

Que entretenido tu viaje!! Como eres raton de biblioteca debes estar vuelta loca en Baires, asi que aproveche no mas.
No te habia dicho que fue entrete conocerte y cachar que somos casi vecinas...cariños y siguelo pasando bien

Mary Rogers dijo...

je je...mala fecha p'al viaje poh...(dijo la envidiosa) Baires es ideal en Septiembre. En todo caso, disfruta y trata de ver lo que más puedas. No te pierdas lo típico: caminito y la recoleta.
besos a los tres

elalcaravan dijo...

pasalo bien y disfruta

bellota_b dijo...

Llegué a placé,pero leí todo e imaginé también ...thanks(nunca sé si gracias es asi en inglés jajaaj).

lindas fotos!!