domingo, abril 04, 2010

Crónicas Chuchetas CLXV: Sobre la decisión pelúa.

¿Se acuerdan del post que escribí hace un tiempo? Ese sobre una decisión muy importante y trascendetal que debía tomar.

Gueno, la tomé que rato. Y ya estoy tranquila, porque cuando escribí el post, me daba mil vueltas y pensaba y pensaba. Me angustié su resto, la verdad.

Quizás algunos ya han cachado, pero la decisión tiene que ver con que renunciaré a mi trabajo, para dedicarme 100% a mi hija.

Cuál es el atao: que tengo un buen trabajo, pero no me gusta para nada. Bueno en qué sentido: guenas moneas, muchísimos beneficios, poca pega, tranquilo el ambiente. Es que llegué a ser secretaria por cosas de la vida nomás (de pendeja también) y no me motiva para nada. Una vez lo escribí, lo pueden recordar aquí.

Desde que trabajo de secretaria (me parece que de los 23 años, y ahora tengo 37) siempre me he sentido su resto amarga, siempre mirando por la ventana para afuera y escribiendo en mis ratos de ocio. Y siempre renunciaba. Lo otro que me daba eran enfermedades como colon irritable, o me cansaba caleta, o me bajaba el ánimo. Pa' que hablar del fomingo, en que me daba una pequeña depresión tan solo de pensar en el lunes. Y recién el miércoles andaba más contenta.

Claro que con mi trabajo actual como que me calmé su resto, porque tengo muchos beneficios (monetarios me refiero), un buen ambiente, un jefe piola. Pero no me veía jubilando en ese puesto, por más bueno que sea.

Asi es que cuando me vine pa' la jato con pre natal, sin querer queriendo, me traje todas mis cosas. Ni tantas, la verdad, porque para mí la oficina no es mi segundo hogar ni nada, de hecho ni uso el correo de la pega para cosas personales. Y a medida que pasaba el tiempo en que mi chanchi crecía se me hacía imposible pensar en la idea de tenerla en sala cuna (no podía ni pensar en esa posibilidad porque me daban ganas de llorar en forma inmediata), y cuando pensaba en las levantás temprano, abrigándola, dejándola en la sala cuna, luego irme a la pega, hacer lo que me apestaba... más depre me daba.

Así llegó un día de verano es que nos estábamos bañando en la piscina con el Gato, mientras mi mamá me veía a la chancha (esos extraños momentos a solas que tenemos) y le dije que ya tenía casi 37 años -todavía no los cumplía- y que estaba chata de trabajar en algo que me cargaba, que ya era hora de hacer lo que más me gustaba y que de pura agilá y asustona no hago: escribir.

Al Gato le dio un infarto pero luego que se recuperó me dijo que ya me cachaba, de hecho para él también es la idea que yo críe a nuestra chanchi, aunque en las moneas tamos fallando su resto. Igual mi sueldo cuenta. Pero le sacamos punta al lápiz y le vamos a puro darle con fe. Lo gueno es que no tenemos deudas, aunque tampoco tenemos na', asi es que tamos bien.

En fin, próximamente seré dueña de casa con todas las de la ley: sin sueldo y con cuenta rut. Porque tengo que ir a cerrar la cuenta corriente, ver el atao de la isapre, de las imposiciones. Claro que lo mejor ha sido no tener que usar más tacos, no maquillarme más, no usar cartera ni ropa con la que me sentía disfrazada. También seguiré asistiendo al taller literario, porque la escritura no la dejo por nada. Aunque con la chanchi tengo repoco tiempo, la verdad.

Eso era poh.

Yao los vemos.

21 comentarios :

Katia dijo...

Yo opte igual que tu ,por estar con mi hijo ,siento que ahora es cuando más me necesita ,para estar con el, aconsejarlo, VIJILARLO y darle todo mi apoyo.

Katia dijo...

claro que este weilon ya tiene 17, y puchas que me ha servido estar 100% disponible, sino quisa donde estaría este mata de w...s. pero es mi bebe hermoso igual . jajja

bellota_b dijo...

A ver...tu opción me es tan conocida.Ese sentimento de pena al despegarse de la bebe ,por que ya es hora de volver a trabajar,me sonó muy cercano.Yo tenía un trabajo independiente,de esos que no necesito jefe,pero que igual me obligaba salir a la calle.Atender mi tienda.Mientras pensaba en mi guagua que estaría llorando con mi madre cuando yo podría con un poco de esfuerzo cuidarlo,mimarlo,educarlo,malcriarlo,besarlo y no perderme ninguna etapa.Por eso la palabra"privilegiada" es lo que llamo a tu opción,tener la posibilidad de optar y poder,es impagable.
Dale cono todo,mira que criar bien o mal da igual...tu le verás los primeros pasos,tu la llevarás al jardín,tu estudiaras con ella y un montón de cosas que ya sabrás.

Claro ahora grito por salir y se han puesto un poco aprensivos con su madre.Cuek!

Veroca dijo...

En un pensamiento corto plazista parece una buena decisión la tuya, pero a la larga y ami juicio no estoy segura que lo sea...Lo importante es que uno se sienta feliz y relajada y para eso a mi juicio uno tiene que trabajar , quedándose en la casa no se logra eso. Y lo que es peor , a la larga tus hijos NUNCA te agradecerán ni valorarán haber tomado esa decisión e incluso te la criticarán porque habiendo estado trabajando habríaas sido una mujer mucho más completa yhabrías tenido muuuchas más cosas de la vida que enseñarle a tu hijo (a). Esto me lo han dicho y reconocido varioas madres que tomaron tu misma decisión dejando la pega y quedándose en la casa con sus hijos, madres que ya tienen sus hijos profesionales y que uno jamás pensaría que tienen este rollo, q se ven aparentemente felices. Ah y lo peor, tus hijos no te valorarán en la casa porque estarás ahí, siempre disponible para ellos, valoran más la madre q sale de la casa.

Katia dijo...

yo deje de trabajar hace 2 años ,por la edad dificil del crió , y era del pensamiento cuando joven ,cuando fuí mamá que uno tiene que salir a trabajar, para que no te frustes en la casa con los hijos,y en esos años si demas que me ubiese frustrado ,pero ahora por libre elección estoy feliz.
Eso es lo importante en tu elección,ya que no estas postergando NADa por quedarte con tu hija, ya carretiaste ,estudiastes , trabajaste y ahora estas para ella.

Karina dijo...

uf! gran tema, ya me sonaba que por ahí iba tu decisión. En mi caso cuento con un jefe que es un siete y que hemos llegado a ser buenos amigos y que me permite quedarme en mi casa cuando la isapre comience a rechazar mis licencias, pero también se que no me puede pagar un sueldo de buena onda no más. También tendré que tomar una decisión sobre el futuro cuando se termine el fuero...porque cresta la mujeres tenemos que vivir en esta disyuntiva de mama v/s pega?!!

Voy y vuelvo dijo...

bueno, no es machismo ni nada, pero prefiero mil veces que uno de los dos se quede en casa cuidando al crio (para que veas que no soy machista y les tiro dejo la pelota a las minas solamente) es que pa que un pendejo te lo crie una "tia parvularia" o el televisor, es lejos mejor sacrificar un sueldo. aparte que pienso los cabros chicos se crian despegados y te ven como un hueon lejano, y aunque no pretendo pasar encima de los hueones, tambien quiero que me vean como el hueon que estuvo siempre ahi.

por eso, mi mujer trabajara y yo me quedare en casa cuidando los ni~nos, lavando, limpiando, y dejando que me abuse sexualmente cuando regrese del trabajo. he dicho.

saludos.

Sabina Atalaski dijo...

Como lo hablamos por el interno... ya sabíh lo que pienso.

Yo puro te apoyo. Me disfrazo de cheerleader y saco los pompones.

Lo único que pa mi - onda yo misma de mí - no es opción la casa ni por si aca. Será porque cacho que es 100 veces más pega? lo más probable, porque soy más floja que la xaxu! jajaja

Un abrazo y qué bacán, porque asumo que cuando vayamos con la Mary nos vai a tener a lo menos un queque! jajajaja (es talla por siaca)


PS: Mmmhh... tu jefe ni tan piola, te diré el c... jajaja

Constanza... dijo...

Que bueno que tomaste la decisión con tranquilidad, es lo mejor.
Yo creo que eso de apretarse el cinturon es buena idea no más porque si hay algo bueno es que a los bebes los crien los padres, te lo digo por que yo me crie con puras nanas y más me acuerdo de ellas que de mis viejos en fin! espero te vaya súper bien con eso!!!

Kala dijo...

admiro tu valentía mujer! yo la verdad es que moriría sin trabajar, pero en mi caso es distinto, mi pega me llena demasiado! pero si no estabas tan contenta con lo que estabas haciendo, me parece súper que optes por algo que te hace más feliz y te mando todo mi apoyo bloggero desde este lado del computador (igual mula el apoyo, pero es lo que puedo hacer por ahora).

lo único que si debes tener cuidado es de no malcriar a tu guagua, mira que las mamás en la casa se ponen a veces muy sobreprotectoras y eso no es bueno... pero lo pro de todo eso es que estarás segura que estará bien cuidada y no tendrás que lidiar con nanas cuáticas...

cariños

pd.: mándale cariños también al gato esta vez, me parece bakan que te apoye en la decisión... no hay muchos hombres que sean capaces de comprender y apoyar esas cosas.

eLe eMe dijo...

lo importante es que tu estis feliz y conforme con la decisión... y total, en un tiempo más puedes volver a cambiar, onofre?
un abrazo,
Lau

Viorikilla dijo...

Todos apoyan la decisión que tomaste... Bien, te diré que yo al menos opino que es una tontera.
¿Por qué las madres tienen que ser TAN aprensivas que renuncian a la pega, pasan pidiendo licencia con algún médico chanta o pasan faltando a la pega recargando de trabajo a los demás?.
Me parece una idiotez renunciar a la pega por estar 100% con una guagua. Lo siento.

celeste dijo...

Pucha, de verdad que la desicion es pelua, yo no tuve que tomarla la primera vez, porque al estar aun en la U. tenia mucho tiempo para estar con ella, onda se quedaba medio dia en la sala cuna, ademas vivia en Quilpue que es arto mas tranquilo y mejor clima que santiago pa sacar temprano a los cabros chicos y las tias de la sala cuna, pa que decir, un amor, las conoci muy de cerca y quede mas tranquila. Pero ahora no se que voy a hacer, la vida en Santiago es tan diferente.

celeste dijo...

En todo caso tenis que puro ponerle ganas a la cuestion y si no resulta no importa, no hay nada peor que pensar...Serian mejor mis hijos si me hubiese quedado con ellos en casa?? por lo menos eso dice mi mama, que siempre trabajo y le salieron dos de cuatro mas locas e irresponzables que cabras de cerro.

elalcaravan dijo...

en todo caso, los hijos están mejor cuando la madre se dedica más a ellos, muchos problemas de los niños y jóvenes actuales es que tienen poca comunicación con sus padres ya que estos están en el trabajo

Carla dijo...

Me alegro ene por ti y tu gordita...si yo pudiera haría lo mismo, pero no puedo quedarme sin pega...
Creo que los niños son más felices cuando están con su mamá.
Por lo menos tengo la suerte que cuando vuelva a la pega (a fin de mes) mi mamá me cuidará a mi gordita, lo que me tranquiliza mucho ya que tampoco podria soportar la idea de dejar a mi hija con una extraña o en una sala cuna.

Felicidades por tu decisión Claudita!

karim dijo...

Hola !!
Nos conocemos en Zancada (elizabeth) que valor al dejar la pega yo estoy en las mismas pero lamentablemente mi sueldo cuenta mucho ya que estamos pagando unso prestamos asi que por el momento solo tirando licencia.
Suerte !!

Xiao Mei dijo...

que rico, me alegro por tu hija y por ti!!!! es tan rico estar en toda esta etapa, sus primeras palabras, sus primeros pasos, ser testigo de cada logro NO TIENE PRECIO, te felicito.

Un comentario que leí por aquí me recordó a una "amiga mía" que cuando fue a conocer a mi primera hija se molesto porque le pedí que se lavara las manos primero, después me salió con que era una tontera que no buscara trabajo por cuidar la guagua y que si ella tuviera un crío igual lo dejaría en la sala cuna aunque tuviera un mes porque ¡ella no iba a dejar de vivir por el! bueno así son algunas antes de tener sus hijos, después se les olvida lo que dicen y anda a criticarles algo ja ja ja ja.
Mi vieja como fuerte mujer de producción independiente no tuvo esa opción, o trabajaba o nos moríamos de hambre ¡pucha que me hizo falta, pero valoro cada sacrificio que hizo por mi!
dichosa somos las que podemos estar con nuestros hijos y verlos crecer


suerte en todo lo que venga por delante, tu chanchita crecerá llena de amor.

saludos

Knight Templar dijo...

Lo mejor de seguir los sueños, es hacer lo que de verdad queremos , una vez un tío me dijo "busca algo que te de energía en la mañana para despertar" a el lo criticaban porque había puesto un negocio de ropa gótica, pero el estaba haciendo lo que quería, yo en cambio me enfrentaba a una carrera que no me gusta, pero en la cual tengo aptitudes que me diferencian del resto, así que decidí volver a Scout (como dirigente) y a pesar de que todo el mundo me dice que es ataoso, que es pasar rabias , yo me levantaba y a pesar de estar haciendo una tesis de mierda (porque el tema lo puso la profe y tenias que pensar como ella si no la cosa no caminaba) todos los sábados tenia un relajo, me sentía mejor, despertaba con ganas, en mis ratos libre estudiaba técnicas y métodos de enseñanza. y así pase los 10 meses que duro mi proceso de tesis bien.
Admiro tu decision, hay que ser valiente, sigue tus sueños, creo que es lo más propio
Saludos y te sigo leyendo
Atte.
Checho J. Fry

pqbu dijo...

No creo que quedarse en la casa sea, en lo más absoluto, sinónimo de ser floja, ociosa, pajera o como quieran llamarle. Creo que ser dueña de casa es lejos uno de los trabajos más sacrificados que hay, porque la cantidad de trabajo que implica es inversamente proporcional al reconocimiento que se le da. Y más encima es -gran parte de las veces- voluntario (por lo tanto, gratuito).
Sin mentirte, te digo que yo agradezco cada día de mi vida que mi madre haya tomado hace casi 30 años, la decisión que tú acabas de tomar, porque nadie me ha acompañado más ni me ha mostrado cada día y en cada momento del que yo tenga recuerdo, todo su apoyo y amor. Tuve la gran suerte de tenerla siempre en casa cuando era chica, que me ayudara a hacer tareas y a estudiar, que se enterara de cada detalle de mis aventuras colegiales y eso es impagable. Ahora, trato de regalonearla y ayudarla lo que más puedo, porque ella lo ha dado todo por nosotros y se saca la cresta cada día para tenernos a todos bien alimentados (con la mejor comida del mundo), con ropita limpia (y planchada!), con la casa impecable y el corazón contento, porque sé que dejó algunas cosas de lado por estar aquí, criándonos y regaloneándonos, pero también sé, de primera fuente (ella misma) que es lo que más disfruta en la vida. Así es que nadie venga a decir que esta opción no vale, porque lo vale todo... al menos, para mí.

Selma dijo...

Pelua la decisión... y valiente ti al tomarla. Yo vengo recien de vuelta a la pega y creo que en estos casos tu pega te tiene que gustar o al menos motivarte. Porque ya es harta la angustia de tener que dejar a hijo de una y mas encima llegar a un lugar donde no te sientes bien. Quizas cuando la chancha este mas grande encuentres una pega que te motive y quieras volver a trabajar, quien sabe