sábado, junio 09, 2007

Crónicas Chuchetas V: Cuando uno tiene enfermedades mentales por familia, se supone.

Ayer mi mamá nos preguntaba, a mi y a mi sister, si nosotros tendríamos enfermedades del tipo mental igual si mi papá no se hubiera muerto de la manera que lo hizo, y cómo sería todo si el siguiera vivo. Para mi fue fácil hacerle un cuadro de las vidas nuestras con mi papá aún, eso sí que lo guardaré para mi familia para que la gente gueona quisquillosa que la lee a uno de puro sapo y por mardá no diga que yo dije tal guea y me mal interpreten, lo que sí contaré y que tiene que ver conmigo nomás (osea no meto a nadie para que me gueveen a mi nomás, si es que pasa) es que yo seguiría viviendo en Italia, que guea más bacán. Claro que no hubiese conocido al gato y no tendría lo que tengo ahora, lo que es lo mesmo que decir gueona malagradecida, y eso si que no lo soy.

Suena feo eso de las enfermedades mentales, ¿no es cierto? Así como juerte, como mucho. Pero eso es lo que son. Mi última Crónica Chucheta se refería a una tristeza que me andaba rondando (o me anda, no lo sé) y no tiene nada que ver con mi gato o con lo que yo quiero ser cuando grande o que mi mamá o que noseque. Fue por otra gueá que me pasó, y como tengo alguna propensión asi de genes a la depresión (osea enfermedad mental), partí donde la doctora, ya que ella misma me enseñó a cachar los síntomas y ponerles atajo antes que sea demasiado tarde. No que me muera, sino que me dé depresión de verdad.

Como han pasado sólo días con la tristeza, tengo que estar al aguaite nomás. Mi gato me da cariño y me abraza y si lloro de angustia sabe cómo contenerme y en sus brazos me siento mucho mejor.

El porqué de esta tristeza gueona, tiene que ver con una cuchillá a la espalda de parte de mi ex jefa. También que soy mega sensible y las cosas me afectan mucho más de lo que yo quisiera, pero en fin, ya aprendí otra lección y sé que no debo confiar en nadie.

Aunque hoy día hay un poco de sol, y ya se me está pasando: harta buena música y harto amor.

Yao los vemos.

5 comentarios :

Barbaraza dijo...

Que envidia me da leerte (sana por supoto).. eso de tener pena y tener quien te dé un abrazo y la pena se te pasa... eso de andar triste y saber que tu gato está ahí contigo paradarte todo su amor... en realida mija, no se queje, tiene lo que le toco en suerte, y mucha suerte por lo demas... !!!!
Los leemos
Abrazototes
BARBARAZA

gonzalo dijo...

núsica y amor. buena dupla.

Pao dijo...

No se si las enfermedades mentales seran por familia...hasta donde recuerdo ni mi madre ni mi padre fueron proclives a ellas, y lo que es yo hace un par de años me banqué una depresion que ti te cuento.....
Habrá que dejarle el cuento a los estudiosos..
Creo que esta bien eso de ser sensible. aunque a veces duela.

Coincido con mi amigo..
nada mejor que buena musica y amor!!!
abrazos para ud

kotto dijo...

...uuuff a mi me duele mucho cuando me "traicionan" los amigos o los que quiero...
me considero muy derecho con los que quiero y si uno de ellos me caga... uf de verdad me caga el sistema....

cariñitos querida...

Antonia Katz dijo...

Vo cachaí tema sensible por este lado. Cualquier opinión seria al respecto se la haré saber por el interno.

Un abrazo para ti y el gato de Cheshire