martes, junio 12, 2007

Crónicas Chuchetas VI: La humirdá.

Esta es una de las virtudes del ser humano que más me gustan. De hecho, cuando estaba triste sin mi gato, me molestaban los hombres soberbios, onda galanes. Y la gente así me carga hasta el día de hoy. No me llevo con los fanfarrones, ni en la vida real ni los blogeros, que harto que hay.

Me llama la atención, por ejemplo, que cara de palo cuente sin más sus miedos y problemas con sus hijas. El no tiene un blog anónimo, hay fotos de su familia, incluso estuvo con las Yeguas en el verano chupando y gueviando. Quizás el lolo lo hace sin querer queriendo, sin darse cuenta de cómo nos desnuda más que su alma (paulo cohelo, presente!). Mucha gente tiene blog anónimos porque es la única manera de contar sus miedos y tristezas, de hecho así empecé yo, cuando era muy infeliz (van a ser 2 años lueguito) y nadie sabía quien era la furiosa y yo podía escribir y escribir y recibir palabras que harto que me ayudaron.

¿Y qué monos pinta la humildad en todo esto? Aplicada como soy, o latera según el punto de vista, el que poco me importa la verdad, busqué la definición en la rae: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. Y también de donde viene: La palabra humildad significa modestia o sumisión y deriva del latín humilitas o, como dice Santo Tomás, de humus: la tierra debajo nuestro. (Es de una enciclopedía católica, por siaca). Pero yo los quiero llevar al significado elevado de esta palabra, es decir, una virtud que se opone a la soberbia.

Si nos imaginamos a alguien humilde (en el sentido de la virtud, no una casa roñosa o un gueón pobre, osea humilde) quizás se nos podría venir a la cabeza algún gran científico que jamás se vanaglorió de lo que sabía o de lo que hacía, sino que trabajaba sólo por el amor que esto le producía. A esta humildad me refiero, esta es la que me gusta.

No se trata de andar por la vida negando los dones que tenemos o que le pegamos al cosio más que otros para alguna labor en específico; y tampoco de andar gritando que somos bacanes o que somos los más pulentos de los pulentos. Es mi humirde opinión.

Así he vivido bien feliz, la verdad de las cosas. Bueno, no siempre. Ahora último sí.

Yao nos vemos.

12 comentarios :

danieLa® dijo...

Me acordé de un dicho antiguo: "dime de lo que alardeas, y te diré de lo que careces". Siempre he pensado que los que tanto se cachiporrean, es porque por algún lado les falta algo.

Valoro mucho a la gente humilde, y los fanfarrones la verdad es que me dan pena, trato de evitarlos eso sí.

Abrazos!.

PD: no era un comercial, era un corto que estaba filmando Tomás Lasnibat, ojalá que lo publique cuando esté listo.

Morena dijo...

La humildad es una lindísima virtud y tan poco frecuente en nuestros tiempos.
Es muy bueno tu aporte para que nos detengamos a pensar en practicarla cada vez que podamos.
Igual yo soy bacan y anónima jajajaja

Lady Kayser... !!! (I´m back) dijo...

Pfff.. esta lleno de esos por todas partes.. que güeá no?..

Que lata tener que "jactarse" de cosas pa que te pesquen... pa ser reconocido.. Por eso me gusta Jon Anderson..(el vocalista de yes).. me encanta la gente que demuestra pureza.. no solo con decirla.. sino vivirla en carne propia..

Saludos...

chica canifru dijo...

Chica esta de acuerdo contigo, sabe que hay personas que no son humildes y no los entiende, chica es muy comprensiva y también muy humilde.


Jajaja, se entendió?

RAHM dijo...

te leo humildemente con mi laptop con wifi desde la terraza de mi casa con dos piscinas...
;)

cuidate


me veras volver...

Barbaraza dijo...

Ahhhh si te cacho.. yo por ejemplo soy entera humilde...
nunca me he vanagloriado de lo rica e inteligente que soy, y de lo mucho que los hombres babean por mi, tampoco me jacto de lo simpatica y wena onda y cachilupi que soy, o de la cachá de plata que gano en la pega y todos los autos que tengo en mi casa....ufff si no cachay la cantidad de "jotes" que llegarían...???
(jajajjajaa... wena sita juriosa, me alegras el dia)
Abrazototes
BARBARAZA

poetarafa dijo...

Estás bien filosófica chiquilla.
A veces uno cae mal porque tiene detalles y detallotes bien grandes, que molestan y uno de esos es la falta de humildad.
Uno sabe donde le aprieta el zapato, y lo que debe corregir, aunque a veces hace falta un raspacachos.
Concuerdo con el dicho de la Daniela.
Chao chiquilla, besits.

AteNea dijo...

Parece que la humildad está siendo despreciada, porque siempre tenemos que competir y demostrar que somos los mejores y los más bakanes.. yo ni ahí y me cargan la gente soberbia, egoísta y descalificativa .. viva la humirdá..

bye.

Pablillous dijo...

de acuerdo parcialmente ..a veces uno es muy humilde y te la mandan a guardar sin asco y te pasan por encima...pero es verdad la humirda es bacan..

sobre escribir las misnas historias..asi sera ya sabes el que nace chicharra muere cantando

Antonia Katz dijo...

Furi: me gusta que estés recurriendo a la etimología de las palabras, eso me da una interesante visión de lo que intentas decir, no sólo en la RAE si no en la cultura general; eso nos acerca mucho más a ciertos términos que de puro trillados lo asociamos a cosas que no son precisamente su espíritu original. La humildad contraria a la soberbia, algo así como el David y Goliat del ser interno ¿? Yo soy humilde en el sentido de dócil y en ocasiones lo resignada que puedo llegar a ser y también en lo pudorosa que soy en muchas cosas, cuando las hago me siento avergonzada de cualquier éxito, pero también puedo llegar a ser muy soberbia en el sentido de altanera o insolente sobretodo con la estupidez, con la gente engrupía y con la autoridad.

Un abrazo

kotto dijo...

un weon (a) sobervio (a) poco humilde y fanfarrón (a)
-que mezcla ehhh-
ten por seguro que tiene muchas carencias...
y a esa clase de persona es mejor evitarlas...

cariños querida

Nita! dijo...

Toncs, soy una wna humiRDe

=P


Gracias por el dato!