jueves, enero 10, 2008

Crónicas Chuchetas XLIV: El sentido de la life.


Leyendo en internerd entrevistas me topé con esta declaración: “Siempre me he preguntado para qué estamos acá. Personalmente, creo que tenemos dos misiones: uno es un propósito personal que es ser feliz. Y lo segundo, se refiere a la dimensión social del ser humano para tratar de crear un mundo mejor” (revista Paula.cl, entrevista a Hernán Somerville).

Encontré que este caballero igual tiene algo de razón con eso del propósito personal de ser feliz. Y en eso he estado pensando estos días.

Durante mucho tiempo me hice el mismo cuestionamiento: ¿A quién le puedo preguntar qué vine a hacer en este mundo? Por supuesto que son palabras de Neruda, pero las hice mía en forma angustiante y muy obsesiva. Porque si una se levanta todos los días y va a trabajar o a estudiar o hace el aseo o sale de carrete o se hace un masaje en el pelo, se depila, se pinta las uñas, coquetea con el tipo que le gusta, toma sol, planifica las vacaciones… ¿y para qué cresta? Eso yo me preguntaba una y otra vez.

Para qué decir que durante todo este tiempo era muy insegura, no tuve buenos amigos ni menos un buen compañero. Puras malas decisiones.

Hasta que un día, harto tarde para mi gusto porque ya iba para los 33 años, me saqué la venda de los ojos y decidí haaaaaaaaaaaartas cuestiones, entre ellas ser fiel a mi misma y hacer lo que me gusta nomás. En definitiva: ser feliz.

Igual fue complicado porque tuve que dejar de hacerme la agilá conmigo misma al respecto de varias gueas: amigas y amigos que no lo eran, forma de vida que me cargaba, y otros traumas apestosos.

Es que no tan difícil hacer la ecuación (ni que me gustaran las matemáticas): con una familia con historial de suicidios de tres generaciones, o vivía como yo realmente quería o me iba al patio de los callaos. Y como trastorná hasta ese punto no lo seré jamás (me moriré vieja y aperrando hasta el final), di un giro a mi vida, que es más o menos la fecha en que “cambié” de blog (los que me leen de antes cachan esa movía).

Asi que ahora, que vivo la vida que me gusta y me rodeo de gente que me gusta también, me pregunto qué onda la gente amargada, o la gente mártir, o la gente arribista, por nombrar solo algunos agilaos que no cachan que la vida es para esto nomás: ser feliz.

Porque andar cagándole la vida al resto no me pueden decir que es felicidad, o querer comprarte mil gueas inútiles sólo para (ojo con esto) LOS DEMÁS vean que andai en el terrible auto (que pagan en 48 cuotas) o que te comprai ropa en determinada parte (que pagan en 24 cuotas) tampoco es andar muy contento que digamos, porque el arribismo va de la mano con la amargura y con la envidia, y eso si que es ser infeliz con todas sus letras.

También andar haciéndose el mártir por la vida, culpando al resto cual adolescente de lo que les ocurre, como si la vida les pasara por el lado.

O esos agilaos que andan todo el día preocupados del vecino (osea del prójimo, no se me pongan tan literales), que dice, que hace, cómo me lo cago en la pega, en su vida, cómo logro que sea infeliz y que no ande con esa sonrisa estúpida en su cara como si el otro fuera culpable por ser un pobre y triste gueón.

Muchos pueden pensar que mi punto de vista es simplista (no sé si deba avisarles que no se gasten porque la dura que no me importa) pero con la felicidad ocurre la teoría del chorreo: mientras más amable sea una, los demás también lo son. (con una).

También tengo días malos, tampoco se trata de andar todo el día con sonrisa de estúpida.

Este post se lo dedico a todos los gueones y gueonas amargás que me leen.

Yao los vemos.

18 comentarios :

Sandrita dijo...

Muy buena tu reflexión!!

En todo caso, lamentablemte, son los más los que son infelices y pretenden que todos también lo seamos (pa no sentirse solos será?).

Es parte del SER humano y, yo al menos, ya lo tengo asumido, por lo que no me hago mala sangre, no pesco y sigo pa´elante.

Saludos

Sandra

LA FULERITA dijo...

Puchas que te encuentro razón (debe ser porque no ando depre).
Una de las cosas que más odio es el arribismo, porque lo resumiste muy bien: los que andan pretendiendo ser o tener lo que no son ni tienen son gente muy amargada, envidiosa. Yo meto en ese mismo saco a los resentidos y los endiosados.
Wen post, me gustó!

RAHM dijo...

gracias por dedicarme este post

danieLa® dijo...

Bueno, ambas hemos coincidido en estas cosas cuando las hemos escrito en nuestros blogs, pero nunca está de más volver a planteralas.

Yo tengo intolerancia a la gente rancia, ya sean arribistas al cuete, o aparecidos que se las dan de no sé qué cosa. Esa gente que vive del qué dirán no es muy normal que digamos, pero es una pena porque, si no cuentean y alardean de todo lo que tienen (aunque la mitad sea mentira), se enferman tanto o más que si pasaran por la vida sin pena ni gloria.

Gracias a dios y a mi familia soy feliz con cosas que quizás para el resto puedan ser simples, pero que a mí me hacen sentir el pecho inflado. No sé, será que pienso que la felicidad como estado eterno no existe, sino que son sólo momentos individuales entre sí, y eso me gusta mucho más.

Abrazos!.

PD: Creo que este comentario me salió largo y enredado, jeje.

Vall dijo...

Muy bueno tu post. Me gustó.

Obviamente que el post es una manera sarcástica de expresar mi completa molestia por no tener ni un puto día de vacaciones, valorr!!!
Gracias por tus deseos ahí estamos tratando de marchar no más porque avanzar es medio dificil.
Un abrazo.
Val

Alvaro dijo...

Al que le quepa el poncho que se lo ponga. hayyyyy!!!

Puta la wea, tenis razón. Aunque soy bien pastel pa mis cosas y me amurro o amargo con facilidad, trato en lo posible de ser un weon más bien simple que busca felicidad a través de gestos simples también.

El problema es la cantidad de weas que hay que hacer o pasar para llegar si quiera a un minuto de felicidad, pero siempre vale la pena.

Por suerte cambió el swicht mi guachita, si no quien me haría reir con su pelás de cable y la putiá a flor de labio? ah?

Víctor Hugo dijo...

totalmente de acuerdo contigo ... me cargan los arribistas...
hay que ser feliz siendo uno mismo y no lo que los otros quesieran que fueras ...
además hay que ser mas que tener ... y hay ene gallá que andan preocupados de tener y tenery no se llenan nunca porque no se cultivan,,,, no comparten... no aman... no besan

saludosssssssssssssss

Cazador Oculto dijo...

Ser uno mismo. ¿ Quien es uno mismo? Eso que llamamos uno, ¿lo es realmente ?
¿ Quien chucha es uno ?
¿ Que es ?.


Me gusta eso de hacerse responsable de asumir que nadie nos debe nada, y que los hechos de nuestra vida no se deben a fulanito ni a sutanito.( siempre recuerdo aca una frase leida por ahi. A un perro no puedes culparlod e morderte, tu te has puesto en su camino)

Eso que llama usted ? ¿ Es Usted?

 kotto dijo...

mi punto de vista es muy similar al tuyo, osea, uno puede tener días malos, malas rachas... pero el error de "algunos (as)" es quedarse pegados en la mala onda, en el bajón...

lo mejor es disfrutar la vida, el día a día, lo bueno de los amigos, y de la gente que uno ama...entregar buena onda y cargase de la risa, eso es todo.

Un beso , buen fin de semana socita

Juan dijo...

si un par de giles que conozco leyeran esto les caería el sarten CQC pesao, JA!

Hay que disfrutar la vida, aprovechar los buenos momentos y capear de la mejor forma los malos.

El resto es paja molia.

Un abrazo

ElMártir dijo...

Shusha, menos mal que esto de "ElMártir" es un personaje no más xD. Na, si = soy feliz, estudio lo que me gusta y tengo 2 mascotas que alimentar, y una madre media histérica [cuando no la dejan dormir, como ahora] que me quiere. Lo único que me estaría cagando el cuadro es mi hermano chico porque de verdad que aun no le hallo explicación a su existencia, si yo estaba tan bien solito [Chán!!]

Ve en Youtube el "discurso de Steve Jobs". Es muy similar al sentido de tu entrada, aunque enfocado distinto. Saludos [¡Y grande Neruda!]

elalcaravan dijo...

pienso que la finalidad última de cada persona, es la felicidad, todo lo otro son medios para lograrla, también existe como dices una finalidad social, pero esa misma finalidad de una sociedad mejor es para que los integrantes de la sociedad sean felices.

Cazador Oculto dijo...

me robe una frase de este frances que vino hace poco decia asi creo:

" No le temas a la felicidad, no existe."

alergria alegria

Lady K...!!! dijo...

y yo estoy rodeá de víctimas..
que tienen mas que yo.. pero andan como las güeas.. me carga eso.. Uno mira pa delante y ve una puerta.. una ventana, cualquier hueá...

En fin es cosa de cada uno también ..

Besotes.. que gueno que tiraste pa' rriba.. no hay mejor hueá...

Venus dijo...

en esa mesmesima etapa es en la que yo estoy ahora, despojandome de lo inncesario y abriendo los brazos a lo saludable para el alma...

markin dijo...

Gracias :)

Incluso si fuera amargado, me otorgaste una sonrisa.

Un mensaje a la conciencia?

Cada uno es feliz en su manera de ser. Quizá el ser amargados les haga feliz.

chau.

belén moltedo dijo...

"el arribismo va de la mano con la amargura y con la envidia, y eso si que es ser infeliz con todas sus letras"...toda la razón, hay que hacerle el quite a esas cosas no más. Cuesta.

Negrita dijo...

Cada cierto tiempo, que a veces es laaargo, me dejo caer por tu blog y me quedo muchísimo rato entretenida.
Me pongo al día y leo tus post antiguos, aunque no comente en todos...
Este me llamó particularmente la atención y me gustó muchísimo.
A veces, medio tarde pero nos pegamos la avispá para decidirnos finalmente a ser felices.
Estoy en esa etapa desde hace un tiempo y claro que no es tarea fácil, sobre todo cuando una es media amermelá y buena para creer en la gente, algo depre etc, etc
Entonces cuando aparece un/a mala leche, como que bajonea su resto y de ahí como que se tira pa arriba denuevo.
Me gusta el cambio sutil en el estilo de tu blog, sin que hayas perdido la frescura y lo entretenido de tus relatos..
Pasaré más seguido, prometo comentar más y ser menos voyerista jajaaja
Carola