jueves, enero 31, 2008

Crónicas Chuchetas XLVII: Cuentos.



No es que yo me crea místicagóticaemodark, pero me gustan muchos los cuentos provenientes del budismo o del sufismo. Me gusta leerlos porque siempre descubro nuevas lecturas, por así decirlo. Y también pienso en los años y años que tienen, y aun así son vigentes y llenos de magia y misticismo. (me juí en la volá).

Y nada. (Como dicen los artistas). Les dejo algunos que me gustan harto y que me hacen pensar un resto. Si quieren los leen, lo que es yo con mi gato, nos vamos de vaca!!!!

Nos vemos a la guerta.


PUREZA DE CORAZÓN

Se trataba de dos ermitaños que vivían en un islote cada uno de ellos. El ermitaño joven se había hecho muy célebre y gozaba de gran reputación, en tanto que el anciano era un desconocido. Un día, el anciano tomó una barca y se desplazó hasta el islote del afamado ermitaño. Le rindió honores y le pidió instrucción espiritual. El joven le entregó un mantra y le facilitó las instrucciones necesarias para la repetición del mismo. Agradecido, el anciano volvió a tomar la barca para dirigirse a su islote, mientras su compañero de búsqueda se sentía muy orgulloso por haber sido reclamado espiritualmente. El anciano se sentía muy feliz con el mantra.

Era una persona sencilla y de corazón puro. Toda su vida no había hecho otra cosa que ser un hombre de buenos sentimientos y ahora, ya en su ancianidad, quería hacer alguna práctica metódica.

Estaba el joven ermitaño leyendo las escrituras, cuando, a las pocas horas de marcharse, el anciano regresó. Estaba compungido, y dijo:

--Venerable asceta, resulta que he olvidado las palabras exactas del mantra. Siento ser un pobre ignorante. ¿Puedes indicármelo otra vez?

El joven miró al anciano con condescendencia y le repitió el mantra.
Lleno de orgullo, se dijo interiormente: “Poco podrá este pobre hombre avanzar por la senda hacia la Realidad si ni siquiera es capaz de retener un mantra”. Pero su sorpresa fue extraordinaria cuando de repente vio que el anciano partía hacia su islote caminando sobre las aguas.

*El Maestro dice: No hay mayor logro que la pureza de corazón. ¿Qué no puede obtenerse con un corazón limpio?*

EL BARQUERO INCULTO

Se trataba de un joven erudito, arrogante y engreído. Para cruzar un caudaloso río de una a otra orilla tomó una barca. Silente y sumiso, el barquero comenzó a remar con diligencia. De repente, una bandada de aves surcó el cielo y el joven preguntó al barquero:
--Buen hombre, ¿has estudiado la vida de las aves?
--No, señor -repuso el barquero.
--Entonces, amigo, has perdido la cuarta parte de tu vida.

Pasados unos minutos, la barca se deslizó junto a unas exóticas plantas que flotaban en las aguas del río. El joven preguntó al barquero:
--Dime, barquero, ¿has estudiado botánica?
--No, señor, no sé nada de plantas.
--Pues debo decirte que has perdido la mitad de tu vida -comentó el petulante joven.

El barquero seguía remando pacientemente. El sol del mediodía se reflejaba luminosamente sobre las aguas del río. Entonces el joven preguntó:
--Sin duda, barquero, llevas muchos años deslizándote por las aguas.
¿Sabes, por cierto, algo de la naturaleza del agua?
--No, señor, nada sé al respecto. No sé nada de estas aguas ni de otras.
--¡Oh, amigo! -exclamó el joven-. De verdad que has perdido las tres cuartas partes de tu vida.

Súbitamente, la barca comenzó a hacer agua. No había forma de achicar tanta agua y la barca comenzó a hundirse. El barquero preguntó al joven:
--Señor, ¿sabes nadar?
--No -repuso el joven.
--Pues me temo, señor, que has perdido toda tu vida.

*El Maestro dice: No es a través del intelecto como se alcanza el Ser: el pensamiento no puede comprender al pensador y el conocimiento erudito no tiene nada que ver con la Sabiduría*.

LA LLAVE DE LA FELICIDAD

El Divino se sentía solo y quería hallarse acompañado. Entonces decidió crear unos seres que pudieran hacerle compañía. Pero cierto día, estos seres encontraron la llave de la felicidad, siguieron el camino hacia el Divino y se reabsorbieron a Él.

Dios se quedó triste, nuevamente solo. Reflexionó. Pensó que había llegado el momento de crear al ser humano, pero temió que éste pudiera descubrir la llave de la felicidad, encontrar el camino hacia Él y volver a quedarse solo. Siguió reflexionando y se preguntó dónde podría ocultar la llave de la felicidad para que el hombre no diese con ella. Tenía, desde luego, que esconderla en un lugar recóndito donde el hombre no pudiese hallarla. Primero pensó en ocultarla en el fondo del mar; luego, en una caverna de los Himalayas; después, en un remotísimo confín del espacio sideral. Pero no se sintió satisfecho con estos lugares. Pasó toda la noche en vela, preguntándose cual sería el lugar seguro para ocultar la llave de la felicidad. Pensó que el hombre terminaría descendiendo a lo más abismal de los océanos y que allí la llave no estaría segura. Tampoco lo estaría en una gruta de los Himalayas, porque antes o después hallaría esas tierras. Ni siquiera estaría bien oculta en los vastos espacios siderales, porque un día el hombre exploraría todo el universo. “¿Dónde ocultarla?”, continuaba preguntándose al amanecer. Y cuando el sol comenzaba a disipar la bruma matutina, al Divino se le ocurrió de súbito el único lugar en el que el hombre no buscaría la llave de la felicidad: dentro del hombre mismo. Creó al ser humano y en su interior colocó la llave de la felicidad.

*El Maestro dice: Busca dentro de ti mismo. “Desafía” a Dios y róbale la suprema felicidad.*


EL GRANO DE MOSTAZA

Una mujer, deshecha en lágrimas, se acercó hasta el Buda y, con voz angustiada y entrecortada, le explicó:
--Señor, una serpiente venenosa ha picado a mi hijo y va a morir. Dicen los médicos que nada puede hacerse ya.
--Buena mujer, ve a ese pueblo cercano y toma un grano de mostaza negra de aquella casa en la que no haya habido ninguna muerte. Si me lo traes, curaré a tu hijo.

La mujer fue de casa en casa, inquiriendo si había habido alguna muerte, y comprobó que no había ni una sola casa donde no se hubiera producido alguna. Así que no pudo pedir el grano de mostaza y llevárselo al Buda.

Al regresar, dijo:
--Señor, no he encontrado ni una sola casa en la que no hubiera habido alguna muerte.

Y, con infinita ternura, el Buda dijo:
--¿Te das cuenta, buena mujer? Es inevitable. Anda, ve junto a tu hijo y, cuando muera, entierra su cadáver.

*El Maestro dice: Todo lo compuesto, se descompone: todo lo que nace, muere. Acepta lo inevitable con ecuanimidad.*

LOS DESIGNIOS DEL KARMA

Sariputta era uno de los más grandes discípulos del Buda y llegó a ser un iluminado de excepcional sabiduría y sagaz visión. Viajaba propagando la Enseñanza, y cierto día, al pasar por una aldea de la India, vio que una mujer sostenía en una mano un bebé y con la otra estaba dando una sardina a un perro. Con su visión clarividente e intemporal pudo ver quiénes fueron todos ellos en una pasada existencia.

Se trataba de una mujer casada con un cruel marido que la golpeaba a menudo. Se enamoró de otro hombre, pero entre su padre y su marido, poniéndose de acuerdo para ello, le dieron muerte.

Ahora la mujer mantenía a un bebé en sus brazos, su antiguo amante, que fuera asesinado. La sardina era su despiadado marido, y el perro, su padre. Todos habían vuelto a reunirse en la presente vida, pero en condiciones muy distintas.

*El Maestro dice: Nadie puede escapar a sus acciones: tal es el designio del karma.*
Yao los veimos.

13 comentarios :

desde bergen dijo...

Mija, lei apurada su post, porque el crio esta llorando (de nuevo), pero si quieres conversar de sufismo, nadie mejor que yo! jajaja

Un besito, apenas tenga tiempo hoy dia me pongo al dia con tu blog. Mil besos

Blood dijo...

Me encanta lo simple que es la sabiduría una vez que se ha alcanzado, y lo imposible que puede llegar a ser para el resto de nosotros.

Saludos sangrientos

Blood
PS: que lo pases erselente... bah, me contagié...

Alvaro dijo...

Para ser franco leí la introducción y como te vai de vaca voy por parte con los cuentos y te doy coment por cada uno. Je, buena sacá. En todo caso, que es esa "wea" de místicagóticaemodark?

La verdad es que me apuro porque se que no estarás y no cacho si puedas ver mi respuesta a tu última inquietud.

Eso de que hay blog pasteles no es ninguna novedad, y eso de que en algunos que me interesan igual encuentro weas lateras, tampoco es ninguna novedad, incluso creo que he sido latero múltiples veces. Pero Ud. mi niña, siempre tiene algo que me levanta, que me hace reir igualmente tratando temas contingentes con una onda "popular"...

no se, será que compartimos unos minutos alguna vez y sabes que? me quedé con la impresión de que eres tal cual escribes y más aún sin ser evidente es fácil darse cuenta de que a pesar de escribir intencionalmente con modismos y representando al pueblo (sin malinterpretaciones) se ve que eres una mujer culta muy por sobre el promedio nacional. Ya me fui pa otro lado, pero es cierto.

Claro y pa no ser adulador, yo creo que SI he leído "weaS" latera que hayas escrito, pero no es relevante a la hora de definir que es lo que visito y que no, además que creo eres de las amigotas que tengo en la blogermanía. Entonces se le perdona. O sea, escriba todas las weas que quiera que siempre acá tendrá a un amigo que la visitará, leerá y comentará, aunque sea latera.

Saludos al gato y que tengan un ercelente vacación.

escorpiona dijo...

Que disfrutes tus vacaciones sita, me gustaron los cuentos, hay buenos mensajes, entregados con sencillez....

Saludos

Chau

propenso dijo...

Es que loca, la cago pa ser bakanes los cuentos.
Cortos y precisos.
saludos

Barbaraza dijo...

Chutale, no cacho eso del sufismo... no tenia idea que existia..
Paselo chancho en sus vacaciones...
Abrazototes

Viento Negro dijo...

q lo pasí pulento, tirate una bombita en mi nombre.

Y me encantaron los cuentos...

mahiakeff dijo...

Que bonito está su blog, cada día parece que aparece mas lo que va por dentro, o sea, lo que se oculta, o sea, eso que llaman inocencia y vaya usted a saber qué es. Me alegra verlo. Me alegra mucho.
Un abrazo

LR.

elalcaravan dijo...

siempre es interesante leer ese tipo de libros y esas reflecciones, se aprende y son como consuelo, eso de la barca recuerdo haberlo leído alguna vez, que tengas unas lindas y felices vacaciones

Selma dijo...

Que agradable encontrarse con estas cuentos en un blog, como pa variar un poco digo yo. Gracias por el regalito!!

Veo que está de vaca.. enjoy it!

La Hormiguita Cantora dijo...

Uh, lei "chuchetea aqui" y casi me inspire! jajaj

Las mejores historias son las mas sencillas porque suelen ser las mas sabias.

Que disfrutes las vacaciones ;)

markin dijo...

una cachetada a realidad intrascendente.

Despierta, que estamos bajo un karma.

Pocas palabras, y certeras, dicen mucho.

Chau.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

En lo simple está la sabiduría