domingo, septiembre 12, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXXXXII: Así con la life.

Gracias a los que me han extrañado por estos lares. La verdad es que he estado con repoco tiempo para escribir por "placer", sólo para las columnas me he aplicado. Acá pueden leer la última.


También estoy recontenta porque estoy yendo a un taller literario. Lo nombro así para que cachen, pero es más que nada un experimento. Está a cargo de Jorge Baradit, a quien cacho de hace poco y no he leído ningún libro de él, para ser terriblemente honesta. Lo gueno es que es el sábado en la mañana, y así puedo ir más tranquila. Si el problema con ir donde Marco Antonio de la Parra era eso mesmo: el horario. Igual extraño esas sesiones, era un grupo entero guena onda. El grupo de ahora recién lo estoy cachando, pero hasta el momento ha habido reguena química.


Y gueno, como ahora están los escolares de vacas, tengo a mi sobrina mostra de 12 años conmigo estos días. Para mi es más como una hermana chica (y yo para ella su hermana mayor) que esa relación distante que se da con una tía.


Lo que más me ha llamado la atención de lo que me habla es que sus compañeras de colegio encuentran una lata las reuniones familiares con sus tíos, primos y aguelos. Y mi sobrina mostra no. Me contó que en muchas familias son menos relajados, que hay que hablar correcto, que sentarse bien y cosas así. Mientras que nosotros decimos garabatos, nos reímos y el ambiente es más piola, por así decirlo.


Por siaca: no creo que mi familia sea entera bacán ni un ejemplo para las demás. No falta, por eso aclaro.


Y gueno, me acordé de una vez que fui a la casa de unos juliaos y me pidieron por favor que no dijera garabatos porque sus hijos no decían. Obvio que lo hice, si rota no soy, pero eso es justamente lo que no haré con mi hija y es lo que en mi familia no se hace: ser diferente frente a los niños. No porque yo ahora soy mamá me voy a poner traje de dos piezas y andaré con cara de santa para que mi hija crea que yo soy noseque guea. No poh. Así no me gusta.


Hay un dicho que dice que cada persona es un mundo. Y cada familia también.


Así con la life.



Yao los vemos.

7 comentarios :

Voy y vuelvo dijo...

que xuxa es un taller literario? arreglan libros? debaten hueas profundas y trascendentales? te dicen donde tenis que poner el acento y pa que sirve una coma? van a llorar sus dramas y terminan diciendose "te queremos, (nombre)"?

gracias.

Voy y vuelvo dijo...

estoy de acuerdo con lo demas. nada de hacerse el lindo delante de los crios, tampoco de prohibirles a los hueones que no sean tan hijos de puta como nosotros. es su deber superarnos (malditos cabrones)

Saludos

Selma dijo...

Que buena lo de tu taller, es absolutamente necesario dejarnos los espacios para hacer lo que nos gusta y nos hace bien, y lo tuyo son las letras.

Sandra dijo...

Mientras no sean descorteses todo bien.

Al final que sean ellos mismos pero sin pasar a llevar el metro cuadrado del resto.

Que bueno verte por estos barrios nuevamente.

Saludos

PAOLA dijo...

jajaja yo tampoco pretendo dejar de decir garabatos frente a mi hija, soy así y así he hablado siempre, por supuesto que hay ocasiones en que hay que moderarse, pero en tu propia casa? y concuerdo oon Sandra, mientras no se transforme en descortesía....se puede chuchetear de lo lindo sin faltarle el respeto a nadie.....en mi caso las chuchás son generalmente hacia las "cosas", no hacia las personas...eso
saludos!!

Mary Rogers dijo...

Genial lo del taller. Siempre se aprende algo, si no del/la escritor/a, de los compañeros.

El tema que planteas pasa porque tu hija sea coherente con lo que ustedes son. Yo era enferma de garabatera hasta que mi ex me dijo algo medio siuticón pero cierto " Gordita, no es necesario" y de ahí en adelante fui dejando un poco- sólo un poco- la costumbre. Súmale que trabajo en colegio y en calidad de "miss", aunque no lo sea, me tengo que portar bien. Bueno, el caso es que me carga que mis hijos garabatéen en público. Tal como decía mi vieja , "suena horrible", parecen picantes. Ahora, entre sus amigos es problema de ellos, pero ni siquiera conmigo lo hacen...ahora, no digamos que yo soy lo más restrictiva de la vida...
Weno, ya. Musho.
No te pierdas oye, vanidosaXD

Gabriel Bornes dijo...

A mi no me dan mucha confianza esos talleres literarios, pero ese soy yo.

El ego puede ser más tóxico que el smog.

Salúd.