lunes, abril 27, 2009

Crónicas Chuchetas LXXXIX: El Miedo.


Llámenme tonta, agilá, que le pongo color, como quieran, pero el maricón Miedo ha sido un ingrato acompañante en este embarazo. Lo tenía medio controlado, hasta que me resfrié y cagué de nuevo.

El Gato, por más que se cuidó, igual me contagió. Yo juraba que iba a pasar sanita estos meses, hasta que el martes comencé a andar con muchos mocos y juimos a control (nuestra hermosa hija pesa 500 grs. y mide 19 cms., abrió la boca y le vimos hasta la lengua!) y el doctor me dice que si me siento un resto mal que tome el paracetamol sin cafeína que es para las embarazadas. El miércoles amanecí con dolor corporal y nos juimos directo a un broncopulmonar que conoce al Gato de broca y me dio 3 días de licencia. Me tranquilizó diciéndome que mi cuadro clínico no correspondía a listeriosis, y me jui a descansar a la casa.

El rollo con la listeriosis fue culpa del Gato porque yo andaba entera feliz hasta que me dijo que no comiera más jamón porque andaba con las defensas bajas. ¿Por qué comía jamón? Porque el mismo doctor más el nutriólogo me dijeron que no había problemas con la marca que yo compraba, por eso. Basto que el Gato me dijera eso para que yo entrara en total pánico y ya me veía en la clínica entubada. Aparte que entera gil me metí a leer en internet los casos de embarazadas con listeriosis para ver si yo tenía sus síntomas…entera perseguía.

Asi es que anduve media bajoneada y con susto estos días. El viernes me jui todo el día a comprar al Parque Arauco en la más shopaholic (tema para otro post que ya publicaré) y de tanto vitrinear me sentí mejor y no pensé ninguna desgracia. El sábado anduve bajoneada de nuevo, de hecho trataba de sentir lo que más podía a la Debbie porque si se mueve está todo bien, de ese toque me trastorné.

Ayer me dije que no puedo seguir así y la verdad fue un buen día, me reí harto y pelusié, que es lo característico en mí.

Es que la gueá es bien rara. Porque he visto a mi hija desde sus 5 semanas, está enterita, tiene cerebro, el corazón le late normal, le he visto sus ojitos, su lengua, su boca, sus bracitos, piernitas, pesa y mide lo normal para sus semanitas, pero igual he sentido mucho miedo, en forma totalmente irracional y sin ningún asidero en la realidad. Lo más raro aún es que siempre he sido una mujer bastante cara de raja para hacer ciertas cosas en la vida, cosas que después me he preguntado ¿y cómo me atreví? Claro que no quiero ser una madre asustona, porque no quiero una hija insegura.

En fin, contar esto me sirve de desahogo. Porque todo este asunto del trastornamiento mental que tengo con el miedo me lo estoy tratando. Tampoco se trata que sienta miedo todo el día, sino que tengo “episodios miedísticos”, o algo así. Y la pulenta no me importa que sea normal. Y sé que estos meses que vienen serán buenos, ya que me falta alrededor de dos meses para salir con prenatal, donde podré olvidarme de todas las gueas de la oficina que sinceramente me tienen hasta la coronilla y me importan una raja.

Yao los vemos.
(La foto la puse porque esos gatitos se parecen harto a Jacinto y Pulgoso cuando eran guaguas).

7 comentarios :

Selma dijo...

Bueno, igual se entiende eso de perseguirse, yo tambien ando urgida por la famosa listeriosis, y con algunas cosas mas que no me quiero ni acordar, porque todavia no paso la famosa barrera de los 3 meses.
Pero no caigas, porque le transmites la angustia a tu hija y eso si que na que ver.

Laura Virtual dijo...

Que tengai miedo durante el embarazo... no es que sea lo normal ni lo óptimo, pero es super entendible en razón de tu estado.
El miedo es la emocion del riñón y debido a la gestación este órgano se ha debilitado y te provoca esa sensación.
Despues del parto sería bueno tonificaras riñones a fin de recuperar tu seguridad y tu ánimo.
Por ahora abrigate las lumbares y si puedes aplicate calor seco en la baja espalda, onda guatero de semillas.
un abrazo

belén moltedo dijo...

Yo soy igual de perseguida, y eso que no estoy embarazada y nunca lo he estado. Me imagino cómo seré, uf.

He escuchado que uno a veces traspasa esos cucos a las guaguas, así que mejor respirar profundo y pensar cosas buenas.

Jocomic dijo...

hola Clau, muy buen blog
salut

Calú dijo...

Relájate Canifru
Yo estuve preñá junto con mi prima, que se ponía histérica con todo, cada mes le daba con algo... que la guagua no se qué, que si me nace no sé cómo...

Yo mejor opté por pensar que todos los seres humanos de la vida hemos nacido de la misma manera, es algo natural estar preñá, parir y todas esas cosas... que son manifestaciones tan animales de la vida...no?

1 abrazo

Rocio dijo...

puchas, paciencia!!! yo cacho q es normal tener miedo si es la mega responsabilidad traer un hijo al mundo!!, cuidese mucho no más que todo saldra de pelos!!!!

un abrazote!

bellota_b dijo...

Alguién de la ofis lee tu blosss? jajajaaj...
Lo de "entera perseguida",como lo dices tu,claro que es normal.
Mira hay mujeres muy desubicadas y en pleno embarazo te hacen preguntas y consejos que te dejan en shock.


PD: No te pongai!exagerá! en abrigar a tu beba,mira que yo le sacaba su chaqueta y moquillaba al segundo.


saludinessss!