viernes, mayo 15, 2009

Crónicas Chuchetas XCVI: Mi Gato.


Creo que nunca he hablado de mi Gato en mi blog; lo he nombrado harto eso sí. Obvio que no se llama Gato, si no que es megafanático de ellos. Si vamos por la calle y yo le hago cariño a todos los perros, él le hace cariño a todos los gatos que ve. Tarea que no es sencilla, porque hay que llamarlos, esperar que los perlas se acerquen a una, y después acariciarlos si es que se dejan. Pero siempre le resulta, tiene como un imán.

Además que tiene una personalidad parecida: entero enojón y camorrero (como el gato que ilustra este post) e independiente para hacer las cosas. También maulla y ronronea.

A Jacinto y Pulgoso (nuestros hijos gatos, guatones y regalones) les tiene una paciencia única. Porque yo lo único que hago es malenseñarlos, me maullan para que les abra la puerta, para que se las cierre, para que se las vuelva a abrir, y lo hago las mil veces que me las piden. Les hago cariño como sólo a ellos les gusta y los trato con cuidado. Mi gato no les aguanta todo lo que yo sí, pero disfruta mucho con ellos, aunque los reta y yo después les hago cariño.

Lo bueno es que el Gato tuvo a don Pancho, su abuelo (los que me leen de haaaacee tiempo se deben acordar cuando se murió) que le enseñó un montón de cosas, entre otras a no ser flojo ni machista. Por eso en mi casa se hace aseo a la par, aunque el Gato es entero maestro chasquilla y hasta él mismo solito le hizo una casa a Jacinto y Pulgoso y también hará una cuestión pa' poner todas las plantas que tenemos (es fanático de las plantas) porque aparte le encanta maestrear.

Ahora si me preguntan el porqué lo amo podría dar un montón de respuestas, pero creo que la única que vale es porque sí nomás y que tanto. En realidad lo amo por todas las cosas que es y hasta con sus rabietas, con su mal genio, con lo obsesivo que es, con lo buen padre que estoy segura que será (si no lo demando nomás y cagó), y por un sinfín de cuestiones más que me hacen vivir tranquila y esperar este futuro tan lleno de amor más tranquila aún, porque sé que con el Gato hemos iniciado nuestra familia, y que más puedo pedir, si ya tengo mucho más de lo que alguna vez creí que podría tener.

Yao los vemos.

8 comentarios :

Selma dijo...

que suerte que el gato sea fanático de sus homónimos... mi Azul les tiene alergia!! :-( igual los quiere pero le hacen mal

SRTA TEMPLARIA dijo...

Pensé q hablabas de tu gato guatón.. después caché q era tu gato..
Ahora tendras un gato para siempre..

En medio enredo es q toy en la U leyendo blog.. mi pc está enfermo ya volverá a las grades ligas..
Abrazooos!
besos a la debby

Laura Virtual dijo...

Mmmmmmmmmmm que tierno.
a mi me encantan los gatos... y mi marido aprendió a quererlos, aunque a veces los trate como perros...
felicidades!!!!!

Anaís Sandiego dijo...

Ahora sí llegué al blog correcto :)

Me gustó mucho eso de amar porque sí. Uno a veces tiende a diseccionar a la otra persona sin darse cuenta de que es un pack, y uno lo compra todo enterito o lo deja.

Saludos

Anaís

escorpiona dijo...

Se nota que encontraste al que era para tí :) :)...

Muchos saludos para los tres

Chau

polluelo dijo...

que rico es empezar a formar tu familia propia, la que tu eliges... yo también tengo un Gato y un Pulgoso, y me siento feliz y orgullosa :)

Voy y vuelvo dijo...

no me gustan los gatos pero el que actuo en mi primer corto me cae simpatico. puedes insultarlo mientras juegas con el y no se ofende, ademas de ser trilingue el hijo de la gran gata que lo pario. acepta ordenes en ingles, espanol, y spanglish.

como has sido tan fiel lectora, puedo mandarte el post que elimine. nombre.apellido_at_gmail.com.

Sabina Atalaski dijo...

Es entero bacán el Gato. Lo caché ese día en la Premiación, donde tenía pura cara de orgullo y andaba así como el pato del silabario.

Y un hombre al que le gusten los gatos es medio raro (digo, porque a la mayoría no le gustan), así que me cae más mejor aún.

Cariños pa él, pal par de fanáticos de Whiskas y obvio pa tí y la Debbie (que también será gatuna, fijo!!)