domingo, mayo 17, 2009

Crónicas Chuchetas XCVII: La Feria.


Lotro día estaba cachando un reportaje en las noticias sobre la crisis y que la gente ahora va más a la feria porque es más barato y la cuestión.

Personalmente, no soy nada (cocinariamente hablando) si no voy a la feria. Soy seca para las frutas, el Gato para las verduras, y con el embarazo como más todavía (me lleno la guata para así no comer gueas chanchas y no engordar, y me ha resultado).

Antes, cuando vivíamos en el barrio Yungay, cero atao. Teníamos una feria casi al lado del depto. y nuestros caseros. (En la foto de la izquierda pueden ver al Gato con el casero seco pa la talla, el Ángel. Y la foto de la derecha es la casa de un perro que llegó al barrio en ese invierno bien helado, que hasta nevó, y le hicieron esta casa los vecinos).

Pero ahora que vivimos en nuestra mansión en el barrio arto, la feria ha sido nuestro problema. Busqué y busqué hasta que encontré una relativamente cerca de la casa. Es harto más carozi y no hay esa cosa de saludar y preguntar por la familia, cómo sí lo hacemos con los caseros del barrio Yungay.

Entonces si un finde tenemos muchas gueas que hacer, vamos el sábado a la feria cerca de la mansión. Pero si andamos de ánimo nos pegamos el pique a nuestro ex barrio, a esa feria entrete donde saludamos a los caseros de las papas, de las aceitunas (la señora siempre me aconseja del embarazo), al Ángel y sus tallas, vemos a los otros caseros bailar porque traen su tonta radio y nos cagamos de la risa, y esos días que amanezco con dolor de cabeza o media triste (por las hormonas del embarazo que hacen estragos en mí) allá como que me mejoro de todo, me río y me vengo bien contenta y llena de puras frutas y verduras guenas.

Incluso cuando nazca la Debbie demás la vamos a llevar un día domingo a comprar, para que todos la conozcan y de niña se acostumbre al ambiente de gueveo que a su padre y a su madre les encanta.

Yao los vemos.

6 comentarios :

Anaís Sandiego dijo...

Yo estoy acostumbrada a las ferias cuiconas, porque desde chica acompañaba a mi mamá a comprar, pero a ella nunca le gustó esa cosa más familiar que dices tú. Yo igual lo encuentro super bonito y mucho más cálido.

Saludos.

Anaís S.

Sabina Atalaski dijo...

Chaaaaaahhhh.... yo conozco a ese guatón!!!! guajajaja...

Voh cachai poh... estos son mis barrios, jejeje...

Hace rato que no voy a la feria eso sí (aunque me encanta ir como proporcionalmente me carga ir al super), la ausencia de Heredera ha limitado mis paseos por allá.

Venga cuando quiera... las estamos esperándolas!!! jajaja

Un besito pa la Debbie.

Daniel dijo...

Desde chico iba a la ferias en Cauquenes con mi madre o mi abuela, asi que el ambiente me es muy familiar.
Saludos

Laura Virtual dijo...

naturalismo puro...
me gustan las ferias, su olor a tomate, perejil.
yo me crie en el campo, asi que no habia feria, pero esta lleno de verdurerias onda "ramada" a la orilla del camino y todo fresquito.

escorpiona dijo...

Es entretenida la relación que se da con los caseros de las ferias :) :)...

Saludos para las dos

Chau

celeste dijo...

siempre voy a la feria, me encanta el olor a verduras, frutas y pescado. es como una adiccion que tengo por ir a la feria, ya sea a cachuriar o a comprar verduras.
lo malo es que ahora que tambien me voy pa cuicolandia, no hay ni una feria cerca. por suerte tengo a mi linda mamita que me va buscar todos los sabados para llevarme a la ferias de la gran avenida o la de santa amalia con manutara, las mas guenas.