martes, mayo 04, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXII: Ser mamá es cabrón.

Leyendo hoy la revista Paula online (aprovechando la siesta de la chanchi) me encontré con este reportaje, que vuelve a hablar de las malas madres, tema que se comentó caleta cuando salió hace como tres semanas.

Vamos por parte: no me vengan con cuentos de los sobrinos o de los ahijados o hermanos chicos. No es lo mesmo que tener un hijo propio las 24 horas del día. Si no cacha, no opine hasta que tenga su propia guaguita.

Leí el reportaje y me sentí bastante aliviada. Porque igual lucho con no ser mala madre. Porque "otra cosa es con guitarra" como dice el dicho.

Me acuerdo cuando estaba embarazada y me metía a foros, como para encontrar un poco de empatía. ¿Cómo tan agilá, pensarán ustedes, si su hija es programa? Sipoh, así de agilá. De hecho, el ginecólogo me mandó a terapia, por mi historia familiar y de mi padre. Pero eso es otra cosa. Gueno, a lo que iba. Si yo escribía en esos foros que tenía sentimientos encontrados, que me daba susto no ser una sola que ahora otra persona dependería de mi y yo que soy (gueno, era) de llegar y mandarme a cambiar y miedos y preguntas de ese tipo, me respondían que era normal, que le dijera a mi marido que me hiciera cariño, que todo pasaría. Hasta que me aburrí y escribí todo aquí, los que me leen de antes cachan.

Y ahora que pasa. Que estoy las 24 horas del día con la chanchi (lo de la pega ni ahí, porque no me perdí una gran carrera ni nada), que no tengo tiempo ni para ir a depilarme, que almuerzo apurada, que a las 12 y a las 7 van sus comidas, después su baño y después hacerla dormir, que la última vez que se enfermó me enfermé yo también (continuo enferma), que uso pura ropa cómoda, no aros, no tacos, no carteras bonitas. En resumen: cero tiempo para mi.

Claro que fue mi opción. Y harto viejita, porque la tuve a los 36 años. Y ahora que dejé la pega latera que tenía, me tengo que meter por la raja los proyectos personales porque no tengo tiempo. Porque como no somos millonarios, no tengo nana 7/24, ni enfermera ni nada parecido.

Y por otro lado amo a mi hija y me hace feliz, y mi vida no sería sin ella, ni cagando. Y por el otro lado tengo ganas de no cuidarla por una tarde más que sea, ir a la peluquería, tomarme una cerveza (que no puedo porque estoy dando pecho), mirar a la gente pasar, conversar, reírme. Tener un resto de vida, más que sea.

Sipoh, ser mamá es recabrón. Por eso merecemos más que un día todo cagao.

Así con la vida.

Yao los vemos.

19 comentarios :

Carla dijo...

Yo te leo de hace tiempo así que cacho todos los rollos que tuviste estando embarazada, y que compartí contigo ya que pasaba por lo mismo y fuiste la unica que hablaba tal cual eras las cosas, me sirvió mucho para darme cuenta que no era la unica miedosa y atormentada por tonteras.
Weno ahora que también soy mamá nuevamente concuerdo contigo, a pesar que ayer volví a la pega y me dolió el corazón dejar a mi chanchita hay días que también estoy chata y me gustaría ir al cine, salir o sencillamente dormirme la media siesta...supongo que así será esta cosa de la metrnidad, un mundo nuevo y lleno de contradicciones.

Karin dijo...

Un día Diego me preguntó qué se siente tener un hijo... Le dije: "Mira, si tú no estuvieras, probablemente andaría tomándome un trago, en el cine o pololeando por ahí en vez de llegar cansada de la pega a revisar cuadernos, hacer tareas contigo, bañarte y un montón de cosas más... Pero no tendría las satisfacciones que me das, ni tus besos ricos, ni tus abrazos brutos... ESO no lo cambio por nada en el mundo... El amor que siento por tí, jamás lo sentí en la vida... Así se siente tener un hijo" Después nos abrazamos y regaloneamos por largo rato... La pega es ardua y dura aaaaños, no ganas un puto peso, pero una pura mirada llena de amor te lo paga todo...

Putas que me encanta leer tus cosas!!! Una cacha que al final todas sentimos un poco así en algún momento... Gran suerte tiene la Claudia, y cuando lo dimensione te lo hará saber... Sólo espera que comience a dibujar...

Abrazos!!!

gonzalo dijo...

como te entiendo!!!!!!!!!

Sabina Atalaski dijo...

Ehhhh... creo que te lo dije cuando estabai esperando a la Xuxetis Jr... :D

Cabra... así es siempre. Lo importante es no comprarle ni una pescá a re tanta sacowea que se cree super mamá y es tan chanta como una misma.

Es normal. Si me teníh confianza, yo me ofrezco pa cuidar a la mostra chica, feliz de la vida una tarde (una no más eso sí, jajaja). Y no es ná talla.

Un beso y tranquila... pa todo hay tiempo en esta vida.

karim dijo...

Hola Claudia !! al igual que tu estaoy pasando lo mismo y pucha que me siento identificada contigo mi hija tiene 9 meses estoy en la casa con ella por lo que estamos todo el dia las dos solitas ya que mi familia vive lejos, tengo a mi amorcito que es un siete pero no es lo mismo mi bebe pasa pegada a mi como lapa todo el dia y en las noches se despierta ya no se lo que es dormir de corrido, cuando ella duerme yo aprovecho de ser dueña de casa y la verdad que no tengo tiempo para mi, hasta para ir al baño la llevo jajaja pero estoy feliz de ser mamá aunque ella no fue programada llegó sin previo aviso aun así no me imagino la vida sin ella es un pedazito de mi y me alegra cada día.
a veces te leo tb en zancada y acá y pienso que como estamos en las mismas deberiamos juntarnos un dia a tomar algo sola las dos y darnos un respiro chiquitito dentro de esta agotadora etapa.
saludos!

Sandra dijo...

Pucha, me da lata decir lo que me sucede a mi porque... no se vaya a pensar que soy "creía".. no sé.

Lo que pasa es que tengo la suerte de que mi mamá cuidó a mi primera cabra chica y cada vez que queríamos darnos una escapadita ya sea solos o acompañados con mi marido ella no tenía drama en quedarse con la Vale. Así, nunca tuvimos problemas para salir. Si hasta a la playa me iba sola con mis amigas algun fin de semana al mes!!!!, o a la disco, o a estar solitos con el Gonza por ahi un rato.
Ahora, con la Emi, igual seguimos saliendo, no tan seguido porque ahora no tenemos auto, pero ratito que tenemos pa regalonearnos lo usamos. Yo creo que va en que uno busque esos pequeños espacios ya sea para la pareja o para una misma.
Por ahi dicen que los hijos son prestados. Crecen y se van y quedamos los padres... solos.
Lo veo en mi propia casa.
Nosotros en nuestro depto., por ejemplo, tomando once y mis viejos, los dos solitos haciendo lo mismo.
Me da penita.. pero asi es la vida!!!

Me alargué mucho.. sorry.

Saludos!!!

Selma dijo...

Bueno... las que somos mamás entendemos mil por ciento lo que dices. Es lindo ver como tenemos los mismos miedos y preocupaciones. Yo me esfuerzo por ser buena mamá, y pucha que me sentí mal cuando dejé al enano en la sala cuna la primera vez!!
No es primera vez que te escucho eso de que quieres un ratito para ti... creo que es bueno que te lo tomes. A mi mi hombre me apaña en eso, le dejo una papa y aperra cuidando al enano. De más que el Gato tambien te presta ropa. Además esas instancias les hacen bien a ambos (papá-hijo)

almendra dijo...

hola . siempre ke puedo paso a leer tu blogg, es super entrete yo soy nueva en esto , pero como dicen para todo hay una primera vez, y te dire yo pase por lo mismo con eso de las aprenciones con los niños y pasa a cualkier edad yo tube mi hijo super joven y tb decidi criarlo yo misma.. y sabes no me arrepiento y ellos te lo agadecen cuando crecen.. mira ke ya tienen 24 y 19,, con lo ke no estoy de acuerdo es ke nos celebren un dia too kgon si somos mama 365. del año.....

Voy y vuelvo dijo...

aja... y ser cabron es mama tambien.

saludos

Marlencita... conquistando el universo dijo...

Una vez una amigui mía me dijo que cuando una perdía realmente la libertad, no era cuando se casaba, si no cuando tenía un hijo...
A estas altura una elije y tiene harta más conciencia de como nos gustaría ser como mamás, y aún así igual metemos las patas.
Si la única güea que nos salva es que amamos infinito e incondicional y que como sea nuestra vida ahora, sin tiempo, llena de pelos (yo estuve casi 8 meses sin depilarme, después que nació mi Oso)y con cero ganas de agarrar una pizca de la coquetería que una vez tuvimos... es que hay unas personitas que con su pura existencia nos hacen ser mejores personas... y un poco de mejores mamás!!!

Voy y vuelvo dijo...

segunda parte:

discrepo totalmente con la idea. no importa cuantos dias tengan pa festejarlas (vamos, todo tiene un sentido comercial), igual tendras que limpiarle el culin, amamantar, y botarle los flatos a tu bebe. entiendo cuanto te pueda complicar tu falta de experiencia (eso deduzco de tus textos, sin ofender) pero antes las minas podian batallar con 10 o 15 crios y muchos menos recursos de los que disponemos actualmente, y el unico regalo que recibian eran constantes palizas de sus cabrones maridos.

Si un dia de las mamas cabron, imaginate dos...

Liubliú dijo...

Me encantó tu blog, me hizo recordar los tiempos en que ponía a mi hijo en su sillita y me lo llevaba al baño para poder ducharme, entre que me enjuagaba el shampoo abria la cortina del baño para hacerle morisquetas y que no llorara. Pasé con el su primer año de vida 24/7, fue unos de los años mas caóticos pero lo recuerdo con mucho amor. Es super cabrón ser mamá, yo también siento que colapso todos los días, pero hay que seguir pa adelante nomás, el amor de esos pequeños monstruos es impagable.

bellota_b dijo...

A mi me dió esa angustia de tener mi espacio ahora grandecita,como que en ese momento no me cuestionaba salir,pasear ,conversar con mis amigas.Mi ostracismo era fascinante.Siento que puede ser en las diferencias de edades al momento de parir.Yo era muy pava y juraba que mi metro cuadrado era único y no necesitaba mas,pero los años me pasaron la cuenta y mi agotamiento casi me manda al psicólogo...asi q estás muy bien en querer reunir espacio para ti y amor inagotable para tu chanchi.
Ser mamá 24 horas es imperdible,pero uta' q webean y agotan :D

elalcaravan dijo...

lo bueno es compatibilisar, obviamente sin descuidar a tu hija, también tienes que dejar un espacio para ti, sino vas a colapsar, todo en su justa medida

SRTA TEMPLARIA dijo...

Me cagaste..

XD

Viorikilla dijo...

Tú elegiste ser madre, asi que las quejas creo que estan de más.

Claudia Canifru dijo...

Viorikilla: entiendo lo que quieres hacer, pero te digo que conmigo no te resultará. Tendrás que ir a otro blog a molestar a alguien, en serio.

Mae dijo...

Date tu espacio,, es weno, pk o sino te vay a deprimir, y no es ser mala madre pk vay al cine o sales un rato, Mira yo justo en la pega salgo temprano los viernes y la sala cuna dura hasta las 19:00 una vez me dijieron que pk me iba a vitrinear a esa hora, que deberia irme altiro a buscar a mi beba...y me las llore todas, despues ,me pegue el cacho que la que me lo dijo no es Mama, y que tengo que andar pescando a brutas, si uno es mama las 24 horas...me acuesto todos los dias a la hora del Loly, entre dandole la comida, jugando con ella, enseñandole y viendole el bolso pal Jardin, y me levanto de madrugada, y el fin de semana too pa ella, minimo unas 3 horas pa mi en la semana...asi que me las tomo feliz de la vida y no me creo mas buena o mas mala por eso.

Besos me enkanta tu blog

Valeria dijo...

Me sentí super identificada contigo y tu situación personal. Yo me casé, nació mi hija ( hoy tiene 2 y medio años) me dedique a cuidarla sin trabajar, no tenía nana ni enfermera y no tenía una gota de tiempo para mi más que cuando la acostaba en la noche. Luego, al año 4 meses tuve la suerte de mandarla al jardín infantíl desde la mañana hasta después de almuerzo, ha sido un tremendo alivio, porque tengo tiempo para hacer lo de la casa, dormir, salir en las mañanas, etc. El maravilloso pero es que estoy embarazada de casi 7 meses y comenzará todo nuevamente, ya que, si bien mi hija mayor seguirá en el jardín, ahora estaré nuevamente sin nana, sin enfermera, cuidando a una recién nacida, haciendo todo lo de la casa y criando a mi hija mayor. Es cansador, pero ser mamá es lo más increíble que me ha pasado, las demostraciones de amor de los hijos, enseñarles a vivir, cuando ves que aprenden pequeñas cosas cada día, eso no tiene equivalente, por eso, me considero afortunada de poder estar en casa criando a mis hijas, siendo que si trabajara quizás tendría nana, más plata y todo, pero al menos por ahora que es chica prefiero el privilegio sacrificado.