domingo, junio 20, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXI: Mi papá.

Mi papá era rubio de ojos azules, o más bien celestes. Y blanco, terrible de blanco. No estaba ni ahí con las marcas ni con tener un auto bacán. De hecho, se compraba cualquier jeans y una chorrera de camisas blancas y calcetines negros pa la pega. (Era un parto ordenárselos porque se veían todos iguales).


Siempre le costó levantarse para ir a la pega, pero el finde se levantaba temprano, ponía música alegre a todo chancho, cocinaba feliz de la vida, limpiaba, y después se mandaba unas siestas de tres horas. Cuando se despertaba, decía: parece que dormí un poquito.


Era seco para los asados, para comer, pero no tomaba nada. Se metía a la cocina con mi mamá y juntos preparaban el pebre, pisco sour, vaina, con la radio a todo chancho.


Para la navidad era el encargado de adornar la mesa. Ponía la grabadora en el trípode y mientras abríamos los regalos y llegaba la gente a saludar todo se filmaba. Hemos visto estos videos, donde se notan los cambios de una navidad a otra, es reentrete.


No le importaba el día del padre ni que le hiciéramos un gran regalo. Igual con mi hermana le llevábamos el desayuno a la cama y de seguro algo le comprábamos. En general era sencillo para los regalos; con cualquier cosa quedaba contento.


Y hoy, que es el día del padre, lo recuerdo así. Porque ya serán 12 años desde que se murió, 12 años que no está físicamente. Porque -aunque no me crean- TODOS los días lo recuerdo, no hay día que pase sin que lo tenga en mi memoria.


Ya no tengo pena ni dolor. Aprendí de la muerte, pero ese es otro tema.


Feliz día a los papás (no a los papitos corazón), y sobre todo, feliz día al padre de mi hija.


Yao los vemos.

4 comentarios :

Sabina Atalaski dijo...

Qué lindo! Qué bacán era tu viejo.

Una suerte, mi guacha. Y que no esté físicamente, es un detalle (no menor, pero detalle al fin y al cabo).

Un abrazo y felicidades pal Gato!

Marcelo Munch dijo...

Bello, se agradece, por lo bello y por las emociones compartidas.

Saludos cordiales

Mary Rogers dijo...

Qué lindo el post, Chica. Creo que antes has escrito sobre él, pero éste me llegó 'ene'. Bonita la imagen que tienes de tu viejo. La mía se desvanece de a poco. Murió cuando yo tenía 14 años.
abrazos

bellota_b dijo...

Mi papá aún cocina sus pebres sin aji,por que sabe que a nadie les gusta comer picante y eso...ya sabré de tu pena cuando el mio se muera...


cariñusss!