jueves, junio 24, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXIII: De cuando salí con minos.

Lotra vez en Zancada hubo un post que hablaba de la vez que una se había agarrado un mino, pero objetivamente mino. Es decir, no el gil que a ti te gusta y lo encontrai entero rico. Y gueno, como caché que cuando escribo de mi época de soltería se cagan de la risa y se entretienen, les contaré de mi experiencia con mijitos ricos.


La primera experiencia es de mi segunda soltería. Con mi hermana fuimos al cumpleaños de una lola entera guena onda (no es ironía, de verdad la lola es entera piola), pero seca pa la droga. Como yo creo en la libertad personal, guea de ella -y de cualquiera- lo que se eche pa' dentro. En fin, la lola esta vive en una casa grande, con el medio patio, y como era verano, el carrete era ajuera.


Me acuerdo que me senté en un lugar medio piola con una cerveza, mientras sapeaba a los invitados, en onda callaita y mirando nomás. Y de repente llega él: no muy alto, delgado, pero lindo de cara. Mino. Lo sapié y me hice la loca, porque la mayor parte de las minas eran enteras arrastrás y se le acercaban y le metían conversa: verguenza ajena mode on. Se sentó en el mismo lugar que yo, pero no al lado mio, sino que en la misma terraza, pa' que cachen. Igual paré la oreja pa' cachar que hablaba, así me enteré que era colombiano, que sacaba fotos, que había vivido en España y otras gueas más que no recuerdo.


Lo que tampoco recuerdo bien es cuando se me acercó. Porque yo, digna y avergonzada de lo arrastrá de las otras, ni lo miraba. Parece que me trajo una cerveza y se me sentó al lado. Nos pusimos a conversar, después a bailar, el loco me sacó fotos con una pulenta cámara que andaba trayendo (no modelé en todo caso, me las tomó de improviso) y después nos tiramos en una hamaca a esperar el amanecer. Nos fuimos juntos de la fiesta, pero yo a mi casa y él a la suya (aunque puta que insistió para que fuera con él). El gran problema de este mijito rico: era seco pa la coca. Y yo a esa guea no le hago ni cagando.


La otra experiencia es de mi primera soltería. Él joven en cuestión era moreno, alto, ojos verdes (o pardos), linda sonrisa. Donde iba lo miraban, porque además era retierno y guena onda. Y recordando, jui sus patas negras, porque tenía polola, pero la lola no era de Santiago. Su único problema es que tenía plumavit en vez de cerebro y neuronas: simpático pero entero agilao. Livianito. Salíamos harto a carretear, a bailar y lo pasábamos rebien (me acuerdo de una loca que estaba verde de envidia, juajua, porque le gustaba este loco y él ni la miraba, juajua). Para mí no fue nada serio, sólo un amigo con ventaja. Incluso una vez hablé con la polola y todo -que vino a visitarlo- y no me dio ni cargo de conciencia. Quizás como estará ahora, pero la verdad es que ni me interesa.




Puta que lo pasé bien en mis dos solterías. Sé que tengo cuarquier historia para contar, pero la memoria me falla. Pero insisto: pregunten nomás, a ver si así me le ocurren cuestiones.

Y no dejen de visitar a The Yeguas y su especial mundialero, está de rechupete.

Yao los vemos.

7 comentarios :

Sabina Atalaski dijo...

Oooh... me hiciste acordar de EL MIJITO RICO que alguna vez me hizo los puntos.

Y lo pongo con grandúsculas, porque de verdad que yo, cuando lo ví (a pesar de lo asertiva que soy y de lo mucho que me compro a mi misma mi pescá) dije: mucha carne pa tan poco gato. Osea, pensé que no me iba a pescar ni pal webeo. Y al igual que tú, no lo pescaba mucho.

Estábamos una noche con unas compañeras de la pega y este lolito (de mi edad en ese entonces y hace como 4-5 años) era amigo del marido de una de ellas. A otra mina el weón la calentó de una, pero el cosito rico se fijó en esta doncella y eso que yo ese día andaba con pura cara de troll, porque no me había hecho ningún cachirulo con la salida que se suponía era tomarse un trago con los conocidos de siempre.

La cosa es que el cosito rico me hizo los puntos... y pa que le voy a decir que después pasada la sorpresa inicial, yo dejé que me los hiciera no más. Al igual que tú, no "juí de él", guajaja... de pura agilá supongo, pero es que de verdad que me daba un poco de cosa entregarle mi flor de una a un weón que venía recién conociendo hacía unas horas... pa que vea que igual le hacemos al cartuchismo a veces. Nunca tanto eso sí poh... igual nos hicimos sus cariños locos (y dejémoslo ahí) La cosa es que el weón me dejó su mail y su teléfono (al otro día se iba a Nueva Zelanda)... está claro que jamás le escribí ni pesqué más.

Pero me subió el ánimo y está claro además que si me hubiera querido suicidar al día siguiente, sólo habría sido necesario que me tirara desde mi ego, que estaba a la xuxa de alto! jajaja

Qué chori leerte estas historias... siga así!!!!!

Me voy el sábado, así que no escribiré en un buen rato, mi Xuxetis... cuídate mucho y cuida a la chanchita. Ojalá para mi vuelta nos podamos juntar con la Mary finalmente y te cuento mis patoaventuras. Un besote enorme.

eLe eMe dijo...

Cuando yo entré U, eran entera intelectual -igual que mi familia- y hablaba de temas epistemológicos, historia de las religiones, los libros de Umberto Ecco y gramática cinematografica...
y cuando iba de visita a casa de mis viejos me comia un mijito rico de facciones finas, rubio de pelo largo y ojos verdes que solo me eswcuchaba y sonrreía cuando yo le hablaba -porque no cachaba na de na poh-
Despues en 2º año me puse a pololear con otro mino y duramos 4 años entre idad y venidas... hasta que yo egrese y él no. Era lindo el weon, se parecía a Cerati y me webiaban por eso, pero a mi no me gustaba por eso, me gustaba de verdad entero por dentro y fuera.

Y bueno, igual es raro que los mijitos se fijen en una, sobretodo cuando una tiene problemas de autoestima... pero mirando pa atras la verdad me iba harto bien...
Mis amigas me decian que tenía el mejor ranking de la Universidad, osea, que me habia agrarrado a los minos mas apetecidos... y humirdemente y aunque nunca me las di de mina coqueta o producía, asi na mas jué...

Voy y vuelvo dijo...

parece que tuviste pasado de monja pq por lo que has contado hasta ahora nunca rendiste la plaza jejejeje

saludos claudia. te debo los pelos del sobaco.

Julio dijo...

Pero OBVIO que la indiferencia es la estrategia para atraer pos mis queridas blogas. Si las entregadas en bandejas son una lata, piensen que nosotros venimos de la cacería....
Arregla esa memoria pa que conti mas de estas historias!!
yo revisare en mis archivos para compartir algunas sabrosuras.
salutes

escorpiona dijo...

Entretenidos recuerdos :)...

Saludos desde el norte

Chau

bellota_b dijo...

eso de dos solterías no cacho mucho....si quiere me explica jajajaj....y alabo enormemente que puedas contar tus cosas pasadas.Ogro a mi me webea hasta por que miro mucho mino rico en la tele.
uta' no hay libertad de expresión!mi blog sería mas entrete sin tanta dictadura jajja

mas cariñusssssssss...como ta' mi clau hermoshaaa-

Regina Falangie dijo...

uf yo el finde tuve una buena experiencia, tampoco entregué mi flor eso sí, ya esta muerta la gueá.