lunes, agosto 02, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXXVII: Vivir en casa.

Con el Gato vivimos un tiempo en un piso 12, pero cuando pensamos en tener a la mostri, nos cambiamos a casa.

Primero vivimos en Providencia en una casa graaande pero vieja que, pa' más recuea, se llovió en invierno. Entonces figuraba yo, terrible de preñá (el año pasado en estas fechas), cambiando las ollas de lugar. Al principio me dio más rabia que la cresta y putié hasta que me dio puntá, pero luego me lo tomé pa la risa. Además que con lluvia no se podían arreglar los hoyos del techo.

Y tuvimos raja igual pa' encontrar esta casa, porque firmamos contrato el mismo día del terremoto y a la dueña se le hizo mierda su depto, y de puro rajúos no nos pidió la casa. Asi que ahora vivo en Ñuñua, en una casa chica pero con un patio bastante decente.

Es que somos pobres y por eso puro arrendamos. No tenemos casa propia.

Igual es cuático vivir en casa (en barrio me refiero, no en condominio) porque tocan el timbre a cada rato y por puras gueas.

Las que no fallan nunca son las viejas canutas (no cacho qué religión es, pero pa que cachen la onda). Esas señoras no tienen nada más que hacer que andar tocando el timbre a las 9 de la mañana: "andamos conversando con los vecinos sobre el significado de la familia". No las dejo hablar más, les digo que estoy ocupada con mi hija chica y chao. Una vez una me preguntó si tenía Biblia, y me comenzó a decir los versículos que quería que leyera. No tengo tiempo, le dije. Otra vieja me dijo que cuando podía pasar para que conversáramos, yo le dije que muchas gracias, pero no me interesaba.

A veces las veo de lejos (cuando salen en la tarde después de la teleserie de seguro) ir tocando timbre casa por casa, con una lentitud y paciencia que me dan ganas de pegarles una patá en la raja, aparte que dejan esos papeles con un Jesucristo rubio de ojos azules, puro me faltan el respeto.

Lotros personajes son los giles y gilas que vienen a pedir. Yo moneas le doy a los que realmente tienen pinta de vivir en la calle: tienen las uñas cerdas, la ropa idem, barba crecida. Pero hay días que pasa una mina joven con una niñita de como 5 años, sanitas las dos, y me piden una cooperación porque viven de allegás y una hija tiene síndrome de down y el marido está cojo y una sinfin de historias que no escucho y les digo con cara de odio que no tengo NADA. Hoy pasó un cabro joven con la misma historia. Sería distinto si se ofrecieran a cortar el pasto, barrer la vereda o planchar, pero cara de raja piden "cooperación". Sorry, yo no le coopero a la flojera.

Tengo un casero eso sí, un resto desubicado porque la semana pasada tocó el timbre dos veces las 6:45 de la mañana, y le preguntó al Gato ¿y la señora rubia? Se llevó un par de chuchás por agilao, y el Gato me retó por andar "malacostumbrando".

Así con vivir en casa. Pero en depto igual es cuático, porque se tiene cada vecino. Con el Gato teníamos unos chinos que cuando cocinaban, chucha, se pasaba todo el piso 12. Y teníamos una vecinita de unos 9 años que siempre andaba hedionda a pichí, pero pobrecita, no era culpa de ella. Tenía como madre una hija de puta, como tantas.

Yao los vemos.

9 comentarios :

Sabina Atalaski dijo...

Chaaah... yo hablaría de tu casa, pero la vez que nos invitaste nos diste las coordenadas más raras que gallina con orejas, guajaja...

Claro que también puede ser que con la Mary somos entera agilás (también es cueca).

Igual, estoy esperando la aclaración pa ir a comer queque y apretar cachetes.

Aparte del aviso de utilidad púbica, sip... en casa te webean un kilo. En mi depto igual a veces llega algún weón perdido preguntando por Periquito que vive en la torre del lado (en el mismo depto), pero la culpa no es del weón perdido, sino de los pelotudos de la conserjería que ni se fijan pa dónde va la gente.

Si llegaran los canutos a mi casa, los tiro por el balcón a los c... Osea, respeto caleta la religión del que sea, pero mientras me respeten mi metro cuadrado. Si quisiera ir a la iglesia, la que sea... sé dónde acudir, así que váyanse un ratito a la xuxa y me cuentan cómo les fue, jejeje.

Un beso Xuxetis!

eLe eMe dijo...

Cuando yo era chica y llegaban los testigos de jehoba -asi se llaman los que andan de puerta en puerta cual vendedor ambulante- yo les decía: "Soy budista"

Y como en esa época nadie cachaba que xaxu era eso - yo cachaba porque a los 11 años me leí Siddharta- me quedaban mirando lelos y yo aprovechaba de cerrar la puerta =P

Y más re mala -aunque era más chica- era con los canutos que pasaban predicando y cantando terrible de desafinaos al son de la mandolina... Me ponía a remedarlos en la vereda del frente... me cagaba de la risa y cuando se iban me decían hereje y otras cosas por el estilo...

Y también jugaba a la misa... yo era el cura por su puesto...

Besos:)

[Pau] dijo...

Por mi casa también pasan hueveando las viejas Testigos de Jehová ¬¬.. ¿no tendrán NADA que hacer?.
En mi casa somos todos ateos, así que cuando pasan, las mandamos a la mierda sin miramiento alguno.

Selma dijo...

A mi me encanta esa dinámica de casa, que pasen a predicar el evangelio, a vender escobas, afilar cuchillos o a pedir para la olla común de no se donde. Debe ser porque en la semana estoy trabajando y casi no paso en mi casa.

PAOLA dijo...

que divertido, me acordé de mi infancia cuando nos tocaban el timbre por lo menos una vez al día gente pidiendo o canut@s o mormones (y eso que viviamos en departamento, pero de esos antiguos-no pitucos-sin conserje, cualquiera llegaba y entraba no más)......me da tanta rabia las minas que andan paseando guaguas con este frio del terror pa' puro inspirar lástima.....y muchas veces ni siquiera son de ellas.....
en nuestro antiguo depto, un par de meses antes que nos cambiaramos al actual, llegaron unos vecinos HEDIONDOS A ALA pero así con mayúscula, subirse al ascensor con ellos era un martirio, más encima yo en el primer trimestre de embarazo figuraba aguantando el vómito, cuando ya los cachamos nos haciamos los hueones no más (así como "oh, se me quedó la billetera!!! y vuelta pa'l depto para tomar el otro ascensor jajajajaajaj que asqueroso, gente chancha de mierda....

Xiao Mei dijo...

wow veo que de norte a sur la dinámica de vivir en casa es la misma, te falto eso si los ociosos con el ya celebre ring ring rajaaaaa. A mi los que me revientan son los testigos de Jehová que todos los días pasa la misma vieja y todos los días le digo que soy atea y dale al otro día vuelve a tocar el timbre, me despierta a la niña y me deja los perros terrible de alterados porque pa mas re colmo mis perros la ODIAN a morir, lo que me hace pensar que la vieja debe de ser entera turbia (yo confío ciegamente en el instintos de ellos).

Saludos desde Valparaiso

Sandra dijo...

Ahora ya no te pillan tan solo en casa también se han puesto a la salida del metro!!!. Y andan toos tecnologizados. Con video y todo le muestran a la gente que ellos serán los únicos que se salvarán!!.
Todos los días me dicen "¿tiene un minuto para escuchar la palabra de Dios?".. NO gracias, les digo sonriente y sigo mi camino. ¿No se dan cuenta que a esas horas uno quiere puro estar en casa con su familia!!!.. Gente rara..

Con los que piden yo era igual.. ni ahi con ellos por frescos y oportunistas, pero en una reunión de catecismo una mamá dijo algo como "qué importa si el tipo o tipa está mintiendo pa pedirte moneas, si tu le das tu conciencia quedará tranquila y allá la de ellos que se ahogarán en su propia mierda de burlas y engaños pero una quedó tranqui.
NO se.. igual no ando repartiendo limosna a todos los mendigos.. creo que me quedo con que hacer eso es fomentar la flojera...

Me alargué un poco.. opps!!!

Saludos!!!

celeste dijo...

A mi me encanta vivir en casa, aunque ahora que trabajo todo el día me pierdo gueas como espantar canutas, ese era mi deporte favorito cuando vivía con mi abuelita, aveces decía que ya tenia religión, que no inchen porque adoramos a satanás con devoción, otras veces les pregunte que por que mejor no le dan almuerzo a la guagua en ves de andar gueviendo a las 12 del día con el coche y la pobre guagua seguro que caga de hambre. Igual cacho un resto la vola de los testigos de jehová, es que la mama de una amiga es y puta que hiso sufrir a sus pores cabros, los tenia too el dia botaos, y mas encima hacia queques pa la iglesia y les sacaba la cresta si llegaban a peñiscarlo, porque pa ellos no hacia, porque no había plata, yo cacho que por culpa de esa vieja culia es que los odio tanto.

Lo otro es que igual me da lata que pase tanto gueon pidiendo, pienso lo mismo, porque no se ofrecen a barrerte la calle por ultimo, yo feliz le pagaria a alguien, ademas los del aseo aca en santiago los encuentro terrible valsas todos los dias que pasan piden plata y miran feo si les day moneas. Pa peor no falta el que anda puro sapiando pa cachar las casas que estan solas.
Por lo menos ya no tengo que aguantar a los vecinos agueonaos el depto que gueviaban por que metiamos bulla con el auto, y yo les decia que pa que chucha se compran el depto al lado del estacionamiento po.

bellota_b dijo...

Vaya que similitudes hay acá.Yo tengo una pareja que viene con sus niñitos...claro al principio yo les daba de todo un poquito.A veces les pasaba yogurt,pero con la condición que los niños comieran el yogurt enseguida.Claro, por q los papás son frescos...o se lo comen ellos,lo venden para droga.Y asi,sin contar en cada semáforo la gente que se instala...claro a esos les creo un poco mas.Y Rafael se enoja por que yo pido monedas sin yo poner niuno :D

Me gusta la vida de barrio,con las viejas cahuineras,las evangélicas que no hacen su almuerzo por patiperrear y el camión de la basura y su gente guena' onda.
Pa' gastos comunes en depto no tengo jaajaj.