miércoles, agosto 18, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXXXVI: En la zapla.


Ahora que los días están mejorcitos, llevo a la mostra a la plaza que está a tres cuadras de mi casa. No es muy bonita (más bien fea), llena de mojones - de hecho el Gato le dice "la plaza de los mojones"- pero hay hartos juegos y van hartos niños también. Aparte que la mostra camina de mi pura mano (le da julepe andar solita todavía) asi que yo mesma evito que pise -o juegue- con un mojón.


Igual me llama la atención la fauna de las plazas, que supongo que debe ser más o menos parecida en todas partes.


Primero están las nanas con sus niños. Acá se cachan de hace tiempo y cuando se saludaban hace unas dos semanas atrás era: ¡tanto tiempo! y venía el típico comentario acerca del frio y que había que estar encerrada con los niños y bla bla. Se sientan todas juntas a copuchar. Me pasaría de hocicona si dijera que descuidan a los niños, porque no es así. Claro que muchas veces copuchean caleta y más de alguno se les escapa cerca de la calle y tienen que partir corriendo a buscarlo.


Después vienen los tatitas que toman sol y miran a los niños como juegan. Hay una abuelita que apenas camina, y la vienen a sentar con el inalámbrico a un asiento, porque su casa queda al frente de la plaza. Entonces si llaman, ella contesta. Siempre mira a mi mostri, que ni la agarra.


Después venimos nosotras, las dueñas de casa propiamente tal. Y parece que no se usa juntarse con las nanas, somos como bandos. Igual es harto hocicón de mi parte decirlo, pero hay unas mamás que se sientan lejos de las nanas y no las pescan. He visto una sola mamá sentarse con las nanas y saludarlas y la onda, pero ella nomás es la excepción. En todo caso encuentro entero fome sentarse al otro lado de la plaza, sola, mientras tus hijos juegan y al otro lado las otras se ríen y copuchean de lo lindo.


A las nanas las cacho a todas y a los niños que juegan, y no es porque yo sea súper simpática ni guena onda ni millonaria. Es gracias al Terry. ¿Qué quién es el Terry? El de la foto poh.
Haciéndola corta: en facebook estoy en varios grupos que tienen perros recogidos y una les deposita y así ayuda y acalla un poco su cargo de conciencia, si es que se tiene. Porque hay gente que les importa una raja los perritos abandonados (no son vagos), pero eso es otro tema. En fin, la cosa es que un día vi al Terry todo cagao, atropellado y me comuniqué con los lolos que lo recogieron y así llegó a mi casa. Es cojito de la pata delantera, pero es bacán, le aguanta todo a la mostri, no pelea con ningún perro, no muerde a nadie y es obediente. Le compramos un chaleco de polar con la bandera chilena y los niños que apenas hablan le dicen "el Chile", y los giles fomes dicen que es un perro chileno, plop!
Y así ando en las tardes, como de las 3 y media hasta las 5, caminando pa toos lados con la mostri, llamando al Terry cuando algún niño se asusta, contestando las preguntas de otros niños acerca de nuestro perro, aprovechando el sol y dejando que mi niña linda pruebe el placer del maicillo.
Yao los vemos.

9 comentarios :

Regina Falangie dijo...

AJAJAJA el terry es bkn, demasiado tierno, nada mejor q entregar cariño a un perrito que como bien dices, no es vago, fue abandonado,
pero ahora tiene una casa y familia y lo pasa chancho.
Aprovecha los dias ricos con la clau chica pa salir!!!!!

josefina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María la del Barrio dijo...

Q envidia poder "echar el pelo", durante la tarde en una placita!!
Créeme que es un lujo que hartas mamás quisieramos tener!!
Disfruta!, ya saldré de pre natal y me tocará ir a pelusear c mi gordo chico y con mi guata parada!!
Saludos.

AvenidaCero dijo...

Es increíble como cosas tan simples como estar en una plaza hace más agradables nuestos días.

Pequeños placeres que, además, son gratuitos.

Saludos

gonzalo dijo...

entero de bacán el Chile.

bellota_b dijo...

Eso de las nanas allá y las "patronas" acá,debe estilarse mucho,pero como no tengo nana,no sé,por que si tubiese no habría dinero para mis botas,tintura,y ropa decente y salidas con mis chukies a comer rico.Hay que balancear decimoslos clase media baja:D
Y sobre el terry algo ya sabía.Yo hace mucho tiempo era enferma por los perros de la calle,pero todos los que tuve terminaron en cosas trágicas y me dió mucha pena.Y con casa pequeña y mis doschukies,imposible tener.

eso....ika' la beia.

(esto lo escribí en el notebook de mi boy y medemoré un chorrroo...toy' pegada en los pc comunes :D)

Voy y vuelvo dijo...

bueno, tengo trancas con las plazas en chile. las de santiago me deprimian y las de provincia me mareaban por la gente que giraba alrededor de ellas como si fuera el tagada. respecto de los perros, esos hueones no me quieren mucho y en los 3 paises que he vivido he sido atacado por mas de uno y no cacho porque. asi que yo me pregunto pq si animalitos tan lindos e inofencivos como las ballenas estan a punto de extinguirse, como no han exterminado a los perros?

y pensar que ahora los hueones son un miembro mas de la familia. que cursi.

escorpiona dijo...

Que bueno tener esos espacios publicos para pasar un rato, simpatico tu Terry, se parece a la historia de mi Fito...
Saludos desde el norte
Chau

Mary Rogers dijo...

El Terry es total...pobre.
Veo que igual disfrutas la plaza. A mi me cargaba. Como soy un poquito histérica, nunca leía y andaba detrás de mis propios montros p'q no se fueran a la calles...entonces el agote era total. A veces iba con la nana y lo pasaba mejor, pero igual duró harto la etapa de "mira, mamá"!