lunes, agosto 23, 2010

Crónicas Chuchetas CLXXXXXVII: Sin mala intención pero con harta torpeza.

La gente que no cacha la muerte así de verdad verdad, es harto agilá a veces. Sin mala intención, pero igual las cagan.



Por ejemplo a mi se me murió mi papá. (Yao, si algún día contaré la historia completa). Y gueno, no faltaba quien me decía: yo sé que ni se compara, pero cuando se murió mi perrito - o perrita- que vivió 736r47483 años con nosotros, me dio una pena infinita, te juro que viví un duelo.



¿Saben lo que yo hacía? Escuchaba con atención. En serio, escuchaba esa estupidez del porte de un buque. Y asentía toda empática.



Vamos por parte. Si alguna persona tiene la cuea que lo más cerca que ha estado de una pérdida terrible en su vida es la muerte de una mascota querida, puta que envidia. En serio, tener a toda la familia que se ama viva debe ser la raja. Y en ese contexto, que se te muera tu perrito/gato/hamster/etc claro que es horrible. Pero en ESE CONTEXTO.



Es decir, si soy un gueón o una gueona que ha sufrido harto harto harto por la muerte de la mascota familiar, NO LO COMPARES CON LA MUERTE DEL PAPÁ, MAMÁ, HERMANO, HIJO o todos esos familiares amados que tenemos. Porque si lo haces demuestra que eres entero descriteriado, poco empático y mega máximo agilao. Aunque sea con buena intención.



Otra cosa diferente es la gente que ama a sus mascotas como sus hijos y te cuentan anécdotas de ellos como cuando tu contai las chocheras de tu hija. Eso lo entiendo perfectamente, porque me pasó alguna vez y las mascotas hacen gueas reentretes y hasta increíbles y nos aman en forma incondicional. Bueno, menos los gatos, pero así son ellos y esa es su gracia.



Por eso, y según mi experiencia personal, si a usté no se le ha muerto jamás nadie y justo a alguien cercano sí se le muere alguien importante y no sabe qué decir: no diga nada. Aunque sea con guena intención. Abrace, acompañe y haga las gueas prácticas que a una se le olvidan producto del dolor: poner confor en el baño, tomar café, ponerse un chaleco. En serio.



Yao los vemos.

11 comentarios :

Voy y vuelvo dijo...

yo te dije claudia, la gente que tiene animales termina amermelandose pesao. pierden la capacidad de diferenciar entre animal y ser humano. yo he conocido algunos que hasta dicen que sus bichos hablan, onda perros que dicen "mama". estamos cagaos.

buen post. me alegra que todavia puedas hablar de algo sin mencionar a tu hijita que a esta altura esta mas ventilada que pastel de realiti chou la pobrecita.

saludos.

Sandra dijo...

Toda la razón...
Justo este fin de semana estuvimos llenos de muertes. Una especialmente dolorosa. Ya lo contaré en mi blog.

Yo aprendí a no decir nada. Un fuerte abrazo y una breve sonrisa. La gente entiende.

Saludos!!!

almendra dijo...

Tienes toda la razon.... a mi se me a muerto ,padre y hermano, es un dolor inmenso, me imagino lo sabras por lo ke cuentas, pero ni con eso tube palabras para decirle a un primo, las pàlabras necesarias y justas ,( no necesitaba escuchar nada a esas alturas despues de la travesia en el mar) cuando perdio a sus dos hijos en el tsunami este 27 de febr!!! solo un abrazo inmenso del alma , un apreton de manos de casi media hora y estaba todo dicho.....

Selma dijo...

El titulo del post no puede estar mejor puesto!! Lo que pasa es que la gente a veces se chala con los animales, como que descargan en ellos todo el cariño que tienen y por eso como que pierden la dimensión de las cosas, o como que necesitan igualarse en el dolor...

Mary Rogers dijo...

toda la razón.Está bien que los amen, pero no pueden hacer una comparación de ese tipo. También me indigna.

Xiao Mei dijo...

que difícil, todo lo que dices es cierto, pero claro si ellos nunca han perdido a un ser querido humano y cercano lo único con lo que pueden comparar es la perdida de una mascota, hasta me dan pena esas personas porque cuando se les muere alguien cercano es ahí que descubren que lo otro era ínfimo al lado de un padre hijo o hermano.

Yo aun no se que decir cuando alguien pasa por algo así, pese a que hace 14 años perdí a mi nanita (ella es mi tía, pero la siento mas que eso, segunda madre, abuela, amiga todo) y hasta el día de hoy no consigo superar su perdida, todos los días la recuerdo y le hablo a mis hijas de ella.
uffff podría escribir tanto pero me duele.

Saludos desde Valparaiso.

Karina dijo...

Soy tan requete mala para superar dolores o desprenderme de la gente que no puedo siquiera imaginar el profunco dolor y hueco que debe quedar en el alma cuando muere alguien de verdad verdad cercano. Y pucha, espero que cada vez que tuve que apoyar a alguna amiga que sí pasaba por ese dolor haberme quedado atinadamente callada.

celeste dijo...

Me declaro culpable, la perida mas dolorosa ha sido la de una mascota, pero porque fue en un acciodente.
Aunque lo peor creo que es la forma que me enseñaron a enfrentar la muerte natural, por lo que no tengo el mas minimo tacto a la hora de un funeral. Se ha muerto gente que queria mucho, pero no he sufrido por no tener temas pendientes con ellos, o por pensar que era lo mejor que les podia pasar.
Igual es super dificil sentirse rechazado por ver la muerte de esta forma.

bellota_b dijo...

Yo quiero a los animales,perooo (siemrpe viene un pero luego de algo bueno)al tener hijos me puse tonta y no quise nada de pelos.O sea prioricé mis hijos sin saber que si se puede convivir con animales, teniendo un gran vacio para mis hijos...en fin.Cuando sea mas vieja me pondré weona y trendré un chiguagua :D

bellota_b dijo...

Ya sabré con "una" pérdida importante en mi familia lo que es sufrir de pena.Espero me falte mucho para eso.

blablabla dijo...

Si pero es que derrepente hay gente tan sola que se aferra demasiado a alguna mascota y la muerte de ésta es similar a la de un pariente...cada uno sabe por qué y cuánto sufre no hay nunca que subestimar el dolor de las personas, por mas que sea de una mascota...